27

Eka / 2019

El trono de César, Steven Saylor

Autorea: juaninger

El trono de César, Steven SaylorEl trono de César, Steven Saylor
La Esfera de los Libros, 2019
431 páginas, 23,90 €, ebook 10,99 €
ISBN 9788491644750

Post hau gaztelaniaz dago.

Nos gusta Roma. Nos gusta el misterio. Nos gustan las novelas que entremezclan hábilmente la historia y el suspense, una buena -que no púmblea- y documentada ambientación y un detective de casta.
Por eso nos gusta la serie de Steven Saylor protagonizada por Gordiano el Sabueso.
Gordiano ha ido evolucionando a lo largo del tiempo y se nos presenta aquí como un hombre ya mayor, con una familia consolidada, su nieto … y con una proyección social en ascenso propiciada por el mismísimo César.

Tengo una deuda con él, ya que me animó y me entretuvo un largo verano, acercándome a la historia de Roma, a su expansión, sus guerras civiles y a su vida cotidiana … de la mano de un tipo tranquilo, pero inteligente y perspicaz, que las élites contratan para averiguar, averiguarlo todo, merced a su capacidad para extraer información sin utilizar más que su perspicacia, su paciencia y su tesón.

¡Bravo Gordiano! fue mi lema aquel verano y en esta ocasión lo vuelvo a entonar: César, ya ejerciendo de dictador, se enfrenta al auspicio “cuídate de los Idus de Marzo” y precisa de nuestro amigo para averiguar si hay alguna conjura contra él.

El sabueso -de familia de “rastreators” callejeros – va a ser nombrado senador y al vértigo que ello le supone se une este complicado paquete que le endosa el cada vez más enfermo y desbocado César.

Basado una vez más en un hecho real -los famosos Idus de Marzo y el magnicidio del dictador- y aunque sabemos que César va a morir, la trama se mantiene muy interesante hasta el final -sorprendente por inesperado y audaz-.

Con todos estos ingredientes la novela fluye entre los entresijos de la clase senatorial y sus miedos, la lucha de poder, Cleopatra y Cesarión como invitados de lujo y una democracia que se tambalea ante los embates de todos los que se disputan el poder sin ningún tipo de ética ni moral.

No nos resulta desconocido ¿verdad?…Tu también Bruto hijo mío.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude