03

Abe / 2018

Desde el país de nunca jamás, Alma Guillermoprieto

Autorea: juaninger
Desde el pais de nunca jamás, Alma GuillermoprietoDesde el país de nunca jamás, Alma Guillermoprieto  Debate, 2018 380 páginas,  22,70 €, ebook 12,99 € ISBN 9788483069417

Post hau gaztelaniaz dago.

Alma Guillermoprieto es reportera por casualidad, pero no es casualidad que sea reportera. Si bien su vida estuvo marcada por la disciplina de la danza, una serie de acontecimientos fortuitos la llevaron a recorrer Latinoamérica durante la friolera de 30 años. No, no es casualidad: tiene la vitalidad y la mirada aguda del corresponsal, la curiosidad intacta del viajero y el afán de reflejar la realidad y sus diferentes aristas.

Partiendo de esta base es fácil entender el interés y valor de este conjunto de artículos que nos dibujan una America Latina efervescente y doliente, desilusionada, abocada a dictaduras atroces y democracias de variadas cataduras.

Estas pequeñas joyas se dividen en periodos cronológicos: 1980-1990, 1991-2000 y 2001-2010.

No es por azar: en una primera época una bisoña espectadora -con sus virtudes y defectos- nos muestra un San Salvador donde los cuerpos mutilados ya ni se contabilizan, a los supervivientes de la matanza de El Mozote, al peso del analfabetismo y la miseria.

En 1991 la pillamos en Brasil,en el mundo de las favelas -hay mas hogares con televisión que con nevera-, y en el Perú de Sendero Luminoso, Abimael Guzman y la dictadura de Fujimori y, como cronista de excepción, entrevistando al mismísimo subcomandante Marcos en la selva Lacandona.

Y magistralmente -2001-2010- nos plasma la Cuba del período especial, la de la visita del Papa, acercándonos a las limitaciones y lastres del régimen. Su aportación es espléndida.

Pero no todo es drama: el grupo Menudo y Ricky Martin, Mario Vargas Llosa o las cholitas luchadoras bolivianas, ponen un toque más ligero y ameno.

Impresionante. Impresionante como recorrido vital -se pasea por todo el cono sur americano- pero aún más valioso por los retratos de primera mano que nos regala, por su acercamiento a la realidad con una mirada que huye de paternalismos e intenta ir a lo esencial relatando lo que a otros les parece superfluo.

Guillermoprieto ha recibido en 2018 el premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades. Y tampoco es por casualidad: cuelga sus cronicas en The Washington Post, The New Yorker.. y salsea y rebusca en esas realidades que a veces aparecen como lejanas.

Enarbolando siempre la bandera de la Esperanza, soñando que otro mundo es posible y que ella estará allí para contárnoslo.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude