30

Mar / 2012

San Sebastian: palacios, parques y jardines, Fermín Muñoz Echabeguren

Autor: Anele

Fermín Muñoz Echabeguren
San Sebastián: palacios, parques y jardines      
Erein, 2012
196 páginas. 12€
ISBN 9788497467414

Este precioso libro de Fermín Muñoz Echabeguren nos cuenta la historia de ocho zonas verdes de San Sebastián. Cinco de ellas son jardines que datan de la época del jardinero Pierre Ducasse, que llegó a Donostia hacia 1875, procedente de Zarautz donde trabajó como jardinero del Marqués de Narros. Los otros tres parques son más modernos y se corresponden a la época actual.

A pesar de su nacionalidad francesa, los jardines diseñados por Ducasse son de estilo inglés. A su iniciativa se deben, entre otras cosas,  los tamarindos del paseo de la Concha.

El recorrido empieza por el Palacio de Aiete y nos cuenta la historia del mismo desde sus inicios hasta la remodelación para la construcción del Centro Cultural en 2010.

Otro lugar emblemático es el Palacio de Miramar, que dio lugar a la construcción del túnel de La Concha e incluso un embarcadero en el Pico de Loro para uso de la realeza.

El jardín, o más bien pequeño bosque de Cristina Enea, también fue obra de Ducasse. El Palacio lo mandó construir Fermín Lasala Collado, duque de Mandas, quien al no tener herederos directos, cedió la finca a la ciudad de San Sebastián y después de años de abandono fue rehabilitado rodeado de una gran polémica. En 2009 obtuvo el segundo premio al Paisaje del Consejo de Europa.

Sobre la Plaza Gipuzkoa dice Muñoz:
“En el jardín creado por Ducasse no faltó el detalle, su riachuelo, sus cascadas en miniatura, su puente rústico, así como los peces de colores, patos, y cisnes que lo adornaban”. Tampoco aquí faltó la polémica y se llevó a votación si rodear la plaza con verja o no.

Alderdi Eder se diseñó en 1880. En esta época había un circo y un monte ruso, que protegía del sol y viento y como no, la demolición de este en 1911 también estuvo rodeado de polémica, su derribo fue necesario para la construcción del nuevo Paseo de La Concha, que uniría Ondarreta con el Gran Casino.

Como parques más modernos tenemos:
Lau Haizeta, que fue creado en 1991 y cuyo proyecto fue del paisajista Iñigo Segurola. Es un parque comarcal que ocupa terrenos de Donostia, Renteria y Astigarraga, que alcanza 6,5 km cuadrados de extensión.

El Parque Araba fue construido a mediados del siglo XX y lo más destacable de él es que para su remodelación se tuvo en cuenta la opinión ciudadana, incluída la de los niños. Fue reinaugurado en 2002.

Finalmente, el Parque Larratxo, inaugurado el año 2000 como pulmón verde para el barrio, dispone de cuatro explanadas con juegos infantiles, miradores y zonas de esparcimiento.

El libro se encuentra disponible en la Red de bibliotecas de Donostia Kultura

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *