Fiesta Escénica en Quito

Regresé después de seis años a Ecuador, país que conozco un poco. Pasear por las calles de Quito me sentó muy bien. La Plaza de Santo Domingo, el Palacio presidencial,…uno de los mejores cascos antiguos de latinoamérica y uno de los mejor conservados.

aaa20150916_171836

Pude constatar y palpar también la evolución de Correa en el poder. Aquel presidente que entró en Ecuador y le recibieron con el asesinato de su ministra de defensa y la hija de diecisiete años de ésta en un choque de helicópteros en una base militar. Y contrastarlo con el movimiento político en Quito en 2015. Había “movida”. Una manifestación contra gubernamental, vigilada, controlada y acotada por el gobierno y una marcha pro-Correa acompañada por él mismo. Los años pasan y el poder es peligroso, tentador. El Pueblo también olvida fácilmente el pasado y como en el deporte…vales en función de tu estado de forma actual. Y de los resultados. También recordé el desaparecido Festival de Teatro de Quito, dirigido por Rossana Iturralde, actriz y productora teatral. Y me alegré que mi presencia en Quito se debiera a la celebración de la primera edición de la Fiesta Escénica en Quito, que bajo la dirección de Chia Patiño, se presentó en la capital ecuatoriana para paliar la ausencia del extinto festival.

ccc20150916_121132

Una primera edición que saludamos con alegría y que nos deparó agradables sorpresas. Un equilibrio entre propuestas ecuatorianas y foráneas; y de espectáculos con larga trayectoria y novedades recién estrenadas. Desde México Más pequeños que el Guggenheim con más de cinco años de recorrido plantea una reflexión sobre el fracaso y los sueños perdidos. Pudo disfrutarse en una larga gira española no hace tanto tiempo. Desde Chile casi directos desde el Festival de Manizales se presentó el magnífico Otelo, dirigido y protagonizado por Jaime Lorca. La búsqueda artística de la compañía se centra en la relación del actor con las marionetas y los objetos, y en las infinitas posibilidades escénicas que surgen desde ahí. La compañía suiza Finzi Pasca presentó Bianco su Bianco. Espectáculo clownesco en el que los personajes construyen situaciones tragicómicas manteniendo un equilibrio entre la nostalgia y el teatro en sí mismo. Espectáculo fabricado y con marca “Daniele Finzi Pasca”. Barbecho de Natxo Montero representó a la danza contemporánea vasca en el festival. Danza, performance, intervención escénica que plantea una reflexión sobre la creación y el Arte con un sentido del humor de ida y vuelta. Laia Cabrera y Natxo Montero vestidos con gabardinas y adornados con sendas cabezas de cerdo se ponen en barbecho, paran una dinámica loca para que las cosas reposen, sucedan y permitan un “reset” a nosotros mismos.

bbb20150917_085057

En lo referente a propuestas ecuatorianas me interesó mucho Caía (hemisferio cero). Una instalación escénica en la que una mujer intenta contar su historia. Su relación problemática con el lenguaje y las trampas de la memoria no dejan escapar al personaje del recuerdo de un crimen familiar que la atormenta. Los personajes que son sombras, sitúan al espectador en el inconsciente atormentado de la protagonista. En otro estilo muy diferente, El País de la Canela, plantea una propuesta de docu-teatro sobre la actuación española en América hace 500 años. Las noticias acerca de la abundancia en las tierras del Oriente Ecuatoriano se remontaban a una época anterior a la llegada de los españoles, y eran tan prometedoras como las que daban cuenta del fabuloso reino de El Dorado. El hermano pequeño de Francisco de Orellana, conquistador del Perú, estaba decidido a encontrar la gloria en el descubrimiento de aquel “País de la Canela”. También descubrimos a Carlos Gallegos, pedagogo, dramaturgo, director de teatro, y sobre todo, actor. Magnífico actor en la defensa de Barrio, espectáculo basado completamente en el trabajo de interpretación.

En fin, bienvenida fiesta escénica quiteña, habéis abierto el fuego y que sea el inicio de una larga trayectoria. Y que podamos disfrutarla.

Publicado en la revista Artezblai.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.