17

Abr / 2018

Remedios literarios : las medicinas de Ella Berthoud y Susan Elderkin

Autor:

Mi post o entrega del mes de marzo trataba sobre el concepto de biblioterapia, y ahora en abril os propongo a aquellos que creáis en los libros como terapia un vademecum de remedios literarios, novelas para curar vuestros males.

Estas medicinas son propuestas por las autoras Ella Berthoud y Susan Elderkin que estudiaron literatura en la Universidad de Cambridge. Ella Berthoud estudió además Bellas Artes y Susan Elderkin es además escritora, aunque sus novelas no se han traducido al castellano

Desde el año 2008 establecieron un servicio de recetas literarias en la londinense The School of life. Desde entonces prescriben libros a pacientes. Leen todos los libros, dicen que la vida es demasiado corta para leer malos libros.

Las dolencias aparecen en el libro Manual de remedios literarios : como curarnos con los libros” en forma de diccionario de la A a la Z. Hay índice de entradas de las dolencias y un índice de todas las obras citadas.

Me es imposible resumir este vademecun literario, pero tenía curiosidad por conocer como argumentan las autoras la selección de los libros.

Primero busqué los libros que recomiendan para levantar el ánimo, y la depresión.

Las autoras explican los diferentes grados de la depresión. Todos tenemos momentos de agotamiento, sensación de fracaso, tristeza, absurdo de la existencia, pero no es lo mismo que la depresión, la nube negra que se cierne sobre algunas personas sin aviso. Una enfermedad grave y difícil de tratar

Las novelas que se recomiendan para el desánimo son lecturas positivas, frescas , para ayudar a cambiar la percepción de las cosas. Nos proponen diez novelas para levantar el ánimo:

“La Tía Mame de Patrick Dennis ; Tomates verdes fritos de Fannie Flag ; La hija de Robert Poste de Stella Gibbons ; Todas las cosas brillantes y hermosas de James Herriott ; Fiebre en las gradas de Nick Hornby ; ¡Socorro soy padre! de Tony Parsons ; Absurdistán de Gary Shteyngart ; El mayor Pettigrew se enamora deHelen Simonson ; El castillo soñado de Dodie Smith , El gran día de la señorita Pettigrew de Winifred Watson.”

Casi todos ellos están en la red de bibliotecas de Donostia. Si os interesa alguno que no está lo pedís como desiderata. Sabéis que los compramos.

Si realmente se sufre depresión las autoras reconocen que la biblioterapia no es suficiente pero los libros pueden complementar el tratamiento médico. Recomiendan dos novelas muy conocidas: La Insoportable levedad del ser de Milan Kundera y la Campana de cristal de Silvia Plath. Las dos novelas tratan de personas que sufren depresión. La protagonista de la Insoportable levedad del ser, Teresa, es alguien a quién le pesa la vida. Se enamora de Tomás que ha decidido ser un soltero libertino. Teresa tocará fondo e incluso intentará suicidarse pero se sobrepone a su tristeza y sale victoriosa. Este libro está traducido al euskera bajo el título “Izatearen arintasun jasanezina”

Respecto a la Campana de Cristal de Silvia Plath, la autora no consiguió salir de la depresión se suicidó pero su personaje Esther Greenwood consigue abrirse paso a su tristeza. Dicen las autoras la voz de Esther es un gran consuelo para los depresivos. La ligereza de la prosa, la humanidad de Esther hacen aconsejable esta lectura.

¿Qué proponen para el dolor?

“El dolor cuando se padece llena toda tu vida.” No puedes olvidarte. Las autoras nos proponen la obra “Muerte de un apicultor de Lars Gustafsson. El personaje protagonista Lars Westin sufre de cáncer pero decide no ir al hospital para que le quiten el dolor, decide quedarse y vivir, dar largos paseos con su perro y aprender a convivir con el dolor. El arte de soportar el dolor según el autor es un arte como la música, la poesía. Las autoras dicen que si tenemos la desgracia de sufrir terribles dolores hagamos que el apicultor nos acompañe, culpar a otros del dolor no sirve de nada.

No creo que a mí me sirva la muerte de un apicultor pero lo voy a leer, ya que siempre aprenderé algo y por supuesto si el libro no es suficiente los fármacos ahí están.

Las autoras proponen para evadirse del dolor físico o del corazón otras diez novelas.

Hondo de Louis L´Amour ; La mandolina del capitán Corelli de Louis Bernieres ; El zoo de Jamrach de Carol Birch ; Los detectives salvajes de Roberto Bolaño ; Pasaje a la India de E.M. Forster ; En la corte del lobo de Hilary Mantel ; También las vaqueras sienten melancolía de Tom Robbins ; Una ciudad como Alice de Nevil Shute ; El mapa del amor de Ahdaf Soueif ; La historia de Edgar Sawtelle de David Wroblewski.

¿Qué proponen para el acoso? ¿Qué proponen para curar a los abusones?

Lo primero que hay que decir que nadie se considera abusón, pero en el trabajo, en el colegio ¿quién no ha sufrido por este tipo de personas? ¿quién no las sufre? Nos proponen para curar al abusón la novela titulada” Una muerte en la familia de James Agee”. Fue ganadora del Premio Pulitzer en 1958 y según las autoras una de las descripciones del acoso más conmovedoras que conocemos. Lo tenemos en la red de bibliotecas.

Para el acoso escolar nos recomienda dos novelas “Ojo de gato “de Margaret Atwood y Tomás Brown en la escuela de Thomas Hughes”. Las dos víctimas protagonistas de estos dos libros Elaine y Tom reaccionarán de forma muy diferente ante la situación de acoso. La primera con pasividad, la segunda reaccionará contra el abusón del colegio el horrible Flashman. Estas dos víctimas literarias dicen las autoras te darán ánimos, y al final sus experiencias les hacen fuertes.

Podría seguir así hablando de enfermedades y sus remedios, y no terminaría nunca. Pero en realidad este buen libro, editado por la magnífica editorial Siruela, te hace conocer más literatura, te hace ver como se argumenta para proponer una lectura para un momento anímico concreto. Para aquellos que hemos estudiado filología sabemos que el análisis del libro se hace desde muchos puntos de vista y cuanto mas desmenuces un libro más utilidad le buscarás.

Si quieres saber qué leer para el agotamiento, para el alcoholismo, cuando eres adolescente, cuando quieres salir del armario, cuando no puedes dormir… mira este libro. Si funciona bien, si no habrás conocido otro autor. Como dice Antonio Basanta “leer es conjurar el vacío de la nada”, el vacío de esta sociedad

Como las autoras son inglesas casi todos los libros prescritos son de literatura inglesa, pero no os preocupéis en mi siguiente entrega os hablaré  un poco de las propuestas curativas del libro “Libroterapia” : leer es vida de Jordi Nadal. La selección de Jordi Nadal es más universal.

Quizás habrá que escribir el libro de los remedios literarios de la literatura vasca. ¿quién se atreve?

 

 

26

Mar / 2018

Biblioterapia, ¿son los libros capaces de curar males?

Autor:

Libros que curan

La biblioterapia no es una ciencia, pero todos podemos afirmar que los libros, en concreto, las novelas nos pueden ayudar a atravesar momentos difíciles.

El término biblioterapia existe, no es un invento moderno, ya desde la antigüedad se creía en el poder curativo de la literatura.

Katherine Lui Gómez Mujica licenciada en Bibliotecología por la Universidad Central de Venezuela, nos acerca en este libro de biblioterapia, a las definiciones, al recorrido histórico, a los tipos de biblioterapia que se pueden realizar. Aborda el tema de los profesionales que la practican, desde psicólogos, psiquiatras y bibliotecólogos o bibliotecarios.

El término bibliotecología como sabéis se utiliza en América del Sur, en España utilizamos biblioteconomía. Ambos conceptos muy extraños para un público que sabe poco de la ciencia y el estudio de las bibliotecas. En realidad la autora nos habla de la biblioterapia como práctica profesional del bibliotecólogo, por eso el libro está dedicado preferentemente a los profesionales de las bibliotecas.

Es un estudio muy interesante sobre la biblioterapia y me ha sorprendido el hecho de que muchas de las afirmaciones que se vierten se basen en experiencias concretas de los años sesenta en hospitales de Estados Unidos. En concreto en la biblioteca del Agnews State del Hospital de San José, California.

En este hospital se trabajaba la curación de dolencias físicas a través de libros. El equipo sanador contaba con un biblioterapeuta o psiquiatra junto con el bibliotecólogo como la persona que analiza el material, las lecturas para las sesiones de grupo. El proyecto tuvo mucha aceptación y se mantiene.

Cualquiera no puede dedicarse a la biblioterapia. Es fundamental reconocer la formación específica del biblioterapeuta y la del bibliotecólogo. Ambos deben ser capaces de evaluar la capacidad lectora del paciente, seleccionar la literatura adecuada, utilizar técnicas proyectivas para estimular las discusiones del grupo. Es necesario un equipo de profesionales que trabajen conjuntamente. Desconozco si en hospitales de Euskadi se trabaja algo de biblioterapia.

Para los incrédulos, ya he dicho que no es un invento moderno. Quiero apuntar que en Egipto, las bibliotecas se localizaban en templos que se llamaban “Casas de Vida” centros de conocimiento y de espiritualidad.

Para los romanos se asoció la lectura con el tratamiento médico, y los griegos consideraban las bibliotecas como medicina del alma.

En la Edad Media, la lectura de textos sagrados en el transcurso de una operación era algo habitual. No creáis que sólo se leía la Biblia, también las epopeyas, o tragedias que cumplían fines terapéuticos.

También en el siglo XIX en los hospitales psiquiátricos se utilizaba. Benjamin Rush en el año 1802 fue el primer investigador norteamericano en recomendar la lectura a los pacientes de modo general y además recomendó la biblioterapia a personas con conflictos internos, depresión, miedos, fobias y a los ancianos en general.

En Estados Unidos muchos autores continúan estudiando sobre la biblioterapia: Caroline Schrodes, Esther A. Hartman, Mary Jane Ryan entre otras.

¿Cómo podemos definir de forma sencilla la biblioterapia? Biblioterapia es:” La utilización de libros y otros materiales en un programa de lectura dirigida, prescrita como terapia auxiliar en el tratamiento de desórdenes mentales y o emocionales y ayudar a corregir los desajustes sociales”

Según Caldin, C.F. otro teórico,”la biblioterapia es una herramienta útil en la lucha contra las tensiones de la vida cotidiana y actúa como pacificadora de las emociones al realizar la catarsis para el disfrute de las necesidades literarias y estéticas de los seres humanos”

Para Fontanelle, M.F.” la biblioterapia es el uso de materiales de lectura como auxilio terapéutico en la medicina y la psiquiatría y también ayuda en la solución de problemas de la lectura dirigida”

Para Bentes Pinto V. “Es una actividad terapéutica “

En todas las definiciones queda claro que los libros se pueden utilizar para sanar siempre que haya un psiquiatra que con la ayuda del bibliotecario, haga que la lectura libere la angustia, el dolor físico o psíquico.

No tenemos en nuestra red de bibliotecas de San Sebastián,  experiencia terapéutica, pero sabemos que por ejemplo los clubes de lectura, son en cierto modo, formas de socialización. Cada vez más, muchas personas mayores, (hoy en día jubilados de sesenta hay muchos) van a los clubes de lectura para no estar solas, para hacer amistades, para que las historias que leen les hagan olvidar los sinsabores de la vida cotidiana, para salir de casa, para encontrar otras personas, para aprender… Ciertamente algo de terapia ya hacemos.

La literatura nos transporta hacia otras vidas. La receta leer habitualmente, ganarás en salud, felicidad y aprenderás. Estas medicinas se encuentran por supuesto en las librerías y en las bibliotecas. La medicina puede ser en papel, o digital, o incluso en audiolibro.

No estamos hablando de libros de autoayuda, tan populares y tan exitosos. Hablamos de la capacidad sanadora de la ficción, de las novelas. A veces funciona el argumento, otras el ritmo de la prosa, en otras la admiración hacia el personaje principal. Siempre hay un libro que nos conmueve y emociona.

Este libro lo podéis consultar en la red de bibliotecas donostiarras.

26

Feb / 2018

¿Leemos menos en la era digital?¿Leemos de modo distinto?

Autor:

Reading in a digital age

En el informe que os presento “Reading in a digital age”, se analiza la lectura en la era digital. Nadie puede negar que la lectura ha cambiado dramáticamente. Hace sólo veinte años leíamos únicamente en formato impreso: libros, periódicos, revistas, informes académicos, libros de texto, manuales universitarios.

Hoy en día los ámbitos de la lectura han aumentado enormemente. Leemos páginas webs, blogs, tweets, mensajes de correo electrónico, mensajes de facebook, y libros electrónicos. En palabras de la bibliotecaria canadiense Barry W. Cull “Internet es un mundo saturado de textos. Esto sólo podría ocurrir en una sociedad altamente alfabetizada”

A primera vista esta situación nos podría parecer idílica, Vivimos en una sociedad en la que el acceso a los libros es más fácil que nunca. Proliferan las bibliotecas digitales gratis, las plataformas de préstamo de libros electrónicos gratis, las bibliotecas presenciales más o menos bien surtidas. Podríamos pensar que en la era digital todo son ganancias, todo son ventajas.

Y sin embargo la controversia respecto a la lectura digital existe entre los expertos, los bibliotecarios, los libreros, los lectores. ¿Leemos menos? ¿Leemos sin profundidad? En el último informe Pisa Euskadi ha salido muy mal y en nuestras aulas las tablets y los ordenadores se incorporan a los dos años. ¿Qué ocurre con la comprensión lectora? ¿qué ocurre con los niños y niñas, los llamados pomposamente nacidos digitales?

David M Durant en este informe de cuarenta y siete páginas y una bibliografía de siete páginas analiza la lectura y la neuroplasticidad. Analiza la diferencia entre la lectura lineal qué equipara con la lectura tradicional, la impresa y la lectura digital. Acuña otro término lectura tabular. Recoge las opiniones de distintos expertos, las opiniones y estudios que se han realizado con lectores en distintas universidades europeas y americanas. Nos habla del falso aumento de la venta de libros electrónicos.

El autor es profesor asociado y bibliotecarios en la biblioteca de J. Y. Joyner en Greenville, Carolina del Norte.

ALGUNOS TITULARES

Tenemos que recordar que la lectura no es una habilidad con la que nacemos. No es innata. Es un aprendizaje. El fenómeno de la lectura está relacionado con la neuroplasticidad. Según los expertos Maryanne Wolf y Mirit Barzillai “ La plasticidad es una capacidad para formar y reformar redes neuronales a partir de la visión, del conocimiento y de la escritura”.

Es decir la lectura es posible porque el cerebro es capaz de renovarse. Por lo tanto cuanto más se lee, más fácil nos resulta. Cuanto menos se lee más difícil es, más esfuerzo cuesta. ¿Vemos el problema que tenemos con niños que leen lo justo, lo obligado? ¿A qué esperamos para poner remedio? ¿Planes de lectura o simplemente leer y leer en clase? ¿Hay que obligar a leer?

 

¿Se lee igual de forma impresa, la lectura lineal respecto a la lectura digital o tabular? ¿Es lo mismo leer a Tolkien que un tweet, que la búsqueda de información?

A todas estas preguntas no responde el autor de forma tajante pero si, nos dice que la lectura impresa y la lectura digital desarrollan distintas redes neuronales..

Según  Katherine Hayles profesora de la Duke University se reconoce que la lectura lineal, la impresa es una proceso muy sofisticado que incluye análisis, reflexión e interiorización. Leer literatura no es lo mismo que leer un texto informativo. Cuando se lee mucho este proceso sólo necesita unas milésimas, pero si se lee poco…

La lectura digital, la tabular se focaliza en textos cortos. No en vano me dicen siempre que en el blog escriba poco, que en la web nadie lee textos largos.

Por lo tanto no se lee igual. En eso todos los expertos, los escépticos digitales y los pro digitales coinciden

¿La lectura digital es más superficial que la lectura impresa?

En este aspecto hay opiniones distintas. Hay escépticos de la lectura digital y otros que apenas ven diferencia entre un modo de lectura y otro. Se han realizado muchos estudios.

Por citar uno, en la Universidad de Alemania Johannes Gutenberg,en el año 2011 se realizó un estudio para comparar el esfuerzo mental requerido para leer en formato impreso y en e-reader o Tablet. El estudio se realizó con cincuenta personas. Jóvenes y adultos. No hubo diferencias reales significativas entre ambas formas de lectura respecto a la superficialidad de ambas formas de lectura.

Es curioso que en lo que coincidieron, los jóvenes y los adultos fue en la preferencia del libro impreso.

Tampoco el estudio de Sara J. Margolin en el año 2013 encontró diferencias . Sin embargo en Noruega en la Universidad de Stavanger en un estudio con setenta y dos noruegos si se dieron grandes diferencias respecto a la superficialidad de la lectura digital frente a la lectura impresa.

¿Hay un gran aumento de la lectura digital?

En un primer momento si. Pero en la actualidad se constata que tampoco la lectura digital sea la preferida por los jóvenes. Muchos de ellos prefieren la lectura del libro impreso. La venta de e.books se ha estancado.

Algunas conclusiones

Creo que es difícil dar respuestas tajantes en todo lo relacionado con la lectura y las nuevas tendencias. Si se puede afirmar que la lectura digital ha venido para quedarse. Este informe es fundamental. Os lo recomiendo.

El autor afirma que estamos construyendo un cerebro con doble capacidad o “Bi literate Brain”. Deberíamos trabajar para que las dos formas de lectura, la impresa y la digital se desarrollaran con sus correspondientes procesos neuronales en el cerebro de nuestros jóvenes y niños.

Podemos afirmar que ante los problemas de lectura en niños y niñas surgen en EEU movimientos conocidos como “Slow Reading” Lectura lenta. Este movimiento muy activo en EEUU preconiza la importancia de preservar la lectura impresa dedicándole tiempo, espacio y los bibliotecarios forman en general parte de este movimiento.

Tenemos que conseguir que los niños y niñas aprendan a leer de las dos formas. La forma lineal lenta, impresa no debe desaparecer. Por supuesto la digital ya está aquí y va a quedarse. Debemos conseguir que por lo menos treinta minutos al día se lea literatura de forma impresa.

Siempre he defendido la lectura digital como otra forma añadida a la lectura impresa. En estos momentos lo que me preocupa como directora de bibliotecas, es la desafección para la lectura impresa de los niños y niñas. Tenemos que trabajar para recordar a los padres de esos niños que “la lectura es esfuerzo” y que a leer se aprende leyendo.

31

Ene / 2018

Innovación en las bibliotecas públicas : buenas prácticas

Autor:

Este primer post del año 2018 lo quiero dedicar a recomendar un libro sobre innovación en el ámbito de la biblioteca pública. El libro recoge buenas prácticas en bibliotecas de todo el mundo, preferentemente Estados Unidos, bibliotecas nórdicas, Australia …

La utilización de palabras como innovación, cooperación, sinergias, colaboración, convergencia, etc y etc. cuándo se utilizan en los discursos de gestores culturales, bibliotecarios “modernos”, políticos, asesores, periodistas….pueden parecer huecas, vacías, repetitivas.

No es el caso de este libro, escrito por una profesional bibliotecaria con formación académica sólida, y una experiencia real en el ámbito en el que escribe. La autora Kristie Nicholson es bibliotecaria en la ciudad de Perth, oeste de Australia en el servicio bibliotecario de Armadale. Es licenciada en humanidades inglés e Historia antigua, con honores y tiene un posgrado de información y biblioteconomía.

En el año 2012 ganó la beca de viaje “Kay Poustie”, de la asociación de bibliotecarios de Australia , Como parte de la beca de viaje la autora examinó e informó sobre las actividades de innovación en Gran Bretaña y en Europa, en las siguientes bibliotecas Amsterdam. Delft, Copenhague, Malmö, London, Cardiff, Manchester y Liverpool. Los resultados de su informe se presentaron en el año 2014 en el congreso de bibliotecas públicas del Oeste de Australia y en el año 2016 también en otro informe. Kristie Nicholson es en la actualidad, presidenta del grupo de recursos electrónicos de todas las bibliotecas del Oeste de Australia.

Tiene por lo tanto la autora conocimiento académico y experiencia contrastada. Hay que recordar que las buenas prácticas en bibliotecas pueden funcionar en una comunidad, ciudad y en cambio fracasar en otra. Pero siempre es necesario conocerlas.

No traslademos lo que funciona en el extranjero, a nuestra realidad sin una previa reflexión sobre el entorno geográfico y cultural. Como ejemplo en una ciudad nórdica poner una bar en la biblioteca es novedosos, necesario, pero en¿ San Sebastián dónde proliferan los bares…?

¿Cómo está estructurado el libro?

Tiene una pequeña introducción, que da una visión general, define la palabra innovación y explica la metodología empleada en el estudio. Además consta de cuatro capítulos, las conclusiones, índices y apéndices. Cada capítulo tiene su propia bibliografía. Doy mucha importancia a la bibliografía y a la metodología en los estudios. Me parece que la sociedad tiene que volver a valorar las opiniones basadas en fuentes fiables. Menos redes sociales para las cosas serias.

En el primer capítulo se da una visión general de la innovación en bibliotecas. Innovación en el tratamiento de las colecciones, en los servicios al ciudadano, en la tecnología, en nuevos programas y en los edificios bibliotecarios.

El segundo capítulo nos habla de bibliotecas o mejor dicho redes de bibliotecas innovadoras. Cinco son las elegidas. Edmonton Public Library en Canada, en Singapur la Biblioteca Nacional, en Alemania La biblioteca pública de Stuttgart, en Dinamarca la tan conocida Biblioteca Pública de Aarhus y de Estados Unidos la biblioteca pública de Chicago.

En el tercer capítulo se abordan aspectos que todos los profesionales conocemos como necesarios en el futuro de las bibliotecas: La Creación en bibliotecas ; la Participación de los usuarios en áreas hasta ahora exclusivas de los profesionales como la adquisición de fondos. Trabajar una real participación y no hacer “todo para el usuario pero sin el usuario”. El trabajo con las asociaciones, trabajar el aprendizaje y la renovación de los edificios. ¿Es esto nuevo? ¿No lo hacemos ya?

No podemos hacer todo todos, lo interesante del libro es ver cómo cada biblioteca focaliza sus esfuerzos en un área concreta. No podemos ser tan ingenuos y creer que vamos a innovar en todo. Hoy menos que nunca sirve el chocolate para todos.

Por último el cuarto capítulo es especialmente interesante porque identifica acciones concretas para conseguir los objetivos innovadores que cada biblioteca se fije.

Es tiempo de balances, de estadísticas de reflexión de proyectos nuevos y yo voy a ir acompañada de un buen libro “Innovation in public libraries” editado por Chandos, impreso por Elsevier y con la fecha de publicación de 2017.

 

15

Sep / 2017

Leer en la Biblioteca de la playa de la Concha, leer en Eguzkiteka, es un placer

Autor:

Eguzkiteka en agosto

Eguzkiteka BiblioPlaya en agosto

Eguzkiteka en agostoEguzkiteka en agosto

El pasado 31 de agosto cerramos la biblioteca de la Playa de la Concha, Eguzkiteka. En este blog, en el post de julio, os hablé de la apertura de este nuevo espacio en la playa, de las características del mobiliario, del número de volúmenes, del horario, de la prensa que se podría consultar, de la hora del cuento diaria a las 17h de la tarde. No voy a repetir los datos.

Ahora toca hacer balance o mejor dicho una reflexión. Era un proyecto piloto, nuevo en la ciudad. Un balance es algo frío, se recogen las cifras y yo prefiero para cerrar este primer año de Eguzkiteka, contaros mis impresiones, hablaros del éxito de esta iniciativa, de la acogida tan positiva de todas las personas que pasaban por el voladizo de la Concha.

Durante el mes de julio fui casi todos los días, por eso personalmente me transmitieron su enhorabuena las personas que allí se acercaban, con curiosidad. a pesar de la campaña informativa muchos descubrían el espacio por pura casualidad. Es difícil comunicar noticias sobre las bibliotecas

Las cifras, no pueden competir con las actividades multitudinarias de otros eventos del verano donostiarra. El espacio es pequeño. Si el tiempo era bueno (ha sido un mal verano en el Cantábrico), todo el aforo estaba completo. Todas las sillas de color blanco estaban ocupadas. En total más de 3.000 personas han utilizado el servicio biblioteca estos dos meses. En realidad no son ni dos meses, ya que abrimos el 7 de julio. Hasta los días de lluvia se han acercado padres con sus hijos a la hora del cuento. En el norte se va a la playa aunque llueva, eso si con chubasquero.

Eguzkiteka en agosto

Eguzkiteka en agosto

La lectura de la prensa ha sido un éxito. Tuvimos que duplicar algún título y comprar para los economistas el diario Expansión. También en la playa quieren algunos seguir la economía.

El año que viene mejoraremos el tema de la colección. Habrá más oferta. Más libros para niños y niñas, más libros en euskera.

El servicio de préstamo, llevar el libro a la toalla, ha funcionado. Y tengo que decir que me ha sorprendido gratamente el civismo de las personas. No hemos perdido casi libros. Hemos hecho una media de 12 préstamos de libros para leer en la toalla. Hemos prestado en inglés más que en francés y los préstamos a la toalla suben si hace buen tiempo. Gracias

Leer en el espacio biblioteca ha sido muy bien acogido. Había usuarios que venían todos los días a leer el mismo libro hasta terminarlo. No querían llevarlo a casa. Os recuerdo que las bibliotecas están abiertas con préstamo tradicional. Estos usuarios querían leer mirando el mar. Hay muchas bibliotecas en las playas, en los parques, en las piscinas, pero ninguna tiene la vista de Eguzkiteka, el marco incomparable de la Bahía de la Concha, con la isla de Santa Clara.

Un tercio de nuestros usuarios han sido turistas o visitantes de un día. Otro tercio son de pueblos de la provincia pero la mayoría ha sido público donostiarra. Hemos tenido el mismo número de niños que adultos. Un público familiar se acercaba a la hora del cuento, por la tarde. Una media de 25 niños y niñas.

Eguzkiteka en agostoEguzkiteka en agostoEguzkiteka en agosto

Las imágenes y fotos no hacen justicia a la Biblioplaya. Es difícil hacer buenas fotos, en ese espacio. He seleccionado algunas del mes de agosto y os transcribo algunas de las felicitaciones recibidas, sin cambiar nada. Por escrito hemos tenido 41 felicitaciones, pero verbalmente muchas más.

Ahí va una pequeña muestra. El año que viene volveremos e intentaremos mejorar. Gracias

Me encanta venir a esta biblio

“Quiero felicitar a los promotores de Eguzkiteka y principalmente a los cuentacuentos. Mis hijos han disfrutado

Nos parece una idea genial, muy especial y educativa. ánimo y a por más proezas como ésta¡¡

Kontxa Hondartzako liburutegia. San Sebastián, Donostia

Kontxa Hondartzako liburutegia. San Sebastián, Donostia

Eguzkiteka en agosto

Por medio de este escrito quiero manifestar, que estoy muy contento con esta iniciativa cultural de fomento de la literatura y del “ocio”. estamos satisfechos tanto con la biblioteca como con los cuenta cuentos.. Os pido que el año que viene se repita. Felicidades y gracias!

“He estado muy satisfecha con este servicio. Por lo que me encantaría que el año que viene lo volvieran a poner. Así como que volvieran a estar las mismas personas que han sido muy amables y serviciales.”

“Esta muy bien este servicio. Estaría bien que estuviera abierto hasta octubre”.

Mi sugerencia es para que repitan y alarguen esta iniciativa. Es muy agradable leer a la sombra, con la brisa del mar y estas espectaculares vistas. Gracias por fomentar espacios para la lectura que además incluyen a los más pequeños”

19

Jul / 2017

Eguzkiteka : Biblioteca de la playa de la Concha

Autor:

Eguzkiteka uztailak 18an, biblioteca de la Playa de la ConchaPúblico adulto leyendo en la biblioteca de la Playa de la Concha Cuenta cuentos en la bilbioteca de la Playa de la Concha

Buscar nuevos espacios de lectura en verano, no es una asignatura pendiente para DonostiaKultura y sus bibliotecas ya que llevamos más de veinte años, desde 1998, abriendo la preciosa biblioteca del Monte Urgull, ubicada en la actualidad en la Batería de las Damas.

Sin embargo la ubicación en el monte disuade a bastantes usuarios y DonostiaKultura  este año 2017 oferta, un nuevo servicio en la Playa más conocida de nuestra ciudad, en la Playa de la Concha. La biblioteca se llama Eguzkiteka

Se está produciendo dentro del tradicional mundo de las bibliotecas un movimiento valiente, de apertura de los servicios bibliotecarios hacia nuevos espacios. Jardines, parques son espacios que se están ocupando por las bibliotecas. Un ejemplo importante el de la ciudad de New York y su programa UNI. Parques, jardines, salas de lectura al aire libre proliferan por toda la ciudad.

Leer en la playa es una actividad tradicional en verano. Las bibliotecas de DonostiaKultura dan un paso adelante y se van a la playa o al paseo de la playa. Se acercan al usuario, le dan la confianza y le prestan los libros olvidando las normas. Creemos en el civismo de la gente.

Hemos hecho ya más de 100 préstamos, cien personas que se han llevado el libro a la toalla y todos los libros se han devuelto. Les pedimos los datos si, pero sobre todo para llevar la estadística , saber si el servicio ha funcionado.

FUNCIONAMIENTO

Eguzkitekan

Eguzkiteka está abierta desde el 7 de julio hasta el 31 de agosto.

Está ubicada en la zona semicircular del voladizo de la playa de la Concha, a la altura de los relojes y ocupa 60 metros cuadrados. La Biblioteca, si nos situamos en la arena, ocupa la mitad izquierda del espacio que antes tenía la discoteca La Rotonda..El espacio que queda debajo de la rampa es la zona de cuentacuentos. La escalera de acceso a la playa queda libre y por supuesto se respeta el paso del voladizo..

La estructura de cerramiento no es fija, todas las estanterías son móviles y tienen puertas corredizas. Los usuarios la han bautizado como biblioteca móvil. Las puertas evitan que los libros  se caigan al suelo cuando las movemos y evitan que el libro se moje, cuando “la galerna” se instala en la playa de la concha. 

Respecto al horario, Eguzkiteka : Biblioteca de la playa de la Concha se abre todos los días, de lunes a domingo de 11.00 de la mañana a 19:30 de la tarde.

Todas las noches se recoge todo el mobiliario y se guarda en un almacén que se encuentra en el mismo voladizo. Además de las estanterías de color blanco, hay una mesa pequeña móvil para el personal bibliotecario que atiende el Servicio. Hay sillas para los usuarios y usuarias y alguna mesa para dejar los libros utilizados.

La hora del cuento se hace en el espacio que queda debajo de la rampa. Los niños y niñas se sientan encantados en el césped artificial. La hora del cuento es diaria de lunes a domingo, a las 17h de la tarde.

La lectura mirando al mar, a la isla de Santa Clara,  desde el voladizo, es un privilegio.

Haurrak eguzkitekan

FONDO BIBLIOGRÁFICO

La colección o fondo bibliográfico es apropiada para la lectura informal y puntual. Una colección de 700 libros aproximadamente Hay revistas y periódicos. Leer la prensa, las revistas, releer alguna novela, disfrutar con cómics para los niños y niñas, con los álbumes y los libros infantiles, así como poder consultar los libros sobre nuestra ciudad en la playa, es un buen servicio al ciudadano local y al turista.

Comics

frantsesez

Se puede leer en el espacio acotado, o se pueden llevar los libros a la toalla. uno por persona.  En este caso, como ya he dicho se piden los datos de filiación y se tiene que devolver el libro antes del cierre.

El que quiere seguir leyendo el mismo libro, le damos un marcapáginas para que apunte la página en la que se ha quedado. Ya se que no os lo creeréis pero ya hay más de un usuario que viene todas las tardes y continúa leyendo el mismo libro.

Las revistas  y diarios sólo se podrán leer en la biblioteca. Tenemos la prensa local, periódicos en francés Le Monde y Sud-Ouest, en inglés New York Times. Hello, Hola, Muy Interesante, Argia… Una colección de 40 títulos

Es objetivo de Donostia Kultura llegar a nuevos públicos y es objetivo fundamental para las bibliotecas impulsar la lectura. Leer fuera de las paredes de las bibliotecas.

Si venís a San Sebastián, y a la playa de la Concha, a daros un baño, no olvidéis acercaros a Eguzkiteka : la nueva biblioteca o el nuevo espacio de lectura.


Eguzkiteka Biblioteca de la Playa de la Concha de San Sebastián uztailak 16

Hora del cunetp enla Playa de la Concha de San Sebastián

Eguzkitekan irakurtzen- Leyendo en la biblioteca de la Playa de la Concha

Playa de la Concha, día nublado

Vídeo de Euskal Telebista sobre Eguzkiteka

29

Jun / 2017

Bibliotecas inverosímiles, bibliotecas especiales, bibliotecas móviles : un recorrido visual

Autor:

Bibliotecas extrañas-holandés

Improbable librariesEs tiempo de viajes, de descanso, empieza el verano. Cuando estuve en Leeuwarden, hace un año, compré en holandés el libro de Alex Johnson, titulado “Buitengewone bibliotheken”. Por supuesto no entendía el significado de la palabra “Buitengewone” pero si la palabra “Bibliotheken”. La foto de la cubierta del libro era un bibliobus. Al hojear las páginas, me encuentro con un libro lleno de fotografías de bibliotecas, curiosas, divertidas, especiales, poco frecuentes… No pude resistirme y lo compré.

Hace poco en Amazon encontré la versión en inglés del mismo libro con el título “Improbable libraries : a visual journey to the world,s most unusual libraries “que he traducido como “Bibliotecas inverosímiles : un recorrido visual por las bibliotecas menos comunes del mundo”. La cubierta del libro en inglés es distinta a la del libro holandés. Está editado por la Universidad de Chicago en el año 2015. La dedicatoria del libro dice así “Para mi madre y mi padre, para Wilma, Thomas, Edward y Robert con los que he compartido mucho tiempo feliz en las bibliotecas de todo el mundo, durante más de 45 años”

El autor Alex Johnson es hijo de bibliotecarios.   Es periodista inglés y trabaja en el periódico “The Independent”. También es consultor editorial. Tiene un blog sobre estanterías de libros, que he empezado a seguir. Publicó hace poco en la editorial Thames & Hudson, el libro titulado “Bokkshelf” Esta es la dirección del blog por si sois también amantes de las estanterías de libros. http://www.onthebookshelf.co.uk/p/shedworking.html

En la actualidad Alex Johnson vive en St Albans, Hertfordshire, con su mujer y sus tres hijos

¿De qué trata el libro?

“¿Tu biblioteca llega a tu casa en un elefante?¿Acaso tu biblioteca flota en el río? ¿Puede estar tu biblioteca en una cabina de teléfonos inglesa?¿Puede estar en la estación de tren, en el aeropuerto, en el parque, en un jardín, en la playa, en el hotel…?”

Bibliotecas inverosímiles recrea la revolución de las bibliotecas públicas en un intento de hacer llegar los libros a cualquier espacio. La ayuda de arquitectos, ingenieros, diseñadores en la disposición del espacio y en la creación de estanterías especiales hacen que además de salir de las paredes de la biblioteca, transforman el espacio biblioteca.

Este mundo de bibliotecas especiales rompe con las normas del préstamo, apuesta por la honestidad de los usuarios. Los libros se pueden llevar en préstamo sin necesidad de que el usuario esté registrado en una base de datos. Volvemos en muchos casos a un simbólico préstamo manual y a poner de verdad al usuario en el centro de la actividad. Nos fiamos de él, nos devolverá el libro. Le decimos coge el libo, devuelve el libro.

La mayoría de las bibliotecas de este libro pone también “al bibliotecario” en el centro del servicio. Es un bibliotecario vocacional. Cree en el servicio que presta. Le encanta estar entre libros. Y comprende al usuario. En algunas de estas bibliotecas la labor del voluntariado es fundamental, por ejemplo en la conocida “Story Tower” construida por estudiantes de diseño de Latvian en Finlandia. Esta “Torre de las historias” remplazó durante un tiempo a la biblioteca pública cerrada por obras.

Estructura del libro

El libro se divide en siete capítulos. Además contiene, una pequeña introducción, una buena bibliografía, la biografía del autor y las referencias a las 240 fotografías que hacen que el recorrido entre bibliotecas sea visual.   El autor ha clasificado las bibliotecas por sus características y éstas dan nombre a cada capítulo.

Bibliotecas en movimiento, “Libraries on the move. En el siglo XXI pasamos mucho tiempo viajando en tren, en avión, en automóvil. Por eso han surgido bibliotecas en estos lugares. En este capítulo aparecen las bibliotecas de los aeropuertos, la preciosa biblioteca del aeropuerto de Schiphol en Amsterdam. Las bibliotecas del metro de Madrid y Santiago (no se si con la crisis cerraron). El bibliotren que se puso en funcionamiento en la línea de Cataluña, Madrid; El biblio Taxi de Sao Paulo, y algunas bibliotecas de hoteles lujosos como la Biblioteca de Koh Samui en Tailandia. Que tiene nada menos que 1.300 volúmenes. Se pueden comprar los libros y o llevarlos en préstamo.

El segundo capítulo se titula “Bibliotecas salvajes “o “Animal Libraries. Perdonad las traducciones.

Podemos creer que los bibliobuses son la única solución para llevar libros a zonas recónditas. Pero a veces cuando no hay carretera, entonces se utilizan animales para llevar libros. El biblioburro es la solución para poder llegar a muchos pueblos de Colombia. Las bibliomulas son necesarias para llegar a las comunidades rurales de Venezuela. En Mongolia para poder llegar a las comunidades nómadas del desierto de Gobi, se utiliza el camello. En Etiopía se utilizan los caballos. En Laos podéis encontrar al elefante que lleva los libros a los pueblos rurales. En muchas de estas zonas recónditas a lo largo de todo el mundo, el caballo, los burros, las mulas, los elefantes o camellos son preferidos como medio de transporte por los bibliotecarios antes que los medios mecánicos.

El tercer capítulo está dedicado a las “Minúsculas bibliotecas” o “Tiny libraries”. Este capítulo recopila las bibliotecas de las cabinas de teléfonos, de los kioskos experimentales, de los frigoríficos, de pequeñas bibliotecas libres que se llaman así “Free libraries”. En estas Free libraries el lema es “coge un libro, devuelve el libro”. Las cabinas de teléfono inglesas, fueron puestas en venta por British Telecom por una libra esterlina y se animaba a que el espacio se convirtiera en algo útil. Muchas de ellas se convirtieron en bibliotecas libres.

El año pasado, año de la capitalidad cultural de mi ciudad, tuvimos una iniciativa conocida como “ Book Box” reflejo de esta filosofía “coge un libro” devuelve un libro. Uno de estos “Book box” que traduzco “Caja de libros” está situado en el centro cultural de Intxaurrondo. Se inauguró el 27 de enero y se recogen libros, periódicos. Esta iniciativa tiene como objeto la sostenibilidad, y el fomento de la lectura. Otra de estas estanterías de libros móviles está en Tabakalera.. Mi compañera bibliotecaria Isabel Vesga me dice que está funcionando muy bien. No ha habido colisión con el préstamo de libros habitual.

Estas iniciativas de “Free Little library” “pequeñas bibliotecas libres” se han extendido por Canada, Ghana, Pakistan, India y Países Bajos. Esta iniciativa no promueve sólo la lectura sino también la pertenencia a la comunidad. En estas bibliotecas minúsculas es muy importante el diseño de la estantería.

Bibliotecas grandes o “Big libraries” es el cuarto capítulo. En este capítulo se destacan algunas bibliotecas impresionantes por su innovación. La biblioteca de la Universidad de Aberdeen en Escocia, la biblioteca de Luckenwalde en Alemania en la que el edificio se concibió como un anexo a la estación de tren, la biblioteca del futuro en Corea del Sur, la Biblioteca de Birmingham conocida como Palatial Public library o la gigante decoración de la biblioteca de Kansas City que recrea los lomos de 22 títulos de libros propuestos por lectores locales.

No podían faltar las bibliotecas de casa o Home libraries. En realidad las bibliotecas más personales son las que tenemos en casa. Hace poco leí una cita literaria en la que se aconsejaba desconfiar de las personas que no tenían libros en su casa. Las casas y las bibliotecas que aparecen en el libro, te ponen los dientes largos de envidia.

El sexto capítulo está dedicado a las Bibliotecas móviles o Mobile libraries. Son muy curiosas las fotografías de bibliotecas en botes, y barcos. Menos novedosas las bibliotecas en bicis, y espectacular el bibliobús de Ciudad de México. No faltan las bibliotecas de playa, como la de famosa biblioteca de la playa de Metzitzim en Tel Aviv, abierta en el año 2013.

El séptimo y último capítulo lo ha titulado el autor como “not libraries” “no bibliotecas”. Principalmente las bibliotecas de los bares, o de los pubs.

Como he dicho en la introducción todas estas bibliotecas responden a un intento de llevar el libro allí dónde el ciudadano se encuentre, y a romper con la rigidez de las normas de préstamo. ¿Seremos capaces en mi ciudad de respetar un sistema de devolución de libros sin que medie el carné de biblioteca ? El tiempo lo dirá.

Me encanta este libro. Os lo recomiendo.

17

May / 2017

Bibliotecas del siglo XXI, una selección de obras maestras

Autor:

Library- architecture and designTengo en mis manos un libro sobre las obras maestras de las bibliotecas, del siglo XXI. El título del libro es Library : architecture + design . Masterpieces” que traduzco “Biblioteca : Arquitectura + diseño. Obras maestras”

La selección de las bibliotecas la ha realizado la autora Manuela Roth. El libro está inglés, aún no se ha traducido al castellano, ni al euskera.

La edición es muy cuidada. La editorial es alemana “Braun publishing”. Contiene referencias a nada menos que setenta bibliotecas de todo el mundo. Se trata de una segunda edición del libro, revisada y adaptada. Esta edición es del 2015 y la primera edición es del año 2011.

Sobre la autora Manuela Roth puedo deciros que nació en 1980 y que estudió Diseño de interiores en Alemania y en EEUU. Después de trabajar varios años en este campo, en las ciudades de Stuttgart y Düssedolrf, desde el año 2017 ha trabajado en editoriales. Ha publicado varios libros sobre arquitectura y diseño. Actualmente vive en Berlin y trabaja de periodista como “freelance”.

El libro es magnífico para los amantes de las bibliotecas, para los arquitectos y diseñadores, para los fotógrafos y para el público en general. Teniendo en cuenta que hoy en día se viaja mucho, es interesante saber en qué ciudades podemos encontrarnos con obras maestras de bibliotecas.

Hay otra razón para descubrir este libro, y para recomendarlo en Euskadi. Os preguntaréis ¿Hay alguna biblioteca de Euskadi seleccionada? La respuesta es si. Hay dos. Una, la biblioteca Universitaria “Carlos Santamaría” de San Sebastián en la página 152 y la Biblioteca de la Diputación de Vizcaya, en la página 148. La Biblioteca de Vizcaya se encargó al estudio IMB arquitectos y la biblioteca Carlos Santamaría a JAAM sociedad de arquitectura.

¿Cuáles son las otras sesenta y ocho bibliotecas que merecen el calificativo de obras maestras? ¿Cuáles son los estudios de arquitectura qué las proyectaron? ¿Quíénes han realizado las fotos de cada biblioteca para el libro?

Encontraréis las respuestas detalladas en el libro. Disfrutaréis con las fotos los arquitectos, los bibliotecarios y los usuarios de bibliotecas. No voy a nombrarlas todas, ya que siempre me recuerdan, los que leen mi blog que hago posts demasiado largos.

Para un arquitecto, proyectar y diseñar una biblioteca en la actualidad tiene que ser apasionante. Las bibliotecas son lugares muy frecuentados por todo tipo de público y hoy en día se cuidan todos los detalles de la biblioteca desde el diseño del mobiliario, hasta los materiales que se utilizan, las luces, los espacios para silencio, los espacios de encuentro, la forma de implementar los servicios virtuales. Muchos desafíos.

Para los bibliotecarios, estos libros de arquitectura nos dan ideas que podemos plantear a la hora de hacer pequeñas reformas o planificar la nueva biblioteca.

Soñar con una gran biblioteca pública municipal en mi ciudad, es una de las ilusiones que como directora de bibliotecas no he visto cumplida. Así que disfruto con las visitas a otras biliotecas, visitas presenciales y visitas con la imaginación al consultar buenos libros.

Como ya he dicho, no os voy a nombrar las setenta obras maestras, pero si haceros mi selección. He descartado las bibliotecas universitarias, las bibliotecas Nacionales y las especializadas, las bibliotecas de derecho, el Bibliobus y dos bibliotecas privadas.

He destacado algunas bibliotecas pequeñas, algunas remodelaciones, o anexos a bibliotecas existentes. Siempre me ha parecido muy difícil aunar lo antiguo con lo nuevo, pero el resultado me parece muy interesante. La biblioteca pasado, presente y sobre todo futuro.

Esta es mi selección compuesta por 16 bibliotecas

La selección no va en orden de importancia, sino que sigue el orden de la paginación del libro.

Biblioteca pública Grosuplje, Eslovenia. Arquitectos Matej Blenku, Milo Floriancic. Diseño de interior Nena Gabrovec y otros. Fotografías Miran Kambic y Radovlica. Se trata de una ampliación al edificio antiguo del siglo XIX. p. 18

Biblioteca Central de Helsinki. Finlandia. ALA arquitectos. Imágenes del estudio de los arquitectos. Esta biblioteca se proyectó en el 100 aniversario de la independencia de Finlandia. Me gustaría visitarla. Superficie total construida16.000 metros cuadrados. p. 30

Biblioteca de la ciudad de Ilhavo. Portugal. Arquitectos Arx Portugal. Fotografías de Fernando Guerra. Biblioteca que conserva del edificio de los siglos XVII y XVIII la fachada y la capilla. Superficie total construida 3.200 metros cuadrados. p. 42

Biblioteca de la ciudad de Nuremberg, Alemania. Estudio de arquitectos Baum-Kappler. Fotos de Werner Hutmacher. Superficie 8.446 m2. p. 54

Biblioteca de la ciudad de Dendermonde, Bélgica. Estudio de arquitectos BOB361. Superficie 6.300 metros cuadrados. Fotografías de André Nullers. p. 58

Biblioteca de Ballyroan en Dublin, Irlanda. Estudio de arquitectos Box. Fotografías Paul Tierney. Superficie 1450 metros cuadrados. El edificio que existía se demolió y fue reconstruido, pero aumentando la superficie. p. 62

Biblioteca Kópenick, Berlín, Alemania. Estudio de arquitectos Bruno Fioretti Marquez Superficie 2.362 metros cuadrados Fotografías Alessandro Chemollo. No es especialmente atractiva en el diseño interior pero destaca por el tejado. Interesante para arquitectos.p. 66

Biblioteca- Mediateca de Anzin, Francia.Estudio de arquitectos Dominique Coulon y asociados. Fotografías Eugeni Pons. El edificio tiene una geometría muy sofisticada. Me gusta muchísimo la sensación de tranquilidad que trasmite. Es una biblioteca pequeña de 1750 metros cuadrados. p. 70

Biblioteca Romain Rolland, Romainville, Francia. Estudio Philippe Gazeau. Fotografías de Philippe Ruault. La biblioteca se ha construido  en el corazón del barrio dormitorio de la ciudad que va a ser totalmente renovado. Se pretende convertir este lugar en un icono ya que el barrio no es nada atractivo. Superficie 2.085 metros cuadrados. p. 116

Biblioteca y centro cultural de Vennesla, Noruega. Estudio arquitectónico Helen&Hard. Fotografías Emile Ashley. Superficie 1938 metros cuadrados. La nueva biblioteca es un centro cultural, punto de encuentro, con salas para reuniones, cafetería. Todo el público se concentra en una única sala muy amplia. Es un edificio muy moderno. p. 140

Biblioteca de la ciudad de Seinajoki, Finlandia. Una de mis preferidas. Arquitectos JKMM. Superficie 4.430 metros cuadrados. Fotografías Mika Huisman. Está ubicada en el centro cultural y administrativo y diseñada por el célebre Alvar Aalto, figura del diseño nórdico. Fue todo un reto integrar el nuevo edificio a la ya existente estructura . La biblioteca es un espacio abierto con mobiliario fácilmente reajustable. Cuenta con una serie de ventanales que enmarcan el magnífico paisaje finés. El diseño presta especial atención a la cambiante profesión bibliotecaria. p. 160

 

Biblioteca Central de la ciudad de Lohja, Finlandia. Los arquitectos Lahdelma & Mahlamaki. Superficie construida 3.513 metros cuadrados. Fotografías de Jussi Tiainen. La biblioteca se integra perfectamente en el entorno, cercano a la iglesia Saint Laurentius. Los espacios para el público están en el primer piso, las paredes son de ladrillo rojo. Para mi gusto demasiado sobria. p. 174

 

Biblioteca España en Medellín Colombia. Estudio de arquitectos Mazzanti. Superficie construida 3.727 metros cuadrados. La biblioteca es el símbolo de la ciudad de Medellín. Está situada en una roca, formando parte de la topografía. El arquitecto descontextualizó el edificio para que las personas se olvidaran de la pobreza que hay en el entorno. p. 194.

Biblioteca book mountain de la ciudad de Spijkenisse, Paíse Bajos. Estudio de arquitectos MVRDV. Superficie 9.300 metros cuadrados. Como su nombre indica el arquitecto ha querido que el edificio nos recuerde a una gran montaña de libros. Es fantástica  la biblioteca. Otra de mis preferidas ¿quién no es feliz rodeado de montañas de libros? p. 202. Fotografías Jeroen Musch,

Biblioteca Pública Villanueva Casanare, Colombia. Arquitectos Carlos Meza, Alejandro Piñol, Germán Ramírez, Miguel Torres. Superficie 2.500 metros cuadrados. Espectacular la fachada de piedra. p. 271. Fue declarada una de las diez mejores bibliotecas del mundo.

Para terminar mi preferida, la Biblioteca que aparece en la cubierta de este libro y en otro que acabo de comprar y que se titula “A design manual Libraries” de Nolan Lushington, Wolfgang Rudorf, Liliane Wong.”. Se trata de la :

Biblioteca de la ciudad de Stuttgart, Alemania. Arquitectos Eun Young Yi. Superficie 20.225 metros cuadrados. Fotografías de Stefan Muller. El aspecto exterior de ladrillos de vidrio con la forma geométrica de un cuadrado y el interior con las escaleras, y el mobiliario en blanco le dan una grandiosidad al espacio, al corazón de la biblioteca. p. 295.

Quién iba a decir que en la sociedad digital se iban a construir tantas bibliotecas. Está claro que en todo el mundo se considera que la biblioteca es el centro del conocimiento y de la información y que la marca biblioteca, está muy viva.

El libro está disponible en la biblioteca Central de adultos situada en el parque de Alderdi Eder.

Acompaño al post algunas fotos del centro Carlos Santamaría de San Sebastián,

Carlos Santamaría 1

Carlos santamaría 3

Carlos santamaría 5Carlos Santamaría 6

Biblioteca universitaria del campus de Donostia.

27

Feb / 2017

Las librerías independientes lugares de resistencia a la “estupidez”

Autor:

Día del Libro. libreríasParis literarioEl cierre de la Librería Garoa de San Sebastián el sábado 11 de febrero, es una noticia triste. La librería Garoa situada en la calle Zabaleta, en el barrio de Gros, que abrió sus puertas hace sólo dos años con un proyecto ambicioso, con programas propios como “Osoigo” y “Paperezkoak, no ha podido seguir a pesar de que durante estos dos años Imanol Agirre y su hermano Eneko han trabajado duro para hacer de esa librería un gran punto de encuentro cultural.

Como eso de convertirse en “puntos de encuentro culturales”, empieza a ser otro cliché, o frase de moda, que se aplica tanto a las bibliotecas, como a los museos y a las librerías, quiero resaltar que las librerías independientes son también lugares de resistencia a la estupidez. Frase que he copiado del autor François Busnel, periodista, y presentador del programa francés “La grande Librairie” de la cadena francesa France 5.

Las librerías me encantan -casi tanto como las bibliotecas- y por eso el cierre de Garoa me ha decidido a dedicar este post del mes de febrero a un libro sobre librerías independientes.

El libro está escrito por François Busnel. Supongo que es desconocido para muchos de vosotros. Se titula “Mon Paris littéraire” “Mi Paris literario”. El libro recoge nada menos que 350 librerías independientes de Paris. El autor las clasifica por “barrios “o Arrondissement” y añade un pequeño comentario subjetivo de aquellas que frecuenta asiduamente.

Una librería dice el autor en la entrevista del Figaro el 15 de diciembre de 2016 Debe llevarme muy lejos de la vida corriente, desde el escaparate, desde el rótulo. Las librerías que me gustan son primeramente lugares hermosos: encontramos madera, sillas o sofás, carteles antiguos, libros por todas partes (no siempre bien colocados y sobre todo un espíritu que se encarna en la sonrisa de los libreros ”

“Mis librerías preferidas son “Les Traversées”, que se encuentra en la plaza Saint Médard, exactamente en el número 2 de la calle Edouard Quenu , o “L écume des pages en el boulevar Saint Germain o “Les guetteurs de vent en la avenida Parmentier, en el número 108. Los libreros Dominique Monin y François Lantignier han hecho de esta librería un faro importante en el XI arrondissement. (barrio) Organizan muchas lecturas públicas.

Para el autor las librerías representan la libertad absoluta, el viaje, lo más chic. Respecto a la tendencia de mezclar las librerías y los salones de té o café, el autor está de acuerdo siempre que el libro sea la artista principal, la vedette. Recientemente la famosa librería Shakespeare & Company, en el número 37 de la calle de la Bûcherie ha vuelto a abrir con una café adosado a la librería. La nieta del fundador George Whitman que creó la librería en el año 1951 se ha lanzado a la aventura.

El autor también contesta a la pregunta sobre la desaparición de las librerías y es categórico a la hora de predecir su no desaparición. En este mundo inmaterializado necesitaremos espacios reales y verdaderos y necesitaremos libreros. Para él Internet es una facilidad no una fatalidad. Nada remplazará el lugar dónde uno se pierde, discute, liga, duda escoge y se va con el brazo cargado de libros que no había venido a buscar.

Además de la información sobre todas las librerías de Paris, el autor nos propone dónde tomar un pote, un vino mientras vemos libros o nos tropezamos con algún escritor.  En cada barrio nos acerca a algún bar especial. Por ejemplo, nos recomienda “La belle Hortense” en el número 31 de la calle Vieille- du-Temple, un buen vino y un buen libro d ela mano de Xavier Denamur y cenar entre libros en el restaurante “la Librairie”, que se encuentra en el número 2, de la calle Duban. Además en este Paris literario no faltan direcciones sobre dónde vivieron o nacieron escritores famosos. En cada barrio nos presenta direcciones literarias señaladas en un mapa.. No en vano se trata de una guía para los amantes del fetichismo literario

Volviendo a mi ciudad Donostia, el año pasado el 2016, se celebró un encuentro de librerías. Encuentro mundial de libreros. Las dos jornadas, días 3 y 4 de mayo, fueron dinamizadas por Jorge Carrión, autor del ensayo “librerías”. Se presentarons las experiencias de cinco grandes librerías:  La librería Colonnes de Tánger, la librería Ulysse de Paris, la Librería Nollegiu de Barcelona, la librería Ler Devagar de Lisboa.,y Tipos Infames de Madrid. ¿tuvo resonancia este evento?

Jorge Carrión en el “Informe 2017 de la lectura en España” en el capítulo dedicado a las librerías , nos habla de las librerías culturales, las librerías híbridas y de la experiencia de la biblioteca de creación Ubik de mi ciudad. Experiencia que según Jorge Carrión las librerías deberían copiar.

Jorge Carrión asegura que las librerías tienen una línea de futuro con la ordenación temática que significa que al buscar las guías de Nueva York encontramos las novelas sobre esa ciudad al lado, los cds y todos los objetos tecnológicos de esa temática juntos. También propone aumentar la vertiente prescriptora del librero hasta convertirla en formativa. Equipara la conversión de los bibliotecarios de Ubik con la que deben de hacer los libreros.

El cierre de Garoa refleja una realidad. Es difícil ser librero en San Sebastián. Las librerías tienen que vender libros para poder subsistir. Ya se que el cierre de Garoa no obedece sólo a criterios económicos pero sería un absurdo olvidar la doble vertiente económica y cultural de estos “negocios”.

Yo no tengo la solución y algunas palabras que se repiten como mantras, convivencia, hibridación, punto de encuentro cultural asociadas a las librerías me causan cierto escepticismo.

Las librerías independientes se mantienen con gran esfuerzo. Las grandes superficies como la FNAC de Donostia venden libros, cafeteras, ordenadores, televisiones, papel, organizan encuentros etc. Las librerías más pequeñas atendidas por grandes profesionales “sobreviven”. Pienso en la librería Lagun, Hontza, Librería Donosti, en la librería Zubieta que se trasladó el año pasado de la Plaza de Gipuzkoa a la calle Reyes Católicos 3, Las librerías de Elkar de la Parte Vieja y Elkar calle Bergara, Librería Idatz, Librería Donosti, Librería Kaxilda, Armageddon comic y a todas las pequeñas librerías papelerías de los barrios.

Creo como François Busnel que las librerías no han dicho la última palabra. Somos nosotros los lectores los que las hacemos vivir pasando por ellas a menudo y comprando libros que no ibamos a comprar. Somos los lectores los que decidimos si compramos en Amazon, sabiendo que no paga los impuestos que debe. Somos nosotros en nuestra libertad de lectores los que decidimos si queremos ciudades sin librerías o las apoyamos.  Ánimo y no cerréis las puertas por favor, y aunque hagáis guiños a los nuevos tiempo, mantener la esencia, mantener el libro y el buen hacer.

Zubieta LiburudendaLibrería LagunLibrería lagun1

01

Feb / 2017

Los libros del capitán- La biblioteca de Bernardo Atxaga

Autor:

Los reinos de papel, bibliotecas de escritores

Entre la selección de bibliotecas de escritores que ha hecho el autor Jesús Marchamalo, en su libro titulado “Los reinos de papel” quiero destacar la biblioteca del escritor Bernardo Atxaga. No suelo encontrar muchos libros que hablen de las bibliotecas de los escritores vascos, así que leí con gusto las cuatro páginas dedicadas a su biblioteca. Hay además siete fotografías en blanco y negro; una del autor y las otras de su biblioteca.

El Libro de Jesús Marchamalo tiene como origen una recopilación de los artículos que publicó en el suplemento cultural del diario ABC, a finales del año 2007. Estos artículos se englobaban bajo el epígrafe de bibliotecas de autor. Estas bibliotecas de autor permitieron a Jesús Marchamalo viajar, conocer y visitar las bibliotecas de muchos escritores. Todos ellos le abrieron la puerta de su casa, de su intimidad.

A mediados de 2013 el autor trabajó con la Fundación Miguel Delibes y continúó con la labor recopilatoria de bibliotecas de escritores.

En el libro “los reinos de papel” encontraréis las bibliotecas de los siguientes autores: Julio Llamazares, Ignacio Martínez de Pisón, Manuel Vicent, Elvira Lindo, Félix de Azúa, Angeles Caso, Antonio Colinas, David Trueba, Javier Gomá, Luis Antonio de Villena, Marta Sanz, Manuel Longares, Vicente Molina Foix, Luis García Montero, Lorenzo Silva, Rosa Montero, J.J. Armas Marcelo y Miguel Delibes

Dice el autor que Marguerite Yourcenar dijo que la mejor forma de conocer a una persona es conocer sus libros. En el caso de los escritores conocer sus libros es quizás acercarse al universo literario de estos creadores.

¿Qué nos dice la biblioteca de Bernardo Atxaga sobre su persona y sobre su universo literario?¿Es Bernardo Atxaga, un capitán de barco?

El capítulo dedicado a nuestro autor más universal se titula “Los libros del capitán”. La biblioteca de Bernardo Atxaga, el capitán curtido en mil batallas, mil lecturas, mil viajes está ubicada en el desván de su casa. Hay una parte de la biblioteca ya ordenada y otra en proceso. “De algún modo al tiempo que ordenas la biblioteca te ordenas a tí” Atxaga muestra “una voluntad expresa de hacer de su biblioteca una colección, de convertirse en coleccionista, no de libros caros, sino de aquellos que le gustan”

En la biblioteca rige un código de fronteras sutiles. Los poetas por un lado Juan Ramón, Cernuda, Sylvia Plath, la ficción por otro, y el ensayo, el otro continente en otro lugar. Nos dice Marchamalo que Andoni el suegro de Bernardo utiliza el orden alfabético y que además recoloca el desorden que el propio Bernardo crea, al amontonar caprichosamente los libros.

En la biblioteca de Atxaga no podían faltar los libros de lecturas de la adolescencia, Heinrich Böll, Herman Hesse, Günter Grass, Tolstoi, Chejov, Dostoievski y sobre todo el libro que le cambió la vida con cubierta de color fucsia, título en blanco y naranja, “Poemas y canciones” de Bertold Brecht. El libro le llevó a Barcelona a estudiar filosofía.

No sería la biblioteca de Atxaga sin una parte de lecturas “euskaldun” “previsible y cuantiosa”” Un par de cuerpos de estanterías, cerca del tragaluz y presidiéndola, el retrato de un sonriente Gabriel Aresti. Aresti le animó a escribir y a publicar. “empezé a publicar por él de modo que le tengo un especial aprecio”

Cada escritor debía seleccionar tres libros. Uno de literatura universal que le hubiese marcado, otro propio y por último al tratarse de un encargo de la Fundación Miguel Delibes uno de este autor.

El libro elegido por Atxaga de la literatura universal es el de Bertold Brecht,”Poemas y canciones” el libro propio es Días de Nevada. El libro de Delibes “Viejas historias de Castilla la Vieja.

Mi primer post de este año, tenía que hablar de bibliotecas, de cifras, de rendimiento, de número de préstamos, de número de actividades. Tocaba hacer balance, hablar de la nueva etapa de la red de bibliotecas pero “los reinos de papel” se han cruzado en mi camino y he preferido bucear y soñar con este libro.

los libros van siendo el único lugar de la casa dónde todavía se puede estar tranquilo “ Julio Cortázar

Para conocer el universo literario de Bernardo Atxaga os recomiendo el paseo literario que se realiza en Asteasu, conocido como “Muskerraren bidea” “El viaje del lagarto”. Yo lo hice y me encantó. Son testigo las fotos.

Muskerraren bidea- El viaje del Lagarto 1

Muskerraren bidea-El viaje del lagarto2Muskerraren bidea3Muskerraren bidea4-El viaje del lagarto

1 / 812345...Última »