22

Ots / 2018

Palos de ciego, David Torres

Autorea: juaninger

Palos de Ciego, David TorresPalos de ciego, David Torres
Circulo de Tiza, 2017
257 páginas, 22 €
ISBN 9788494629976

Post hau gaztelaniaz dago

Palos de ciego es una gran novela. Palos de ciego es un precioso ensayo.
¿Es una novela o un ensayo?. Ni una cosa ni otra, sino todo lo contrario.
David Torres nos habla de su hermano David Torres, muerto al nacer.
Nos habla de los bebés robados en la década de los 80.
De la orfandad y el lastre de llevar el nombre de un muerto.
De la falta del hermano mayor como compañero y guía de juegos.

En Palos de ciego también nos cuenta de sus libros y sus no-libros: del gusto por la aventura, por el conocimiento directo de las historias, de la soledad y el dolor como temas centrales.
Nos habla de Borrón, su no-novela y sus mimbres: la Rusia de Stalin, la batalla de Stalingrado, la NKVD y su control sobre la población, los grandes compositores soviéticos…. con un personaje coral central, los lirniki, los músicos ucranianos ciegos, mendigos que recogen la tradición oral y que fueron masacrados en pleno furor estalinista.

David Torres elabora toda una coreografía que tiene como hilo la música, la música como alivio en los peores momentos, como estandarte en las luchas políticas… para entremezclar todos los elementos apuntados anteriormente.
Crea personajes increíbles como la doctora Bronstein o recrea otros tan enigmáticos como Maria Yudina y su peculiar relación con el Padrecito Stalin.

Consigue un clima de recogimiento y lasitud, aunque a veces los acontecimientos sean crudos y brutales: los suyos son momentos malogrados, vidas malogradas… el hermano no nato, la novela inacabada, los bardos mendigos ciegos tiroteados al borde del camino…Tiene gran capacidad para recrear las atmósferas y su encaje se realiza de manera bastante natural.
Tanto que a veces puede dudarse de si es ficción o no, de si son personajes reales o no, si se trata de anécdotas o son pura fabulación del propio Torres.

¿Se produjo una masacre en Yarkov?¿Murió Stalin escuchando la famosa grabación de Yudina?¿Eran los lirniki un problema real para el poder? .. Estas incógnitas quedan instaladas en nosotros y las propias búsquedas de Torres -de las que disfruta “como un cosaco”- nos abren las puertas hacia nuevas pesquisas.

Un verdadero placer, señor Torres.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude