20

Feb / 2020

Los Testamentos, Margaret Atwood

Autor: juaninger

Los testamentos, Margaret AtwoodLos Testamentos, Margaret Atwood

Salamandra, 2019

506 páginas, 19,95 €, ebook 12,34 €

ISBN 9788493849494

Treinta años después Margaret Atwood recupera el universo Gilead. Este mundo de castas y de leyes, de normas y restricciones tan lejano y, a veces, tan real, está en fase de descomposición por su propia corrupción.

En esta “secuela”, Atwood desarrolla la acción a través de tres voces pertenecientes a la casta inferior, la de las mujeres. Una privilegiada joven de Gilead destinada a ser esposa de Comandante, otra educada en Canadá protegida por Mayday -la “resistencia”- y una tercera- en primera línea del poder y factotum del sistema- serán las tres guías en este viaje.

Sus testimonios definen la linea de flotación de esta gran novela. Puede leerse como una entrega de ciencia ficción, que recoge el éxito de su predecesora –El Cuento de la Criada– situando la acción quince años después de otro testimonio, el de DeFred.

Tambien como un excepcional thriller, con garra, con pulso, donde van encajando las piezas a un ritmo frenético. Incluso su lectura puede acercarnos a profundizar en ese sistema dictatorial y coercitivo, donde la mentira, el espionaje y la perfidia son moneda de uso corriente. En una vida marcada por la sospecha, la soledad y la replicación de usos y costumbres más propios del medioevo.

Sea cual sea la opción elegida o a la que nos lleve el propio texto, se hace patente el virtuosismo de hacer respirar estas tres voces que se aliarán, colaborarán e intentarán acabar con Gilead y sus Ojos omnipotentes.

Suspense, ingenio y una carga de profundidad insertada en el brazo de Pequeña Nicole y en este texto que se lee con avidez hasta el final.

Toca sumergirse en ológrafo de la Casa Ardua -Tia Lydia-, los testimonios de la testigo 369 A -Agnes Jemima- y 369 B -Pequeña Nicole- y a través de ellos en las vidas y azares de la pléyade de personajes que hacen posible una sociedad que se basa en alianzas de toda índole, disputas y mentiras,y un control exhaustivo… Los Ojos que todo lo ven.

Literatura con mayúsculas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *