Abril, mes de la danza

Organizar cursillos orientados a los profesores y alumnos de las escuelas y academias asociadas fue el motivo principal que impulsó el nacimiento de la Asociación de Profesionales de la Danza de Gipuzkoa. Poco a poco, fue adquiriendo fuerza y comenzó a desarrollar otro tipo de actividades, tanto para impulsar como para favorecer el conocimiento de todos los estilos de danza. La finalidad de estas actividades consistían en dinamizar la vida artística en el campo de la danza, tanto en el terreno docente como creativo, ofreciendo al profesorado la oportunidad de estar al día en los nuevos métodos de enseñanza, a la par que establecer contacto con otros profesionales de renombrado prestigio internacional.

1barandilla (1)

Consciente de su papel en el terreno de la danza, en 1996, la Asociación empezó a organizar una serie de actividades con el fin de celebrar el Día Internacional de la Danza, el 29 de abril. Actividades que se englobaron bajo el marco denominado ‘Mes de la Danza’, en atención a la cantidad y extensión de dichas citas con la danza a lo largo del mes de abril. Una de sus actividades con mayor repercusión mediática fue, y sigue siendo la imagen de cientos de bailarines haciendo barra en la barandilla de la Concha, que se ha convertido en una buena embajadora de la Bella Easo y de la Danza. Igualmente son dignas de mención las multitudinarias muestras de danza jazz y contemporánea en la calle como los Premios de la Danza.

En la actualidad, la Asociación consta de más de medio centenar de miembros, que abarcan un amplio abanico de profesionales relacionados con el mundo de la danza: profesores, coreógrafos, bailarines, fisioterapeutas y periodistas, conforman el heterogéneo grupo de socios que trabajan movidos por un verdadero amor a la danza.

La Gala de la Danza es el acto de clausura del ‘Mes de la Danza’ y suele celebrarse el domingo más cercano al 29 de abril. En su decimonovena edición, la Gala se nutre de diferentes estilos de danza: clásico o neoclásico, hasta los estilos de danza contemporánea, flamenco, o danza tradicional…

Cuatro Premios de la Danza 2015 participaron en la Gala: Juan Antonio Urbeltz y Marian Arregi (Premio Investigación) con Argia Dantza Taldea, Asier Zabaleta (Premio Trayectoria Artística), Aitor Arrieta (Premio Revelación), junto a su compañera en la Compañía Nacional de Danza, Natalia Muñoz. A este elenco se une el Premio Revelación 2008 Iker Murillo, quien cerró la gala junto a Vitali Safronkine, ambos miembros del Béjart Ballet Lausanne.

Además, la gala reunió a las formaciones Malandain Ballet Biarritz, Ballet de Cámara de Madrid, Dantzaz Konpainia, y a los intérpretes Jacob Hernández (Las Palmas de Gran Canaria) y Miren Gómez (Irún), Kelian Jiménez (Madrid) y Soledad Ruz (Donostia-San Sebastián) y a los estudiantes del Conservatorio Municipal de Danza ‘José Uruñuela’ de Vitoria-Gasteiz.

Me encanta esta gala por ser un reflejo de lo que ocurre en la danza vasca, sin florituras, desde los inicios hasta la cima del éxito. Como reflejo de lo que es la danza vasca en el mundo. Multitud de alumnos, compañías emergentes, compañías profesionales de distintos estilos y bailarines que son referencia en la danza mundial participan o han participado en la mencionada gala. Podemos citar unos cuantos: Iker Murillo, citado con anterioridad, Jon Vallejo (bailarín del Ballet de la Ópera de Dresde), Itziar Mendizabal (Primera bailarina del Royal Ballet), Asier Ereso (Primer bailarín en Montecarlo Ballet), Lucía Lacarra (Primera Bailarina del Ballet de la Ópera de Munich), Mikel Irurzun (Malandain Ballet Biarritz), Jone San Martín (Coreógrafa e intérprete, desde 1992 baila en William Forsythe), Hodei Iriarte (Primer bailarín en Prague Chamber ballet), Iratxe Beorlegi (Primera bailarina en la Compañía Nacional de Danza de México), Urtzi Aranburu (hasta hace poco en el Nederlands Dans Theater), Juan Carlos Santamaría (ex bailarín y Premio Nacional de Danza 2008), como olvidarse de la donostiarra Alicia Amatriain, (Primera bailarina del Stuttgarter Ballet) y una de las diosas en el Olimpo de la Danza Mundial. Más de 60 bailarines vascos desarrollan su trabajo en el mundo. El talento, trabajo y esfuerzo personal de cada uno de ellos es fundamental pero también existe un sustrato de danza en la Cultura vasca, así como la vocación de bailar de este pueblo tan chiquito y, como no, la labor de tantas gentes que trabajan todos los días, uno tras otro, en la promoción, difusión y formación en este Arte que innovó Noverre…

Publicado en la revista digital artezblai.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.