29

Abr / 2021

Ellis Island, Georges Perec

Autor: juaninger

 

Ellis Island, Georges Perec

Ed. Seix Barral, 2021

93 p.; 14,25€, ebook 7,59€

ISBN 9788432237751

 

 

 

 En 1979 Georges Perec y Robert Bober son los encargados de realizar una película sobre Ellis Island. Este breve e inclasificable volumen recoge, por primera vez en nuestro país, los textos creados por Perec -a su vez poliédrico y personalísimo personaje- para este filme.

¿Inclasificable? Ciertamente, por mezclar poesía con recuerdos, por realizar una mistura de sentimientos, miedos, deseos… de almas destinadas a esperar el final de su viaje a quién sabe donde. Así, si Bober se ocupa de la realización, Perec se confronta con la dispersión, con la diáspora, el encierro, la itinerancia y la esperanza en un mismo lugar. En este caso Ellis Island, en nuestros días Lesbos, Lampedusa, Calais, la frontera mexicana… donde todas estas sombras rodean y apremian a miles de seres humanos.

Con citas, datos, recuerdos… el autor aúna sus temas de maneras que le hacen irrepetible: 16 millones de hombres, mujeres y niños pasaron por el islote, en sus “mejores” años 10.000 almas diarias… el tránsito, la desesperanza, las colas, el miedo… de unos seres que huyen de la hambruna, los progromos, el nazismo… de judíos, italianos del sur, irlandeses, polacos, turcos… en el vaivén de unos barcos, destinados a una tierra prometida, a un ancla donde iniciar una nueva vida. En unos casos, a recordar lo perdido e intentar hilar memoria para los que vendrán y, en otros, simplemente, a luchar por un mejor porvenir.

Frases cortas, versos sueltos, testimonios… una melange extraña de un cuantificador nato. Sí. Cuantificador. Perec gusta de enumerar, contabilizar, precisar hasta los más nimios detalles, para no olvidar. No olvidar nada.

E intenta, cuantificando, ir más allá de estadísticas y preguntarse, interrogarse sobre el azar que supone el nacimiento y, como no, sobre la magnitud de la esperanza que hizo que esas y estas gentes sean marcadas con letras de tiza, o pasen a formar parte de listas interminables o simplemente esperen en un barco atestado poder tomar tierra.

Es un texto fantástico para la reflexión más cuando se lee en voz alta, sólo desgranando los datos y los hechos desnudos…

“Cuatro millones de inmigrantes vinieron de Irlanda

cuatrocientos mil inmigrantes vinieron de Turquía y de Armenia

cinco millones de inmigrantes vinieron de Sicilia y de Italia

seis millones de inmigrantes vinieron de Alemania

cuatrocientos mil inmigrantes vinieron de Holanda

tres millones de inmigrantes vinieron de Austria y de Hungría…”(pag.76)

“Hay que intentar comprender lo que fueron esos dieciséis millones de historias individuales, esos dieciséis millones de historias idénticas y diferentes” (pag.86).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *