25

Oct / 2021

The Tenant of Wildfell Hall, Anne Brönte

Post escrito por Slawka Grabowska

The Tenant of Wildfel Hall, Anne Brönte

Penguin classics, 2016

542 páginas

ISBN 978-0-241-19895-7

 

 

Este mes en el Donostia Book Club seguimos la recomendación del traductor, Miguel Ángel Pérez Pérez y hablamos sobre “The Tenant of Wildfell Hall” (La inquilina de Wildfell Hall) de Anne Brönte. Esta segunda y última novela de la menor de las hermanas Brönte fue publicada en 1848, un año antes de su prematura muerte a la edad de 29 años causada por la tuberculosis.

Al leerlo hoy cuesta creer que después de la muerte de Anne, Charlotte intentase impedir que se siguiera editando “La inquilina de Wildfell Hall”. Todo esto se debía a las crudas descripciones de borrachería y de libertinaje de uno de los personajes de la novela. Sin embargo leyéndolo hoy no podemos tener la menor duda de que Anne de manera muy directa, sin embellecer la situación, critícaba los peligros de estos vicios y enseñaba que los maridos que los tenían ponían a sus mujeres en una situación precaria, critícando los malos tratos y el abuso del cual eran víctimas. Definitivamente no era un tema del que se hablara abiertamente en la época de las tres hermanas y seguramente todos los lectores se den cuenta de ello tan sólo pensando en que durante su vida ninguna de las tres pudo firmar ninguno de sus libros con su propio nombre. Las tres se ocultaron tras seudónimos masculinos: Acton (Anne), Ellis (Emily) y Currer (Charlotte) Bell.

La novela, a pesar de, o gracias a, la reprobación de ir en contra de la moral victoriana y que se consideraba obscenidad (sí, sí, me refiero a describir la violencia dentro del matrimonio) fue muy popular. Considerada inadecuada especialmnte para las lectoras despertaba la curiosidad como un fruto prohibido. Además cuenta con todos los elementos para atraer lectores: un ídilico pueblo inglés, una vieja casa, una mujer misteriosa, un interés romántico, drama…

A los que todavía no os hayáis animado con este clásico os quiero decir que no sólo la historia de la misteriosa inquilina de Wildfell Hall, Helen Graham es intrigante. También la manera de narrarla es bastante original: Anne decidió enseñarnos dos puntos de vista. El primero, el de Gilbert Markham lo vemos a través de cartas que este manda a su cuñado. El segundo, el de Helen está enseñado a través de sus diarios. No quiero destripar demasiado de la novela ya que realmente creo que merece ser leída, solo añadiré que la autora no siguió el tan característico para sus hermanas estilo típico para el romanticismo, sino que se decantó por el realismo y eso en una historia tan dura fue todo un acierto. Encontrarnos con el personaje de Helen impresiona. Desde la perspectiva del tiempo, “La inquilina de Wildfell Hall” es considerada la primera novela feminista no sólo gracias a la integridad de Helen, su coraje para ir en contra de las convenciones sociales, pero especialmente por ir en contra de la ley de la Inglaterra del siglo XIX al huir de un marido abusivo llevándose con ella el hijo de ambos.

A los que os animéis a leerlo o ya lo hayáis leído os propongo estos temas para analizar la novela más a fondo:

  • ¿Cómo es la comparación entre Eliza Millward y Helen Graham, las dos mujeres que cautivan a Gilbert Markham?
  • ¿Cómo cambia la percepción de Helen Graham por Gilbert Markham?
  • ¿Cuáles son y de dónde vienen los rumores sobre Helen Graham?
  • ¿Por qué Helen Graham vive escondida?
  • ¿Cuáles son las opiniones sobre la ingesta de vino por los niños expresados en la novela?
  • ¿Qué tipo de persona es Arthur Huntingdon?
  • ¿Consideras que es una novela feminista?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *