26

Abe / 2018

Tres funerales para Eladio Monroy, Alexis Ravelo

Autorea: juaninger

Tres funerales para Eladio Monroy, Alexis RaveloTres funerales para Eladio Monroy, Alexis Ravelo

Alrevés, 2018

245 páginas, 17,00 € ISBN 97884177077501

Post hau gaztelaniaz dago.

Es la primera de muchas. La primera novela de Alexis Ravelo. La primera de la serie de Eladio Monroy – y ya van cinco-.

Corría el año 2006 y el escritor canario iniciaba una andadura plagada de éxitos -premios Dashiell Hammet, Tormo, Novelpol, Valencia negra..- sobreviviendo, siempre según él, a base de cervezas y bocadillos de chopped.

Si tenemos sabuesos en La Habana, Venecia, Ystad, Sinaloa, Hamburgo, Tomelloso o Edimburgo ¿puede haberlos en las Afortunadas?

Pues sí. Teruel existe y Eladio Monroy investigando por las calles de Las Palmas de Gran Canaria, también.

Es Eladio un pensionista de la Marina que hace pequeños “encargos” con los que complementar su sueldo. Descreído, pero culto y sentimental, se ocupa de aquellos asuntos para los que se requiere a partes iguales temple y mala baba.

En esta su primera aventura -que cuenta con todos los aciertos y errores de una opera prima- hacerle un favor a su ex y su nueva pareja -un constructor metido en política-, desencadenará una marea de violencia y sangre.

Nuestro nuevo fichaje pondrá en juego todas sus habilidades para mantener a salvo de la extorsión y el crimen a los seres que quiere y, a su vez, íntegra su persona. Integridad que corre el riesgo de perder ante el juego de la corrupción manejada a partes iguales por las constructoras y los poderes públicos.

Agil y versátil, la prosa de Ravelo nos guía a gran velocidad por toda la fauna -empresarios, ediles, prostitutas, policías, picapleitos..- que cohabita en una ciudad turística, portuaria, con grandes posibilidades para el negocio ya sea este legal o no.

De lectura fácil, nos muestra lo sencillo que es cruzar la “linea roja” cuando el poder y el dinero campan a sus anchas.

Le seguiremos la pista al compañero Monroy. Vaya que sí.. La Vegueta, Santa Catalina y el Mirador nos esperan. Refrescante.

 

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude