07

Eka / 2019

El emperador de Portugalia, Selma Lagerlöf

Autorea: juaninger

El Emperador de Portugalia, Selma LagerlöfEl emperador de Portugalia, Selma Lagerlöf

Plataforma de Ficción, 2018

210 páginas, 19 €, ebook 9,49 €

ISBN 9788417376581

Post hau gaztelaniaz dago.

He de reconocer que la figura de Selma Lagerlof la tenía asociada a los cuentos infantiles, a los gansos voladores que acompañaban a Nils en sus viajes. Pero la primera mujer en obtener el Nobel de Literatura (1909) y en ser elegida miembro de la Academia Sueca (1914), también tocó con maestría las teclas de la novela y cuenta con una obra amplia y de gran valor. Renovadora de la literatura de su país, fue una mujer comprometida con su tiempo.

Asumo también que el título El emperador de Portugalia se me antojó fantástico, onírico, como sólo lo son los reinos de la imaginación: Syldavia, Macondo, Obaba..

Y al finalizar la lectura de esta fábula, de este cuento enigmático, pero lleno de saber popular, me alegro haber hecho caso al instinto, ése que debe acompañar a un lector que se precie, y que suele darnos a veces grandes alegrías

Un buen día el jornalero Jan, pobre entre los pobres, empieza a oír latir su corazón con la llegada al mundo de su hija Klara “quien no es capaz de sentir pena o alegría de todo corazón, nunca verá plenamente realizada su humanidad” (página 14).Ese músculo rojizo y palpitante que marcará los vaivenes de su relación con la niña.

Su amor de padre, que roza la locura, le llevará a extremos insospechados, creándose una especie de Insula de Barataria -Portugalia- para darle la vuelta a una historia que circula por el pueblo: que su hija marchó a ganar dinero para evitar el desahucio de sus padres y acabó dando “un mal paso”.

Desde ese momento y hasta el último suspiro, para el emperador Johannes de Portugalia, Klara Fina será siempre la emperatriz, la reina de su existencia.

A través de esta deriva conoceremos los avatares de los vecinos de Jan, la dura vida del aparcero, la grandilocuencia de los patronos y las altas instancias, el abandono y la codicia.

El campesino esperará todos los días en el muelle el regreso de su emperatriz y esta hará lo mismo esperando… como Penélope con su bolso de piel marrón o la Loca del muelle de San Blas

Una historia que recrea el amor desmedido, la fuerza de la naturaleza, lo doloroso del rumor y la mezquindad, los recursos del cerebro para no asumir las terribles verdades… nos lo hemos pasado bien en este mundo imaginario donde el loco más loco es el único cuerdo de la reunión.

Bonito, bello e -increíblemente- real, tan real como la vida misma.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude