Your majesties, Wellcome to the Anthropocene

Después del espectáculo Drácula, aclamado por la crítica, la compañía portuguesa Vortice Dance Company crea Your majesties, Wellcome to the Anthropocene, que se presentó en el Teatro Victoria Eugenia el pasado sábado, 14 de noviembre. Creación y coreografía de Claudia Martins y Rafael Carriço.

2 YOUR MAJESTIES

Vortice Dance Company ha obtenido varios premios nacionales e internacionales, como el Gran Premio de Coreografía (Finlandia, 2001), Premio del Público (Japón, 2002) Mención de Honor de Ourém (2003) o el Premio de Phillip Morris Recognizement (Letonia, 2004 ). Han realizado importantes giras internacionales: España, Finlandia, Francia, Letonia, Holanda, Rumania, Japón, Hungría, Dinamarca, Italia, Estados Unidos y Brasil.

Your majesties es un alegato a la Paz, una declaración política realizada con gran belleza y plasticidad. Comienza con el discurso de Obama al recibir el Nobel de la Paz. La contradicción del “Premio Nobel al comandante en jefe de un ejército entre dos guerras”. A partir de ahí se desarrolla un discurso multidisciplinar con gran fuerza visual: niños inmóviles ante la destrucción, nube radioactiva amenazante, imágenes dinámicas, proyecciones, hombres sin cabeza, sombras,… 6 bailarines con sólida formación clásica llegan al contemporáneo dejando pistas y matices de un neo-clasicismo evolucionado.

6 YOUR MAJESTIES

El término Antropoceno hace referencia a una nueva era, en la que los cambios ambientales en el planeta Tierra son consecuencia de la actividad humana. A través de la danza, esta propuesta nos sitúa ante una crisis de conciencia y ante la impotencia humana para borrar las marcas de los excesos del pasado y de la violencia.

Espectáculo de gran intensidad poética conseguida a través de una puesta en escena contundente, aderezada con textos como el del pensador indio Jiddu Kirshnamurti, el de Barack Obama o el de la joven activista ambiental Suzuki.

9 YOUR MAJESTIES

Vortice Dance propone despertar las conciencias y gritar contra la guerra y la violencia. Agradable sorpresa de una compañía formada por un grupo humano excepcional que culmina con un picnic al más puro estilo del sueño americano, , construido sobre el consuelo de los pequeños placeres y alejando de nuestras conciencias todo aquello que sea “inoportuno”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.