19

Oct / 2011

La cultura-mundo

Autor: arantza

Estamos ante un régimen de cultura globalizado, o como dicen Gilles Lipovetsky y Jean Serroy estamos ante la cultura-mundo. El panorama actual  implica una unificación y desterritorializacion de la cultura, y a la vez a pesar de esa corriente global y homogeneizadora , cada vez más los particularismos culturales quieren hacerse oir.

Podemos hablar de desorientación cultural por parte de los encargados de transmitir la cultura (educadores) y por parte de las instituciones culturales como las bibliotecas y los museos, los programadores de teatro, cine, arte etc. que ven como muchas veces lo insignificante tiene valor cultural.  ¿Estamos ante la acultura?

Los autores dividen el libro en cuatro capítulos : la cultura como mundo y mercado, el mundo como imagen y comunicación, la cultura mundo como mitos y desafíos y la cultura mundo como civilización.

No es un libro negativo porque plantea una serie de soluciones que son las que quiero entresacar:

La necesidad de una nueva cultura general p.180. “Hoy estamos en el doble caos  de la abundancia y de la inmediatez” “la wikipedia símbolo de este saber mundializado, derrama en la red en medio del desorden, conocimientos dispares, que van desde los más puntual a lo más superficial”. No se trata de volver a la cultura enciclopédica, sino de repensar la enseñanza de la “historia”. Volver a instaurar la importancia de los maestros es otra de las ideas importantes.

Nos animan a reconsiderar la Universidad, a favorecer una cultura de la creatividad, a promover otra política cultural.

En cuanto al “libro” “dicen “Hay que utilizar la entrada de las nuevas tecnologías para prolongar la vida del libro y ampliar su difusión . La digitalización emprendida por la biblioteca Nacional de Francia va en la dirección correcta, que es ofrecer a todos los usuarios los libros del Patrimonio y a los investigadores las obras más especilizadas y de más difícil acceso para que no sea la lógica del mercado la que elija los libros que hay que digitalizar.

En cuanto a la lectura,  en un país como Francia, con tradición cultural hay un 9% de analfabetos entre los 18 y los 65 años y son más del doble los que tienen grandes dificultades para comprender el significado de un escrito sencillo. Recomiendan propiciar una política de la lectura seria en la escuela. No dicen  campañas de lectura, sino volver a colocar la lectura en la escuela como eje fundamental.

Para terminar de entresacar algunas de las ideas clave del libro es obligatorio hablar de “la cultura de las pantallas” tema desarrollado por los autores en el  libro”La pantalla global” .Internet forma parte de nuestras vidas y el papel del estado está por definir. Son partidarios de una verdadera política pública del medio. En cada país se debería crear un sitio de interés nacional. accesible para todos, una unificación de las webs actuales todas fragmentadas, con la información clara y actualizada. En Francia proponen que sea La Imprenta Nacional la encargada de unificar y así aprovechar su experincia editora.

Las pantallas no son responsables del nivel cultural del país (televisión) pero si del uso que se hace de ellas.No se pueden relegar los programas sobre el libro a horas intempestivas. El libro no es un bien cultural como los demás.Le conocmía es privada pero el contenido afecta a la vida intelectual común.

Para todos los que trabajamos en torno a la cultura, un libro interesante. Acaban de traducir al castellano un último libro de Gilles Lipovetsky titulado “El occidente globalizado”

Pronto en la Biblioteca Central de Alderdi eder

 

 

 

 

 

que vulrecomienda la prioridad de la lectura

 



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *