11

Aza / 2019

Olinka, Antonio Ortuño

Autorea: juaninger

Olinka, Antonio OrtuñoOlinka, Antonio Ortuño

Seix Barral, 2019

243 páginas, 18,50 €, ebook 9,49 €

ISBN 9788432234934

Post hau gaztelaniaz dago.

Las novedades son siempre gratas y más aún cuando son fruto de la curiosidad. Vamos, como cuando se descubre una nueva seta o una manera de salsear con los pimientos choriceros o la cúrcuma.

Eso pasa con Antonio Ortuño: mejicano. Escritor prolífico. Colaborador de El País, al que acabamos de desgustar en Olinka.

Dejénme que les haga el cuento: Aurelio Blanco -El Yeyo, el Perro..- acaba de pegarse 15 años en la cárcel. Unos meses se convierten en 15 años por la promesa que su patrón, suegro y victimario, no cumplió. Yeyo se metió 15 años para ayudar a Carlos Flores a salvar sus negocios, a salvar Olinka, su gran proyecto inmobiliario.

Nuestro protagonista se verá de forma sorpresiva en la calle, sin haber pensado nada, sin planear su retorno. 15 años con la maleta preparada para salir y le han pillado en cueros.

Ortuño nos acerca al despegue de Guadalajara: boom del ladrillo, desapariciones, blanqueo de dinero, “inversionistas”.. el imperio de la coima con la implicación directa de la clase gobernante.

Es una radiografía de un México donde la corrupción se despliega como una gran mancha, como un chicle pegajoso que lastra la vida de sus ciudadanos -para saber del “ladrillo hispano”podemos hincarle el diente a Crematorio del gran Rafael Chirbes-.

Con una prosa directa, fría, pero no exenta de un punto de melancolía y dolor, nos desliza la trama jugando con el presente -¿Se vengará Yeyo?¿Peleará por su hija? ¿Podrá sobrevivir en una ciudad que ya ni reconoce?- y el pasado -la historia de los personajes, de su trayectoria, de sus miserias y miedos-.

Este “cuento”, vibrante y enérgico, nos enfrenta a una realidad que nos pilla bien de cerca y, aunque pudo haberse planteado al más puro estilo telenovela mexicana -el clan Flores, Yeyo el niño pobre que se casa con la rica heredera tras el “accidente”, los ladrones de cuello blanco, Jacobito, el novio modelo que viene al “reparto final”, la niña Carlita y su novia Wendy..- el autor se nos marca un thriller seco, cuyo final nos deja a la espera de un caballito de tequila.. o dos. Y su regusto.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude