05

maiatza / 2015

1177 a.C.: El año en que la civilización se derrumbó, Eric H. Cline

Autorea: rubenvidal

bookcover1177 a.C.: El año en que la civilización se derrumbó
Eric H. Cline
Crítica, 2015
351 orrialde, 24,90 €
ISBN 9788498927757

Post hau gaztelaniaz dago.

Hoy toca Historia. Sísísí. Y no se me quejen que podía haber sido física cuántica. Como soy de natural tierno, me apiadaré de Vds. y elegiré una lección facilita. Ligera. Sin complicaciones. ¿Alguien sabe algo sobre la Edad de Bronce? No, no es la que viene tras la de Oro y la de Plata. Es otra. El caso es que el libro que les propongo aborda este apasionante tema. Sí, he dicho apasionante. Entiendo que dicho de tal manera, edadebronce, así sin avisar y a bocajarro, nos pueda dejar un poco descolocados, uy lo que ha dicho y tal. Pero si escarbamos un poquito encontramos ganchos más que interesantes, como por ejemplo Antiguo Egipto, imperio hitita, guerra de Troya, invasión de los Pueblos del Mar, en fin, nombres que, quien más quien menos, los sentirá como mínimo evocadores y exóticos.

Dicho así ya no suena tan mal, ¿verdad? Efectivamente, este libro, titulado de forma un tanto apocalíptica 1177 a.C.: El año en que la civilización se derrumbó, muestra a vista de pájaro lo que se cocía en el Mediterráneo oriental allá por los siglos XIV-XII antes de nuestra era. Ha llovido. Pero, por lo visto, los egipcios, hititas, micénicos, asirios, Ramseses, Akenatones, Nefertitis, Tutankamones y otras gentes del Oriente Próximo por allí pululaban. Y no eran, precisamente, muy de quedarse en casa, sino que eran más bien de intercambiarse cosas, productos, herramientas, alimentos, perfumería, droguería, menaje del hogar. Qué sé yo. El caso es que tenían montado un entramado de relaciones político-comerciales de proporciones bíblicas (chiste de historiador). Un mundo en el que el aleteo de una mariposa en Babilona se transformaba en un tornado en Amarna. Un mundo en que el alza del precio del cereal hacía temblar los cimientos de todo el orbe conocido. Un mundo, en fin, en que el estaño era el petróleo de la época. Globalización creo que se llama. ¿Les suena de algo?

Pero parece ser que algo gordo sucedió. Parece ser que los arqueólogos algo han visto en esa época que les llama la atención y que dio al traste con todas aquellas civilizaciones. ¿Invasiones bárbaras? ¿Cambio climático? ¿Guerra, destrucción, hambruna? ¿Todo a la vez? ¿Nada de ello?. Es lo que el autor, eminente arqueólogo también, trata de analizar y mostrar. Para ello utiliza un lenguaje muy cercano y poco o nada técnico, para que no nos distraigamos con el diccionario. Lo que quiere es mostrar un panorama, un estado de la investigación. Con sus contradicciones, zonas oscuras y limitaciones. Pero también con sus interrogantes, sus oportunidades, sus increíbles avances.

Busca, también, entretener, acercarnos un poco el mundo de la arqueología y mostrar su cara más emocionante. Porque no me digan que no tiene que ser emocionante toparse en el fondo del mar con un barco mercante del siglo XIV a.C. lleno de maravillosas mercaderías. Y encima explorarlo enfundado en neopreno y bombona de oxígeno. No me digan que no tiene ser excitante, ya en la mesa de estudio, unir la línea de puntos y descubrir un dibujo que nos sugiere una catástrofe en toda regla. Un panorama desolador en el que los opulentos imperios de la época se derrumban como piezas de dominó. Pero también es algo aterrador pensar que la causa podría, quizás, estar relacionada con un cambio climático. ¿Se repite, acaso, la historia? ¿Nos iremos nosotros también al garete?

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude