02

Ots / 2021

Morir en primavera, Ralf Rothmann

Autorea: juaninger

Morir en primavera, Ralf RothmannMorir en primavera, Ralf Rothmann

Libros del Asteroide, 2016

232 páginas, 18,95 €, ebook 11.39 €

ISBN 9788416213849

Post hau gaztelaniaz dago.

Una vez más la editorial Libros del Asteroide se apunta un tanto: esta novela de Ralf Rothmann -escritor alemán multipremiado en su país, autor clave de la generación creativa germana de los 60-70-, es un excelente reflejo de una época: los últimos estertores de la segunda guerra mundial.

No se trata sin embargo de una más del género bélico-dramático-histórico, no. No hay grandes batallas, ni generales abyectos, ni personajes heroicos ni cobardes de salón.

Morir en primavera es la historia de dos adolescentes campesinos, ávidos de futuro, de trabajo, de mujeres, de proyectos… Dos muchachos muy diferentes, pero grandes amigos, que se mantienen al margen de la guerra que asola Europa.

Sin embargo, ante los reveses repetidos de sus tropas, Hitler decide reclutar a todo aquel que pueda servir a la causa, es la “quinta del biberón”: Walter y Friedrich vivirán la crueldad, la miseria, el terror… en sus carnes. Conscientes de la derrota, deseando uno resistir con vida -Walter- y el otro regresar a los brazos de su amada y recuperar su vida -el siempre “inconsciente” Friedrich-.

No son soldados. Son unos críos que tendrán que madurar de golpe, encallecerse e intentar no unirse ni a los verdugos, ni a los ávidos de venganza, ni caer en manos de salvapatrias ni renegados, sortear a los fugitivos y bandearse entre el hambre y las órdenes más crueles y estúpidas.

No es sin embargo un catálogo de dramas, no hay histrionismo ni aparato. Es un relato sincero y crudo, descarnado, de las vivencias de una generación perdida que quedó marcada para siempre. Los que se quedaron, los que volvieron enteros -que no intactos- , los que se enfrentaron a un regreso lleno de incógnitas y de familiares y amigos esquilmados por la tragedia.

Rothmann lo hace bien. Muy bien. A través de Morir en primavera podemos sentir el latir de esa generación doliente que cubrió con un manto de silencio todo lo acontecido, pesado silencio que acompañó y dañó a sus descendientes… como el hijo del protagonista, que a través de unas fotografías entenderá un poco más el universo de un padre -nuestro Walter- siempre ausente, bronco y hostil.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude