30

Ira / 2019

La Red Púrpura, Carmen Mola

Autorea: juaninger

La Red Púrpura, Carmen Mola

Alfaguara, 2019

423 páginas, 18,90 €, ebook 9,49 €

ISBN 9788420435572

Post hau gaztelaniaz dago

Si en su primera novela –La novia gitana– sorprendió muy gratamente a propios y extraños, con esta su segunda entrega de la inspectora Blanco vuelve a dar en la diana.

Tras el seudónimo de Carmen Mola tenemos a una gran narradora, que define rápida y eficazmente a sus personajes y dota a sus historias de una dinámica endiablada pero no por ello superficial.

Nuestra inspectora -mujer valiente y audaz, lastrada por el secuestro de su hijo y su posterior divorcio, que sólo se siente viva en el karaoke y en los encuentros de una noche-, se enfrenta a un nuevo caso.

En Internet están colgando en directo escenas de tortura, humillación y muerte. Tirando del hilo, el BAC -Brigada de Análisis de Casos que ella encabeza- vuelve a toparse con la Red Púrpura, una organización que trafica con vídeos de violencia extrema a tiempo real, con una amplia gama de “ofertas” que incluyen “fiestas privadas” y apuestas.

Para Blanco el impacto es doble: en las imágenes aparece su hijo en el rol de victimario y no parece un amateur.

Nuestra inspectora optará por callarse este dato y se embarcará en un viaje a lo más profundo de su dolor y el de las torturadas. Habrá de distanciarse de su equipo de fieles escuderos e intentar respetar los límites de lo legal… ¿Pero qué madre puede mantener la mente fría tras ver a su pequeño Lucas como un joven cruel y sádico asesino?

La tensión es máxima desde la primera página y se despliega fenomenalmente a lo largo de las cerca de cuatrocientos que la integran. Una serie de bucles y un uso magistral de los tiempos y los planos garantiza un thriller espectacular con una temática muy actual y que nos muestra el otro lado, la oscura trama del horror y el trafico de seres humanos…a la manera de Carmen Mola.

Que no somos nada, vamos.

Y que esto ya es una serie, y que esperamos que Elena Blanco siga cantándonos en el karaoke…

Y que no. Que el final no os lo cuento. Que disfrutéis de esta magnífica novela, a ponerse en modo “a sufrir”.

One thought

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude