La Lupita, imagen del FIT 2014 en Manizales

Artikulu hau gazteleraz idatzita dago. 

Los Fundadores de la ciudad de Manizales, colonos antioqueños, verdaderos héroes capaces de fundar una ciudad a 2.600 metros de altura en el corazón de Colombia, pulmón del eje cafetero y epicentro del macizo central latinoamericano. Ayudados por bestias salvaron las pendientes y precipicios que las montañas verdes y salvajes proponían en una travesía infernal.

CIMG0970

Los esfuerzos fueron sobre humanos. Las pérdidas personales importantes. La verdad es que se toma conciencia de la heroicidad de estas gentes cuando llegas a la ciudad y observas las dificultades extremas que presenta su geografía. Quizás ya, en aquella época, La Lupita les ayudó sin que ellos lo supieran. En la XXXVI edición del Festival Internacional de Teatro (FIT) de Manizales, el país invitado ha sido México y la imagen del festival La Lupita, la Virgen de Guadalupe, madre de todos los mexicanos. La Lupita siempre ha estado allí para proteger a los más desfavorecidos, metáfora de las gentes del teatro vapuleadas por doquier. Esperemos que La Lupita eche un cable y colabore con el teatro, pero ¿hay alguien más? Lo digo por si acaso.

La propuesta artística de la presente edición me ha parecido sobresaliente. Todos los espectáculos han tenido su aquel, su punto de interés, su sentido. Algunos han sido magníficos. Ha sido un festival diversificado, equilibrado en países y conceptos artísticos y arriesgado.

CIMG1050

México como país invitado ha presentado varios espectáculos muy interesantes. Teatro Línea de Sombra presentó Baños Roma. Una mirada actual del campeón mundial de boxeo de origen cubano José “Mantequilla”. Una disculpa para plantear un punto de vista crítico sobre el mundo del boxeo, sobre la violencia, sobre la violencia en México, sobre la violencia sobre las mujeres en Ciudad Juárez. Propuesta contemporánea que construye un discurso contundente y duro por su vertiginosa claridad. Interesante también El amor de las luciérnagas de la conocida compañía Los Guggemheim. Una puesta en escena que se construye a partir del actor y la palabra. Cuenta la historia de una escritora que viaja a Noruega después de un desengaño amoroso. Viaje íntimo a las entrañas de la protagonista en una propuesta que hunde sus raíces en el realismo mágico.

Los riesgos vinieron de propuestas como Distancia, de la compañía argentina Matías Umpiérrez. Tecnología, video-teatro, virtualidad teatral…cinco músicos en escena y cuatro actrices on line, desde Buenos Aires, Hamburgo, Nueva York y Berlín…cuatro historias de soledad, desamor, desengaño o abandono. Cuatro actitudes bien distintas ante situaciones similares. También me sorprendió una compañía española Insectotrópics que presentó un espectáculo multimedia y multiartístico titulado Caputxeta Galáctica. Es una manera de contar la historia de Caperucita pero como si fuese en un formato cinematográfico realizado en directo para la ocasión por tres videoartistas, dos pintores, un músico y una actriz. Virguería tecnológica muy peculiar. Y muy interesante por lo que tiene de innovación e investigación de nuevos caminos.

No vamos a descubrir ahora a los bolivianos de Teatro de los Andes que presentaron con gran éxito su Hamlet, de los Andes. Ni tampoco a Complot Teatro que presentaron una personal versión y dramaturgia de Gabriel Calderón sobre el texto Ricardo III de William Shakespeare., titulada Algo de Ricardo. Gustavo Saffores realiza una virtuosa interpretación de este personaje deforme, que lo construye, atraviesa su mirada de poder unidos por el género que comparten entre el personaje, el actor y el hombre. La segunda propuesta de la compañía fue Tebas Land. Se ficciona sobre los encuentros entre el dramaturgo, Sergio Blanco autor del texto, y los encuentros que mantuvo con un parricida en la cárcel. La puesta en escena es la cancha de basket del patio de la prisión. De comenzar preguntándose ¿cómo se es capaz de matar a alguien?, se va derivando a preguntarse ¿cómo se es capaz de representar a alguien? Complot no repite fórmulas, sigue sorprendiendo, sigue buscando propuestas. Son garantía de interés, y de rigor escénico. Y de ahí pasamos a sus compatriotas del Teatro El Galpón de Montevideo que presentaron Fiesta. El FIT 2014 rindió un merecido homenaje a los 65 años de una de las instituciones teatrales más importantes en Uruguay, al Teatro El Galpón. Tuvieron éxitos, se atrevieron con autores que nadie representaba, pusieron las bases de una profesión teatral uruguaya. También fueron valientes y lucharon en los momentos duros de la dictadura uruguaya, siempre fueron y siguen siendo un lugar de encuentro y de debate. ¿Cómo resumir 65 años en unas pocas líneas? Como decía presentaron Fiesta, que se convirtió, sin querer, en una metáfora del estado de ánimo de la compañía en Manizales…de celebración y de fiesta. ¡Felicidades, compañeros!

La representación colombiana ha sido relevante. La Maldita Vanidad Teatro es un laboratorio de artistas que está aportando nuevos conceptos y nuevas formas de entender el hecho teatral dentro del panorama actual del teatro en Colombia. El eje trasversal de sus propuestas se encajan en espacios no convencionales y en la utilización de otros lenguajes escénicos. Mantienen un equilibrio mágico entre realismo y no convencionalidad. En Matando el Tiempo Primer Acto Inevitable: nacer la compañía habla de muchas cosas pero su eje dramático es el poder, el abuso de poder y la ambición desmesurada. Una familia de clase alta con aspiración a “controlar” un país. La compañía LExplose presentó En caso de Muerte, donde exploran el género del teatro musical. Sobre la exposición pública de la intimidad, la frivolidad en la vida, la banalización de la cultura, la búsqueda del éxito a cualquier precio… y el papel de los medios de comunicación, redes sociales y demás en todo un circo mediático. Para terminar con este repaso no me gustaría olvidar BLAST, una propuesta de circo de la compañía francesa Zanzibar CirqueFarouche. BLAST representa el rigor, las cosas bien hechas, la profesionalidad y el sentido del espectáculo. ¡Qué bueno!

Cursos, debates, mesas redondas, reuniones…el festival ha conseguido que todos los días en las actividades participe un importante número de personas. A pesar de que comiencen a unas horas intempestivas, teniendo en cuenta que estamos en el marco de un festival con funciones que terminan más bien tardecito. No me gustaría extenderme en cada detalle pero sí realizaremos un repaso en el que destaquemos las cosas que más nos han llamado la atención. Se presentó en un SEMINARIO-TALLER la Asociación Colombiana de Actores, ACA. Sindicato que busca organizarse como gremio y poder conseguir un estatuto para el sector justo y coherente. Guillermo Heras imparte una conferencia-taller gestión de las Artes. Mariana Percovich y Gabriel Calderón desarrollan un taller especializado de entrenamiento personal. Otros seminarios sobre redes de artes escénicas en Iberoamérica o sobre Shakespeare en Latinoamérica… Intensa actividad formativa y de debate durante las mañanas festivaleras. Participantes del festival, estudiantes y gentes interesadas han participado todos los días generando una sensación de trabajo y concentración reflexiva. Para ir finalizando merece la pena destacar que se han dado los primeros pasos para la gestación de una nueva red euro latinoamericana. Representantes de festivales y espacios escénicos venidos desde Brasil, Chile, Colombia, México, Nicaragua, Panamá, Perú, República Dominicana, Venezuela y Uruguay por parte americana, y desde Europa se acercaron homónimos de Euskal Herria, España, Francia, Portugal y Gran Bretaña. Se debatió sobre los ejes principales de actuación que iba a regir en la red en cuanto a temas relacionados con la información, giras artísticas, coproducciones o residencias internacionales. Se presentaron proyectos concretos y se concluyó en seguir avanzando en los próximos meses con una documentación marco que recoja las bases de la incipiente red.
En definitiva una magnífica edición en cuanto a lo artístico. Hemos disfrutado, hemos visto cosas distintas. Se ha trabajado por las mañanas. Nos hemos encontrado con antiguos amigos y hemos conocido a nuevos profesionales que se incorporan a uno u otro festival. En fin, en definitiva aprovechando el tiempo. El público manizaleño como siempre, completamente a favor, muy participativo y expresivo. Las salas y teatros de la ciudad llenos de público y de público joven. Manizales, el festival más antiguo del continente, sigue siendo una gran fiesta teatral: espléndida representación internacional. País invitado México con La Lupita, por si acaso, y que Dios nos pille confesados. El año que viene será la 37. ¡Esperemos volver!

Artezblai.com aldizkarian argitaratutako artikulua

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko.