31

Ene / 2018

Innovación en las bibliotecas públicas : buenas prácticas

Autor:

Este primer post del año 2018 lo quiero dedicar a recomendar un libro sobre innovación en el ámbito de la biblioteca pública. El libro recoge buenas prácticas en bibliotecas de todo el mundo, preferentemente Estados Unidos, bibliotecas nórdicas, Australia …

La utilización de palabras como innovación, cooperación, sinergias, colaboración, convergencia, etc y etc. cuándo se utilizan en los discursos de gestores culturales, bibliotecarios “modernos”, políticos, asesores, periodistas….pueden parecer huecas, vacías, repetitivas.

No es el caso de este libro, escrito por una profesional bibliotecaria con formación académica sólida, y una experiencia real en el ámbito en el que escribe. La autora Kristie Nicholson es bibliotecaria en la ciudad de Perth, oeste de Australia en el servicio bibliotecario de Armadale. Es licenciada en humanidades inglés e Historia antigua, con honores y tiene un posgrado de información y biblioteconomía.

En el año 2012 ganó la beca de viaje “Kay Poustie”, de la asociación de bibliotecarios de Australia , Como parte de la beca de viaje la autora examinó e informó sobre las actividades de innovación en Gran Bretaña y en Europa, en las siguientes bibliotecas Amsterdam. Delft, Copenhague, Malmö, London, Cardiff, Manchester y Liverpool. Los resultados de su informe se presentaron en el año 2014 en el congreso de bibliotecas públicas del Oeste de Australia y en el año 2016 también en otro informe. Kristie Nicholson es en la actualidad, presidenta del grupo de recursos electrónicos de todas las bibliotecas del Oeste de Australia.

Tiene por lo tanto la autora conocimiento académico y experiencia contrastada. Hay que recordar que las buenas prácticas en bibliotecas pueden funcionar en una comunidad, ciudad y en cambio fracasar en otra. Pero siempre es necesario conocerlas.

No traslademos lo que funciona en el extranjero, a nuestra realidad sin una previa reflexión sobre el entorno geográfico y cultural. Como ejemplo en una ciudad nórdica poner una bar en la biblioteca es novedosos, necesario, pero en¿ San Sebastián dónde proliferan los bares…?

¿Cómo está estructurado el libro?

Tiene una pequeña introducción, que da una visión general, define la palabra innovación y explica la metodología empleada en el estudio. Además consta de cuatro capítulos, las conclusiones, índices y apéndices. Cada capítulo tiene su propia bibliografía. Doy mucha importancia a la bibliografía y a la metodología en los estudios. Me parece que la sociedad tiene que volver a valorar las opiniones basadas en fuentes fiables. Menos redes sociales para las cosas serias.

En el primer capítulo se da una visión general de la innovación en bibliotecas. Innovación en el tratamiento de las colecciones, en los servicios al ciudadano, en la tecnología, en nuevos programas y en los edificios bibliotecarios.

El segundo capítulo nos habla de bibliotecas o mejor dicho redes de bibliotecas innovadoras. Cinco son las elegidas. Edmonton Public Library en Canada, en Singapur la Biblioteca Nacional, en Alemania La biblioteca pública de Stuttgart, en Dinamarca la tan conocida Biblioteca Pública de Aarhus y de Estados Unidos la biblioteca pública de Chicago.

En el tercer capítulo se abordan aspectos que todos los profesionales conocemos como necesarios en el futuro de las bibliotecas: La Creación en bibliotecas ; la Participación de los usuarios en áreas hasta ahora exclusivas de los profesionales como la adquisición de fondos. Trabajar una real participación y no hacer “todo para el usuario pero sin el usuario”. El trabajo con las asociaciones, trabajar el aprendizaje y la renovación de los edificios. ¿Es esto nuevo? ¿No lo hacemos ya?

No podemos hacer todo todos, lo interesante del libro es ver cómo cada biblioteca focaliza sus esfuerzos en un área concreta. No podemos ser tan ingenuos y creer que vamos a innovar en todo. Hoy menos que nunca sirve el chocolate para todos.

Por último el cuarto capítulo es especialmente interesante porque identifica acciones concretas para conseguir los objetivos innovadores que cada biblioteca se fije.

Es tiempo de balances, de estadísticas de reflexión de proyectos nuevos y yo voy a ir acompañada de un buen libro “Innovation in public libraries” editado por Chandos, impreso por Elsevier y con la fecha de publicación de 2017.

 

26

Nov / 2014

Innovación en bibliotecas, ¿planificación o improvisación?

Autor:

BBerrikuntzak LiburutegietanHay palabras como innovación que se ponen de moda. Palabras de las que nos apropiamos y utilizamos desde ángulos distintos, palabras que usamos como signo de modernidad, palabras que no entendemos muy bien, que entendemos a medias o incluso que manipulamos. Palabras polisémicas.

Si además hablamos de innovación en bibliotecas, la mayoría de nosotros pensamos en la innovación tecnológica “ códigos QR, realidad aumentada, redes sociales, plataformas de préstamo de libros electrónicos, tecnología NFC (Near field communication), Raspberry pi y un largo etcétera de palabras informáticas muchas de ellas utilizadas sólo en inglés como el “cloud computing” que no traducimos porque es signo de modernidad y del colonialismo de la lengua inglesa.

¿Somos innovadores en bibliotecas? ¿quién lo diría hace unos años?

Ironías aparte Maribel Riaza, autora del libro “Innovación en bibliotecas”, hace un recorrido perfecto en el libro de todos los aspectos de la innovación aplicada a nuestra profesión.

Además de definir la palabra, de aclarar que la creatividad no es innovación, hace para mí algo muy importante hablar de la planificación de la innovación.

La innovación que me interesa no es únicamente la tecnológica sino esa otra innovación que hay que aplicar al modelo de biblioteca o de red de bibliotecas. Hablo de la innovación en procesos, la innovación en relación con el usuario, la innovación en la mentalidad del equipo bibliotecario, y como no en la dirección de la biblioteca.

Ahora que el Gobierno Vasco ha puesto en marcha la plataforma de préstamo on line de libros electrónicos, (modelo de innovación en el producto), bien podríamos dedicar algo de tiempo, a planificar y a pensar qué tipo de red bibliotecaria pública de Euskadi queremos, qué estructura de funcionamiento, qué recursos humanos y económicos queremos destinar, cómo queremos que participen las bibliotecas Forales….

Por favor no se trata de hacer grupos de trabajo, se trata de hacer planificación bibliotecaria de verdad.  Es hacer trampas el hacer creer que la opinión de todos es igual.

La mejor innovación que podríamos tener es precisamente “La reorganización bibliotecaria de Euskadi”

Ya se que es utopía además de innovación, pero mientras, os aconsejo leer el libro de Maribel Riaza. Como todos los de la colección “el profesional de la información” es claro, breve y completo.

Posdata. Casualidades de la vida, hablo de innovación y me entero de que el 16 de diciembre, en el Museo Guggenheim Bilbao, se presenta “La Guía de la innovación 2014”

La presentación se completa con una charla sobre “ Personas innovadores que impulsan la recuperación”