18

Jul / 2022

Relatos para darse un chapuzón: 1. El nadador

Autor: elenaoregi

Post escrito por: Amaia García

El verano está asociado con el baño, ya sea en el mar, en la piscina, en el río o incluso en un pantano… Esta pequeña muestra de relatos, muy diferentes entre sí, nos invita a darnos un chapuzón. Más allá de su temática, lo único que tienen en común estas cinco historias es que son intensas como una zambullida, y que su lectura dura lo mismo que tarda en secarse el bañador.

Cuentos, John Cheever

RBA 2012

1042 p.

ISBN 978-84-9006-395-8

Empezamos con un clásico: “El nadador”, del escritor estadounidense John Cheever, publicado originalmente en 1964 en la revista The New Yorker. Quizás algunas personas ya lo conozcan por su adaptación al cine, con Burt Lancaster en el papel protagonista. La historia nos sitúa en una tarde de mediados de verano, en un vecindario de clase media-alta. Ned Merrill decide volver desde el jardín de unos vecinos, donde está disfrutando de una fiesta (bien abastecida de alcohol), hasta su propia casa de una manera original: quiere regresar nadando, atravesando una piscina tras otra. Al comienzo del relato, el tiempo es cálido y soleado, y el ánimo de Ned, ligero y alegre. Pero ambos irán cambiando conforme avance su viaje. Como en todo buen relato, en “El nadador” hay corrientes profundas, mucho más importantes que las aguas tranquilas que vemos en la superficie.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *