22

Feb / 2019

Atlas de las fronteras: muros, conflictos, migraciones, Bruno Tertrais, Delphine Papin, Xemartin Laborde

Autor: juaninger

Atlas de las fronteras: muros, conflictos, migraciones, Bruno Tertrais, Delphine Papin, Xemartin Laborde

Cátedra, 2018

132 páginas 25 €

ISBN 9788437638980

Cuántas miradas de asombro han producido aquellos enormes volúmenes de mapas coloreados… Podíamos imaginar los elefantes por la sabana africana e incluso situar las caravanas soñando con descubrir nuevas fronteras. Esos ojos de la niñez sólo veían amplios espacios donde jugar y descubrir, en los cuales un dedo, nuestro dedo todopoderoso, marcaba la ruta a seguir.

Esta fascinación nos lleva al volumen que nos ocupa: Atlas de las fronteras: muros, conflictos, migraciones.

Con un despliegue cartográfico de primera, el trío Tertrais/Papin y Laborde nos acerca al hecho geográfico, sus variables a lo largo del tiempo, sus casuísticas y su presente y futuro.

Las fronteras se nos presentan como un hecho artificial en tanto que los hombres las delimitan. A veces punto de encuentro, otras cruce de civilizaciones y la mayoría de ellas trazadas a partir de 1945. Espacio y línea, zonas de intercambio, de comercio y de tráficos, de migraciones temporales y de vigilancia y control.

Los textos y los mapas explicativos -de 10- nos muestran esos lugares a veces intangibles como las fronteras marítimas, los territorios de ultramar, o desgraciadamente tan reales como las fronteras cementerio o el espacio Schengen.

Cuantas veces echamos de menos poder visualizar esos mapas -sobre todo en casos de conflicto- para entender, valorar y posicionarnos. Este es el caso de temas candentes como el Brexit, la ampliación del muro EEUU-México, la división coreana , el muro de arena del Sáhara o las rutas migratorias hacia Europa que han convertido al Mar Mediterráneo en un espacio de desesperación.

El material que nos ofrecen es visual y explicativo y se pueden seguir sus cronologías, ámbitos y vaivenes. Con ello podemos entender mejor la situación de Cachemira, la división de Chipre, en fin, los muros del mundo con alturas que van de los 2 metros -Danevirke- a los 213 del ficticio de Juego de tronos, pasando por los 6,8 metros de Ceuta y Melilla y EEUU/Mexico.

Ya no nos evocan cocodrilos y palmeras como antaño, pero nos ayudan a descubrir un mundo por explorar y comprender. Y eso, siempre es fantástico.

Nota: la edición original es de 2014 y, como bien sabemos, en estos años el mundo ha dado muchas pero que muchas vueltas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *