16

Abe / 2021

El deseo de los accidentes, Rafael Caunedo

Autorea: juaninger

El deseo de los accidentes, Rafael Caunedo

Ed. Destino, 2021

381 pág; 19€, ebook 8,54€

ISBN 9788423359653

Post hau gaztelaniaz dago

 

Pensamos que controlamos nuestras vidas. Nos sentimos seguros en nuestro día a día, con las rutinas y los gestos que las acompañan. Y, de golpe, el azar lanza sus dados y se carga nuestro castillo de naipes. Este es el punto de partida de la novela de Rafael Caunedo : el rebote de una pelota de goma.

Este “domestic noir” convierte en un juego psicológico coral la existencia de una joven pareja: una guardia civil -Blanca- que acaba de ser madre, y Alberto -profesor de historia con ínfulas de escritor-. Y es la tercera pieza, Edurne, la bebé, la catalizadora de la falta de comunicación entre ambos. Ella, con una depresión post parto de libro y un deseo de retomar su vida normal; El, ausente y enamorado de una compañera de trabajo.Y un pelotazo -ella es de antidisturbios- les llevará al precipicio.

En Blanca todo su resentimiento, sus temores, su aislamiento, sumarán puntos en su plan maestro: acabar con un marido distante, nada colaborativo, apalancado en sus sueños y, que además, sin duda alguna, le es infiel.

La carambola de la pelota -el accidente- y la maldad de sus intenciones, descritos con buen ritmo, en capítulos escuetos, son el punto nuclear sobre el que giran el resto de los personajes: la víctima del proyectil, el poderoso y tiránico padre de ésta, la amante ingenua y pizpireta, el editor alcohólico… y “A deguello”, la novela del escritor, que actúa de palanca de los múltiples giros del guión.

Muy entretenida, toca de una manera superficial pero no por ello menos interesante, temas de lo más cercanos y de los que no estamos exentos como la locura, el suicidio… los deseos de salir de un infierno particular de cualquier modo, a cualquier precio, incluso machacando a nuestros seres queridos.

Un chute de terror cercano, cotidiano, como un pelotazo en el rostro. Pues eso, un ejemplo perfecto de “domestic noir”, el horror en zapatillas.

 

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude