24

Jun / 2016

Biblioteca pública, mientras llega el futuro

Autor:

biblioteca publicaEn este blog sobre bibliotecas no podía faltar una pequeña referencia al libro de Fernando Juárez-Urquijo, editado el año pasado (2015). El autor es el conocido bibliotecario de Muskiz (Bizkaia). Su actitud innovadora a la hora de implementar en la biblioteca programas informáticos y el uso de las redes sociales en las mismas le han convertido en un bibliotecario, cuya opinión se comparta o no es tenida en cuenta.

Su compromiso con la innovación, hace de Fernando Juárez-Urquijo una figura necesaria en el ámbito bibliotecario.

El libro de Fernando Juárez se titula “La biblioteca pública: mientras llega el futuro”, y está dirigido principalmente a nuestro sector. De hecho el libro trata de nuestro sector. El capítulo titulado” Nosotros” recuerda la necesidad apremiante de adaptación de nuestra profesión para poder cubrir las necesidades del nuevo contexto informacional, tecnológico en que vivimos. Nos recomienda olvidar el postureo informacional y hacer autocrítica.

A pesar de las críticas a nuestro inmovilismo, el autor desde luego legitima nuestra profesión, en un momento en el que surgen dudas sobre todo provenientes de otros sectores sobre la necesidad de la misma. El autor nos anima a ver las amenazas tecnológicas como oportunidades, nos anima a no dejar las tecnologías porque no seamos punteros en ellas, dejemos el “ego”y reconozcamos que en algunos ámbitos hay otros que saben más

Este libro no es un tratado de biblioteconomía, no hay pautas concretas, no nos dice qué hacer mientras llega el futuro, aunque el futuro ya está aquí. Es un libro para animar a los bibliotecarios a cambiar.

El autor nos recuerda que “Necesitamos un conjunto de nuevas competencias digitales; ya te imaginas la comunicación digital, el liderazgo distribuido, la gestión de redes y comunidades, las competencias colaborativas y el aprendizaje continuo”. “Los conocimientos tradicionales son necesarios, pero insuficientes y en la cadena de transmisión de experiencias la veteranía ya no es un grado”

Tengo que discrepar en ese último punto, porque para mí la veteranía siempre será un grado. Los nuevos perfiles nos complementarán pero no será suficiente ser tecnólogo. Para mí la veteranía, la experiencia, la humildad son un grado y siempre lo serán. No confundir inmovilismo con veteranía.

El libro nos ayuda a hacer un alto en el camino diario y a preguntarnos si tenemos que seguir haciendo lo que aprendimos en la Universidad o tenemos que dar un vuelco total a esta profesión y al servicio que prestamos.

Libro de fácil lectura, escrito a modo de titulares, diría que casi escribe como habla. Libro necesario que a veces provoca, pero sobre todo y por eso lo recomiendo libro de ánimo y de reconocimiento de la profesión bibliotecaria. Fernado Juárez se reivindica como bibliotecario de pueblo y reivindica el factor humano como fundamental en el éxito de la futura biblioteca

VI Encuentro de bibliotecas y municipio

Radicalmente distintas a las reflexiones de Fernado Juárez fueron las comunicaciones que tuvimos en el VI encuentro de bibliotecas y municipio celebrado en Madrid en noviembre del año pasado. El lema del encuentro Redefiniendo la biblioteca en la ciudad”

Se celebraban los diez años de estos encuentros y se le pidió a Jordi Permanyer que hiciera la introducción. Su intervención titulada Una ciudad, una biblioteca : el modelo de la biblioteca urbana en red, nos viene a decir que aunque en estos diez años en España se han construido muchas bibliotecas en todas las Comunidades Autónomas, sigue siendo necesario reivindicar el trabajo en redes y evitar la confusión entre “red” y “sistema bibliotecario”. Sobre todo se centra en redes urbanas aunque hace un pequeño apunte a las redes territoriales. Afirma” “Se han diseñado e implementado muchos sistemas bibliotecarios pero pocas redes de bibliotecas trabajando entrelazadas, en red

“Los principios básicos para hablar de redes urbanas son “ Planificación y equipamientos” Modelo único y compartido”, Estrategia común, ofertas de servicios. Eficiencia económica. Reconozco que siempre he sentido envidia sana por la planificación de los servicios bibliotecarios en Barcelona.

 Dos buenos libros para aprender más sobre la biblioteca pública

28

Feb / 2014

Censura y bibliotecas¿ Un tema tabú?

Autor:

zentsura eta liburutegiak xx: mendeanDos noticias leídas el año pasado, el 2013 sobre “La censura en las bibliotecas públicas de Pamplona y Barañain,”  y la otra en la biblioteca pública de Guadalajara, me han hecho recordar el excelente libro ” Censura y bibliotecas en el siglo XX” de la autora  Marie Kuhlmann.

El libro se completa con dos estudios, el primero de ellos “La escuela primaria y la censura 1880-1945” escrito por Nelly Kuntzmann y el estudio titulado “Las investigaciones sobre la censura en las bibliotecas de los Estados Unidos de América 1959-1985 de Hélène Bellour.

El libro recuerda que el tema de la censura en las bibliotecas públicas francesas no se había tratado. Escuchar la palabra censura pone nervioso a casi todos, sólo se acepta cuando se habla de regímenes totalitarios, de quema de libros, nazismo, estalinismo, inquisición etc. Esta palabra es tabú.

Por eso en el estudio se insiste en el concepto amplio del tema. Las bibliotecas ofrecen los libros y los documentos que no están prohibidos por la ley en vigor.
Pero toda institución cultural sabe que al seleccionar y ofrecer determinados documentos y no otros ya  ejerce una cierta forma de censura, o para ser suaves de “selección”

Además de hablar de la censura ejercida por las autoridades políticas de cualquier signo (derechas, izquierdas, centro,)  entendiendo  como censura la intervención de la autoridad administrativa superior que impide o limita la difusión de determinados documentos, revistas por razones de orden moral, religioso, filosófico político, ideológico o cultural” , Marie Kuhlman trata el tema de los cambios que se producen a lo largo del siglo XX en los criterios de selección de los fondos de las bibliotecas, realizados por las bibliotecarias.

El propio presupuesto bibliotecario hace que no podamos comprar todo lo que se edita, ya tenemos que seleccionar.
El tan manido criterio de calidad es variable. Se tiene en cuenta el género literario, la calidad de las ilustraciones, el valor científico de la obra, el autor, el lector etc.  Uno de los criterios que a mediados y  finales del siglo XX , se empezó a utilizar fue el de la compra de libros que se prestaran mucho.
Las bibliotecas públicas o populares entendieron que frente al libro erudito para poder llegar a un mayor espectro de la población era necesario incorporar bestsellers.

Muchas bibliotecarias sufrieron con la incorporación de este tipo de documentos ya que la función educadora en la elección de “buena literatura” estaba en el ADN de la profesión.

En la actualidad  ¿se ha inclinado demasiado la balanza hacia el bestseller? ¿Se recomiendan los libros clásicos? ¿Se recomiendan los libros que no aparecen en la lista de los más vendidos?¿ejercen una autocensura inconsciente las bibliotecarias?

El criterio de calidad cambia, el lector también y ojo el lector también ejerce su presión. Podemos decir que encontrar el equilibrio en las adquisiciones requiere mucho conocimiento sobre todo en los momentos actuales en los que se utiliza la falta de recursos económicos para comprar o no determinados títulos.
El debate de las adquisiciones sigue abierto y es apasionante.

¿Libros prohibidos?

A lo largo de la historia algunos libros que hoy en día no lee nadie fueron prohibidos. En la literatura francesa tuvieron ese honor “Las amistades peligrosas” de Choderlos de Laclos, “Corydon” de André Gide, en el que el autor intenta demostrar el carácter natural de la homosexualidad y también fueron prohibidos por supuesto los libros de Sade.
En la guerra de Argelia, las bibliotecas administradas por alcaldes de derecha prohibieron los libros favorables a la independencia.
El Index catálogo de los libros que la Santa Sede prohibía y que fue instaurado en el siglo XVI, no se suprimió en Francia hasta el año 1966. En el Index se prohibían obras de Voltaire, Stendhal, Jules Michelet, Balzac, Victor Hugo,  Jean Paul Sartre, entre otros.

En la segunda guerra mundial, la censura alcanzó uno de los grados más altos del siglo XX. Se conocen los libros prohibidos como las Listas Otto, por el nombre del embajador alemán Otto Baetz. En estas listas encontramos a autores como Thomas Mann, Vicki Baum e incluso Stefan Zweig, y por supuestos los autores judíos alemanes, Kafka,  y autores judíos franceses Julien Benda, Malraux, Romain Rolland, Simenon etc y etc.

La lista de libros prohibidos es amplísima. Si tenéis curiosidad, el año pasado se publicó el libro de Werner Fuld “Breve historia de los libros prohibidos”. Lo tenemos en las bibliotecas municipales.

¿Censura en la actualidad?

Como he dicho dos noticias del siglo XXI, me han llevado al siglo XX. Si alguien lee este post puede pensar que el tema de la censura en la actualidad está superado, pero quizás peca de optimismo.
Los códigos deontológicos o éticos de la profesión son exhaustivos y claros recordando a las bibliotecarias que los fondos documentales gestionados por los profesionales deben reflejar la diversidad cultural e ideológica y que hay que integrar en sus colecciones recursos de información adquiridos lícitamente.

Sin embargo los casos denunciados por la biblioteca de Guadalajara y por las de Pamplona y Barañain reflejan que las presiones existen y que además la dependencia de las bibliotecas de los poderes políticos y lo que se denomina la lealtad institucional, son también cuestión de debate.
En Iwetel he leído que algunos se preguntan ¿hasta dónde llega la lealtad institucional y la libertad de conciencia del individuo?

Marie Kuhlmann,  no da por terminada la censura o la autocensura. En la página 242 nos habla del futuro de la misma y dice “La censura es la regla, la libertad la excepción, la censura no es una peripecia , ni  un momento pasado de una civilización”

Es vuestro turno.

 

30

Abr / 2013

Día Internacional del libro. ¿Hay futuro para las librerías?

Autor:

Liburuaren Nazioarteko eguna. Liburutegi zerbitzuaren karpa

Acabamos de celebrar el Día Internacional del libro, 23 de abril. Las bibliotecas municipales de Donostia llevamos muchos años, diez por lo menos, instalando una carpa central en la Plaza de Gipuzkoa. Los libreros se colocan en los laterales. En la carpa se realizan actividades con los colegios, se reparten los premios a los mejores lectores, premios por la compra de libros, se hace lectura pública. Nuestro objetivo apoyar a los libreros.

Este año quiero felicitar en especial a los concejales y al alcalde por haberse tomado la molestia de acercarse a la carpa y leer un trozo, elegido por ellos, ya fuera un texto relacionado con 1813 (estamos celebrando el Bicentenario de la quema de San Sebastián) o la novela que estuvieran leyendo. Todos los años invitamos, personalmente a escritores, editores, ciudadanos anónimos, nunca consigo que tenga colas de gente para leer pero no cejo en el intento. Es un reto ya personal…

¿Qué pasa con las librerías?

En el día del libro el protagonista es el librero y la venta de libros. La pregunta clave de los medios en la rueda de prensa fue la crisis en las librerías. El presidente del Gremio de libreros  Andoni Arantzegi me dijo que la venta había sido mejor que el año anterior 2012, pero que no se gana como para que todas las librerías de San Sebastián pongan un puesto en la plaza. Ese día hay un descuento del 10% en el precio de cada libro y el descuento se hace también en las librerías.

Es un día en el que se apuesta por la visibilidad. Por el acercamiento del libro y desgraciadamente año tras año al haber pocos libreros, la imagen que trasladamos es triste.

Impacto de lo digital en las librerías

Los expertos en el libro, en sus predicciones sobre el futuro de las librerías  pintan un panorama bastante negro, aunque con pequeñas luces..

He consultado la obra ” El paradigma digital y sostenible del libro” de los autores Manuel Gil y Joaquín Rodríguez. Es un libro muy serio que ya alerta en la introducción de que en el mundo del libro tenemos más preguntas que repuestas. He entresacado  las siguientes afirmaciones relacionadas con las librerías:

De los grandes mercados de masas, las librerías serán barridas en un plazo de tiempo más breve del que pensamos“. La solución “La especialización en mercados de nicho de alta segmentación y por la asociación con la edición independiente

” Los grandes libreros digitales, lo hacen mejor que muchos libreros tradicionales por mucho que esta afirmación pueda resultar chocante o fastidiosa.” Los autores  resaltan que las librerías virtuales, ofrecen un catálogo mayor que el de la librería tradicional, proporcionan métodos de búsqueda más exactos, permiten intercambiar opiniones entre los lectores, el precio del libro no es intocable, puedes seleccionar el modo de envío, pedir papel de regalo… “es decir la librería virtual acabará siendo imbatible.”
“Los libreros deben agruparse en grandes plataformas” de promoción facilitando servicios post venta y generando experiencias gratificantes en torno a la venta.

“Los libreros deberán de dejar de ser meramente libreros” y deberán desarrollar su propio Book + Business plan.

“Aunque los libreros han reducido su poder de prescripción en la red, sustituidos por redes sociales y blogueros “Necesitamos buenos libreros” Comentan los autores que Amazon se dio cuenta de la importancia de agregar a los sitios web la sugerencia personal, lectores de nombre y apellido. Los libros recomendados por amigos, el boca a boca funciona.

“La Red ayuda a vender más libros en papel” Muchos creemos en la convivencia enriquecedora de los libros electrónicos y de papel. Los buenos lectores seguimos comprando libros en papel, aunque no tengamos sitio en casa, compramos también libros electrónicos para nuestro E-reader. Repito compramos no pirateamos. No entiendo la piratería de libros, ni  en las personas lectoras, y menos aún en aquellas que no leían. Cuántos conocidos a los que han regalado un e-reader, nada más tener el aparato se convierten en piratas ávidos de libros que no eligen. ¿De verdad que lo hacen porque es injusto el precio de mercado y porque quieren que los editores recapaciten? ¿ Será cierto que llevamos el gen de la piratería en el ADN vasco, y o español?

Uno de mis conocidos  me asegura que soy de las poca personas que compra libros electrónicos. En Amazon, se compra rápido, de forma muy fácil, y más barato que el libro en papel. ¿Para qué voy a perder el tiempo pirateando?.

El Apocalipsis de las librerías no lo traerá la edición digital”, sino su obstinación por vender libros de alta rotación, que se desplazan a las grandes cadenas. Competir en ese terreno es absurdo.

“Sobre el precio de los libros hay discusiones”. Algunos destacan que el margen del 30% es insuficiente para mantener la vida de la librería en la que los gastos de mantenimiento suben.  ¿Debería fijar el librero el precio? ¿Bajando el precio se solucionará? El mercado sigue estancado, no hay nuevos compradores y con la crisis se compra menos. ¿Para cuando un debate serio entre los editores, libreros? ¿es acertado que todo el mundo opinemos sin conocer en profundidad el negocio?

En San Sebastián acaban de cerrar una librería especializada en cine “Metrópolis”. Si me remonto a mi juventud puedo decir que he visto morir varias “La librería Baroja en la Parte Vieja , la Internacional en la calle Churruca, la librería Ramos rebautizada como Elkar … He visto nacer la gran cadena FNAC en el antiguo mercado de San Martín.

El sector del libro  tiene que reflexionar para ver como va a sobrevivir en la era digital. Ya nada va a ser como era. La librería lo tiene muy complicado, pero puede encontrar espacios de supervivencia, siempre que haga una reflexión acelerada sobre su papel y su rol.

Yo no pretendo dar lecciones de supervivencia a los libreros, bastante tenemos las bibliotecas con nuestro propio futuro. Me gustan muchísimo las librerías, disfruto en las ciudades como Paris, el barrio latino, llenas de librerías. En Nueva York disfruté  en Barnes&Noble, puedes tomar café, comprar libros, papelería, el espacio era agradable, te descargan los libros electrónicos en tu aparato, en vez de hacerlo en casa…Lo mismo en Londres en la librería Foyles

Barcelona propuso, no se si sigue adelante la iniciativa, poner librerías en las bibliotecas, igual que hay una cafetería, para apoyar al sector. No tengo “la solución” pero si creo que así como hemos trabajado conjuntamente hasta ahora con el gremio de libreros, deberíamos de hacerlo en un futuro también. Libreros y bibliotecarios recomendamos libros, creo que lo hemos hecho bien hasta ahora y espero que lo sigamos haciendo. No me gustaría vivir en una ciudad sin librerías.

09

Feb / 2012

La Mediateca de Alfortville , lugar de encuentro para el barrio

Autor:

Alfortville mediateca biblioteca alrededores de ParisDurante mi estancia en Paris, he visto muchas bibliotecas y la de Alfortville me gustó mucho.  Alfortville tiene para una población de 44.000 habitantes 94.880 libros, 27370 audiovisuales y 150 suscripciones.
Alfortville, mediateca abierta

 

La “Mediateca de Alfortville” está en Val de Marne, alrededores de Paris. La voluntad delos alcaldes de esta zona,  es la de crear una red de mediatecas. Ya están construyendo la de Créteil, y también  van a construir la de Limeil-Brevannes con el objeto de transformar estos barrios y ofrecer lugares de encuentro en estas zonas desfavorecidas.
La mediateca de Alfortville se abrió el año 2007 en marzo, y el arquitecto que concibió el proyecto fue Olivier Souquet.

Planta baja
Fachada norte. Se encuentra la zona de acogida, las inscripciones, autopréstamo y devolución de documentos. La sección de prensa, diarios, y la colección local.  Además se encuentra el sector arte, música y cine. En  todas las materias todos los formatos están juntos cds, DVDS, partituras, documentos impresos y revistas.  El espacio auditorio se llama Eclipse y hay una programación fija hecha por las bibliotecarias.
.
En la fachada sur está la zona infantil con un espacio propio para la hora del cuento que ellos llaman “Le Chaudron”  .

Primer piso

Se encuentran el resto de las materias en todos los soportes. El concepto de fuera tabiques se aplica no solo a las colecciones también a los espacios multimedia que no están cerrados. Los ordenadores se ofrecen directamente no hay una zona de ordenadores y otra de libros.

En esta planta están las zonas de trabajo interno, separadas solo con tabiques que permiten la visibilidad.
En el segundo piso los almacenes, la sala de reunión y una sala para comer.

Destaca en la mediateca los pilares blancos o fagots (traducción literal haz de leña, gavilla ) Es la marca del arquitecto. La mediateca se pensó como un gran almacén cultural, como un lugar abierto dónde los publicos se mezclan, los soportes también y para ellos éste es el gran logro del proyecto.

El arquitecto ha cuidado todos los detalles con la complicidad de las bibliotecarias. Los mostradores de la zona de acogida son muy estilizados y originales. Sofás de color naranja, blanco para las mesas y las sillas, negro para las estanterías metálicas. En la planta baja madera parquet y en el primer piso moqueta de color rojo. El conjunto es elegante y muy apreciado por el usuario que se ha sentido a gusto desde el principio. En 2008 los nuevos socios han aumentado en un 74% y los préstamos en un 118%.

Para terminar esta mediateca es un ejemplo de cómo una biblioteca puede convertirse en el tercer lugar de una ciudad. Los ciudadanos están orgullosos de su mediateca, se la enseñan a sus amigos de fuera, como si se tratara de un monumento

Seguir leyendo

27

Ene / 2012

Hemos abierto la nueva Biblioteca en Intxaurrondo Berri

Autor:

Isabel Vesga responsable de la Biblioteca de Intxaurrondo Berri de San sebastiánEste primer post del año 2012,  es sobre la nueva biblioteca de la red, que hemos abierto en el Barrio de Intxaurrondo, el pasado mes de diciembre. Se trata de un traslado. Decimos adiós a la biblioteca ubicada en el paseo de Gaztela 2 y desde el 17 de diciembre préstamos servicio en la nueva ubicación, Paseo de Otxoki 218.
El nuevo centro cultural consta de dos plantas y comparte edificio con el polideportivo municipal. La nueva biblioteca  se encuentra en la planta baja. La anterior tenía 280 metros cuadrados y la actual 1.010 metros cuadrados.  La superficie se distribuye en una única planta con un patio central decorado con material reciclado por tres jóvenes artistas urbanos.
Patio central de la Biblioteca de Intxaurrondo berriEl patio central tiene  183 metros cuadrados y los lectores que buscan tranquilidad podrán salir a leer.
Han sido cuatro años de trabajo, cambios en el proyecto pero podemos decir que es una de las mejoras bibliotecas  de nuestra red. Los arquitectos encargados de la obra han sido Patxi Gastaminza y  José Javier Uranga del estudio Urgari. Han sido muy receptivos a nuestras propuestas.

Seguir leyendo

04

Nov / 2011

Las bibliotecas públicas y la crisis. El caso deToronto

Autor:

Biblioteca central de Toronto. Foto subida desde la red de bibliotecas de San SebastiánEl contexto de crisis en el que nos movemos y las amenazas de recortes para el año 2012, en las bibliotecas, sus horarios, la compra de documentos, el personal me han hecho recordar la interesante experiencia que he leído en el blog Bibliomancienne sobre el poder de la redes sociales frente al poder político haciendo cambiar una decisión de cierre de biblioteca pública de Toronto gracias a la movilización ciudadana. Toda una campaña apoyada en las redes sociales y que contaba con la ayuda de escritores canadienses entre ellos  Margaret Atwood. El post al que hago referencia se titula “ Las bibliotecas públicas de Toronto evitan los recortes en un nuevo ecosistema de los medios sociales”  de fecha de 21 de septiembre del 2011.

Seguir leyendo

20

Sep / 2011

¡Bienvenidas/os!

Autor:

Bienvenidos a este blog sobre las bibliotecas de Donostia y de otros lugares, sus novedades en tecnología, libros sobre la  lectura,  nuestra profesión, tan polivalente y yo diría que desconocida y ensayos sobre la cultura en general. Después de años de miranda de otros blogs, y de lectura de unos pocos, me he animado. Me ha sido de ayuda un libro Tu blog paso a paso ya que soy de la generación del papel que utiliza el ordenador rodeada de libros. Que voy a hacer me gustan.

En cuanto a la cabecera del blog, al tratarse de un blog personal, me animé a pedir una caricatura a la ilustradora Aitziber Alonso que ha realizado la ilustración del marcapáginas de nuestra red, este año 2011.

Seguir leyendo