12

Dic / 2019

Movimiento consciente: despertar la mente para recuperar la vitalidad, Anat Baniel

Autor: juaninger

Movimiento consciente, Anat BanielMovimiento consciente: despertar la mente para recuperar la vitalidad, Anat Baniel

Urano, 2010

314 páginas, 5,95 €

ISBN 788479537302

¿Quién es Anat Baniel?¿En qué consiste su trabajo? Anat Baniel es psicóloga clinica y bailarina y ha trabajado más de quince años con el doctor Moshe Feldenkrais, creador del Método que lleva su nombre. Ese aprendizaje se ha visto ampliado gracias a su aplicación a todo tipo de pacientes, entre otros, personas mayores, niños discapacitados, con problemas físicos o neurológicos y atletas de élite.

30 años dedicada a ayudar a paliar estos estados y dotar a sus pacientes de mayor vitalidad y calidad de vida, perfeccionando un sistema para todo aquél -sea cuál sea su estado físico, mental, edad..- que esté intentando mejorar su rendimiento y bienestar.

El planteamiento es simple: el cerebro no deja de crecer y expandirse, lo podemos despertar y mantener en forma convirtiéndose en la palanca de una mejora integral interna y, por ende, beneficiosa para nuestras relaciones personales.

La realización también es sencilla: debemos apagar el piloto automático y empezar a reencontrarnos y redescubrir nuestro cuerpo, dejarnos llevar, marcarnos el menos es más, tomar conciencia de nuestros movimientos e intentar mitigar o eliminar las señales de malestar.

Trabaja nuestro cuerpo y se estimula el cerebro o ¿es al revés?

Sea como fuere, encender el interruptor del aprendizaje, probar nuevas experiencias o mejor dicho estar abierto y dispuesto a hacer las cosas de otra manera, mantienen al cerebro en juego y dispuesto a participar y hacer participar al cuerpo en él.

La autora acompaña a los nueve pilares de la vitalidad con una serie de ejemplos de sus pacientes -muy a la americana- y una serie de ejercicios para descubrir el llamado movimiento consciente. Ojo, no se trata de esforzarse hasta que duela. Se trata de aligerar, de fluir, de “abandonarse”, pero desde la consciencia y la relajación, desde la lentitud.

Eso es, menos es más. Eso sí, con entusiasmo.

¿Dispuestos a navegar por la sutileza y la imaginación?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *