26

Nov / 2014

Innovación en bibliotecas, ¿planificación o improvisación?

Autor: arantza

BBerrikuntzak LiburutegietanHay palabras como innovación que se ponen de moda. Palabras de las que nos apropiamos y utilizamos desde ángulos distintos, palabras que usamos como signo de modernidad, palabras que no entendemos muy bien, que entendemos a medias o incluso que manipulamos. Palabras polisémicas.

Si además hablamos de innovación en bibliotecas, la mayoría de nosotros pensamos en la innovación tecnológica “ códigos QR, realidad aumentada, redes sociales, plataformas de préstamo de libros electrónicos, tecnología NFC (Near field communication), Raspberry pi y un largo etcétera de palabras informáticas muchas de ellas utilizadas sólo en inglés como el “cloud computing” que no traducimos porque es signo de modernidad y del colonialismo de la lengua inglesa.

¿Somos innovadores en bibliotecas? ¿quién lo diría hace unos años?

Ironías aparte Maribel Riaza, autora del libro “Innovación en bibliotecas”, hace un recorrido perfecto en el libro de todos los aspectos de la innovación aplicada a nuestra profesión.

Además de definir la palabra, de aclarar que la creatividad no es innovación, hace para mí algo muy importante hablar de la planificación de la innovación.

La innovación que me interesa no es únicamente la tecnológica sino esa otra innovación que hay que aplicar al modelo de biblioteca o de red de bibliotecas. Hablo de la innovación en procesos, la innovación en relación con el usuario, la innovación en la mentalidad del equipo bibliotecario, y como no en la dirección de la biblioteca.

Ahora que el Gobierno Vasco ha puesto en marcha la plataforma de préstamo on line de libros electrónicos, (modelo de innovación en el producto), bien podríamos dedicar algo de tiempo, a planificar y a pensar qué tipo de red bibliotecaria pública de Euskadi queremos, qué estructura de funcionamiento, qué recursos humanos y económicos queremos destinar, cómo queremos que participen las bibliotecas Forales….

Por favor no se trata de hacer grupos de trabajo, se trata de hacer planificación bibliotecaria de verdad.  Es hacer trampas el hacer creer que la opinión de todos es igual.

La mejor innovación que podríamos tener es precisamente “La reorganización bibliotecaria de Euskadi”

Ya se que es utopía además de innovación, pero mientras, os aconsejo leer el libro de Maribel Riaza. Como todos los de la colección “el profesional de la información” es claro, breve y completo.

Posdata. Casualidades de la vida, hablo de innovación y me entero de que el 16 de diciembre, en el Museo Guggenheim Bilbao, se presenta “La Guía de la innovación 2014”

La presentación se completa con una charla sobre “ Personas innovadores que impulsan la recuperación”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *