22

Uzt / 2014

Yo aprendí cine con Nosferatu

Autorea: jmiguel

Nosferatu iragarkia
Bueno, algo de lo poquito que sé de esto, diré de antemano… Pero sí os cuento que en mi época cineclubista veíamos con admiración las publicaciones editadas por el Patronato de Cultura de Donostia. Creo que eran todo un ejemplo de buenos volúmenes, juntando rigor en el ensayo y poder divulgativo. Y hoy continuamos desde Donostia Kultura con esa antorcha encendida, ya en formato libro, pero manteniendo el nombre emblemático de Nosferatu.
Viene esto a cuenta de que, como veis en la imagen, hemos lanzado una campaña especial de promoción de números atrasados, para que nadie se quede sin los temas que más le pueden interesar. Y me sirve de excusa para hablar un rato de nuestro amor al papel.

Puedo empezar por recordar nombres propios, pero no quiero dejarme a nadie en el tintero. Tantos coordinadores, articulistas, tantas firmas excelentes…algunas de las cuales siguen colaborando con nosotros. El primer número en publicarse como “Nosferatu.Revista de Cine” fue en octubre 1989, con un precio de 350 pesetas, y con la temática Alfred Hitchcock en Inglaterra. Sí mencionaré, al menos, a los que aparecían en ese primer consejo de redacción: Jesús Angulo, José Aparicio, Fernando De Carlos, Carlos Muñoz, Txema Muñoz, Pello Murgiondo, Xavier Puig, José Luis Rebordinos y Sara Torres.
Después vendrían otros muchas revistas, como el hit que fue el número 2 dedicado a El sexo que habla. Pocos temas, cineastas, épocas se han quedado sin tratar en estos también más de 25 años. Yo, por cuestión generacional, recuerdo algunos de los primeros ejemplares que vi en la sección de revistas culturales de mi librería: El cine y las instituciones de la violencia, Jacques Tati, o el ahora buscadísimo Ciencia-Ficción USA de los años 50.
Adaptando periodicidades a los ciclos que se iban organizando en la ciudad, el formato vio su final en junio 2007 con la dedicada a Nuevo Cine Coreano. Una de las causas del cambio era precisamente la difícil distribución de un soporte que con un tamaño revista tenía el contenido de un libro, y al que le costaba encontrar su hueco en los expositores de las tiendas. Así que Nosferatu sólo mutó de piel y suma ya hoy diez números de esta nueva etapa (incluyendo otros dos de versiones en euskera recientemente). Lo que no ha cambiado es la idea de la polifonía de autores en un mismo volumen, siempre bajo una coordinación, para enriquecer puntos de vista o diferentes aspectos del tema central.
El cine musical
En los últimos años (con el excelente trabajo de base de nuestro compañero Carlos Plaza) seguimos apostando por hacer buenos libros de cine. Las limitaciones presupuestarias nos han obligado a renunciar momentáneamente a la publicación monográfica paralela a la Semana de Terror que también ha cosechado referencias notables, pero la coproducción con Filmoteca Vasca y puntualmente otras instituciones hacen que Nosferatu sea nuestra joyita de papel.
En noviembre verán la luz los próximos números (euskera y castellano) de nuestros libros. Mientras tanto, ahí arriba tienen la pista para completar su colección.

(Nota para libreros y lectores: si no encuentran los Nosferatus formato libro en su ciudad, no duden en solicitarlos a la distribuidora UDL. Para números en formato revista pueden dirigirse a dkcinema@gmail.com).

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude