26

Nov / 2014

Innovación en bibliotecas, ¿planificación o improvisación?

Autor:

BBerrikuntzak LiburutegietanHay palabras como innovación que se ponen de moda. Palabras de las que nos apropiamos y utilizamos desde ángulos distintos, palabras que usamos como signo de modernidad, palabras que no entendemos muy bien, que entendemos a medias o incluso que manipulamos. Palabras polisémicas.

Si además hablamos de innovación en bibliotecas, la mayoría de nosotros pensamos en la innovación tecnológica “ códigos QR, realidad aumentada, redes sociales, plataformas de préstamo de libros electrónicos, tecnología NFC (Near field communication), Raspberry pi y un largo etcétera de palabras informáticas muchas de ellas utilizadas sólo en inglés como el “cloud computing” que no traducimos porque es signo de modernidad y del colonialismo de la lengua inglesa.

¿Somos innovadores en bibliotecas? ¿quién lo diría hace unos años?

Ironías aparte Maribel Riaza, autora del libro “Innovación en bibliotecas”, hace un recorrido perfecto en el libro de todos los aspectos de la innovación aplicada a nuestra profesión.

Además de definir la palabra, de aclarar que la creatividad no es innovación, hace para mí algo muy importante hablar de la planificación de la innovación.

La innovación que me interesa no es únicamente la tecnológica sino esa otra innovación que hay que aplicar al modelo de biblioteca o de red de bibliotecas. Hablo de la innovación en procesos, la innovación en relación con el usuario, la innovación en la mentalidad del equipo bibliotecario, y como no en la dirección de la biblioteca.

Ahora que el Gobierno Vasco ha puesto en marcha la plataforma de préstamo on line de libros electrónicos, (modelo de innovación en el producto), bien podríamos dedicar algo de tiempo, a planificar y a pensar qué tipo de red bibliotecaria pública de Euskadi queremos, qué estructura de funcionamiento, qué recursos humanos y económicos queremos destinar, cómo queremos que participen las bibliotecas Forales….

Por favor no se trata de hacer grupos de trabajo, se trata de hacer planificación bibliotecaria de verdad.  Es hacer trampas el hacer creer que la opinión de todos es igual.

La mejor innovación que podríamos tener es precisamente “La reorganización bibliotecaria de Euskadi”

Ya se que es utopía además de innovación, pero mientras, os aconsejo leer el libro de Maribel Riaza. Como todos los de la colección “el profesional de la información” es claro, breve y completo.

Posdata. Casualidades de la vida, hablo de innovación y me entero de que el 16 de diciembre, en el Museo Guggenheim Bilbao, se presenta “La Guía de la innovación 2014”

La presentación se completa con una charla sobre “ Personas innovadores que impulsan la recuperación”

19

Sep / 2014

Saber es poder

Autor:

El pensador Rodin Shangai liburutegiaren aurreanIMG-20140907-WA0012La Biblioteca Pública de Shangai tiene escrita en sus paredes la conocida frase pronunciada por Francis Bacon “Saber es poder”. Cita que aparece en muchos idiomas. Falta el euskera.

Pero no voy a hablar de conocimiento, ni de saber sino recomendaros, si alguna vez vais a Shangai, la visita de la biblioteca pública. La línea de metro número 10 tiene una parada con su nombre. No hay pérdida ya que aunque no sepáis chino, andar en metro es fácil. Todo está en inglés, el metro es limpio y sencillo y sólo cuesta tres yuanes (menos de 30 céntimos)

Shanghai es una ciudad fantástica que no envidia nada a Nueva York y antes de ir a callejear por la concesión francesa, ir al Pudong y subir a uno de los rascacielos “Shangai Word Financial center, Jin Mao…, o ir a comprar seda al barrio chino antiguo cerca de Yuquan Garden, yo os sugiero la visita de la Biblioteca. Estas visitas a bibliotecas son secundarias en las guías de viajes, siempre se priorizan las de los museos ¿no son las bibliotecas las catedrales, pagodas, templos de nuestro siglo?

Era domingo, 31 de agosto, la biblioteca estaba llena de gente. En la cafetería tomamos un té negro y aproveché para sacar algunas fotos. Todas es imposible ponerlas en el post pero por una vez las fotos creo valen más que las palabras. Algunos detalles me llamaron la atención : los paneles en los que aparecen las estadísticas de préstamo del día, los periódicos de Shangai digitalizados y consultables los dos últimos meses también en unos paneles, el jardín con la estatua de Confucio, la librería con cierto saber a comunismo, la maqueta de la biblioteca, la réplica de la estatua del pensador de Rodin en la entrada del edifico, hecha con cinco moldes de yeso de los utilizados por el autor.

Esta biblioteca cuya maqueta he fotografiado tiene una torre que parece un vigía, 24 plantas y 348 pies de altura. Es una de las más altas del mundo.

Las bibliotecas son para mí templos del saber. Por eso el lema de la biblioteca es muy acertado. Internet hace que cada vez me gusten más los espacios físicos bibliotecas. Para conocer verdaderamente un país hay que ir a a la biblioteca. La de Shangai estaba llena de ciudadanos anónimos, que leen, investigan, visitan la exposición, comen, ahuyentan su soledad, e incluso compran un libro.

Pero que los libros están de moda en China puedo afirmarlo porque después de la visita, en la zona de la concesión francesa me encontré con un Festival de cuenta cuentos y una biblioteca Infantil. La biblioteca estaba abarrotada de niños y niñas que escuchaban los cuentos acompañados de sus padres y madres. He adjuntado un par de fotos..

He dicho que no iba a disertar sobre el saber y así es. Pero termino el post con una referencia a un artículo que leí en El País, el 6 de septiembre. Daniel Innerarity  habla sobre “el valor del saber”.  Dice : “El saber en nuestra sociedad del conocimiento se ha industrializado de manera acelerada. Es un bien más. “

Además de que en la Universidad por supuesto hay que revisar permanentemente el saber y tiene que convertirse en objeto de reflexión, para mí la biblioteca es el lugar dónde se puede realizar la formación a lo largo de toda la vida. Siempre reitero que el lugar en el que el saber puede estar al alcance de toda la ciudadanía es la biblioteca. Pasados los años de la escolarización obligatoria y de la Universidad sólo la biblioteca pública garantiza la igualdad de oportunidades para alcanzar el conocimiento. Por eso es tan importante tener bibliotecas bien dotadas, con espacios amplios y con horarios amplios , abiertas los días de fiesta.

Shnagia liburutegiaren zerbitzu eta ordutegiak

Shangai Liburutegi publikoaren maketaMailegu datak pantailan Shangai liburutegi publikoanSaber es poderShangai Liburutegi publikoaIMG-20140907-WA0021Ipuin Kontaketaren festibala ShangainenIMG-20140831-WA0002Shangai Liburutegi publikoaPeriódicos digitalizados en la Biblioteca pública de ShangaiaBiblioteca Infantil de ShangaiBiblioteca Infantil de Shngai en al Concesión FrancesaHaur Liburutegiaren jardinetanShangai Liburutegiko jardina eta Confucioren  IMG-20140907-WA0020

30

Jul / 2014

¿Qué sabemos de las bibliotecas públicas finlandesas?

Autor:

 Kathya Shhkylar en la Biblioteca Duque de Mandas

Kathya Shkylar bibliotecaria de Entresse, ha estado con nosotras durante dos meses de marzo a junio La biblioteca de Entresse está en la ciudad de Espoo y forma parte de la red de bibliotecas de Finlandia HELMET

Katya solicitó la beca salario dentro del programa sectorial conocido como Grudtvig, lifelong learning, visits and exchanges que traducido sería programa para formación a lo largo de toda la vida, programa de visitas e intercambios. Yo desconocía la existencia del mismo y os mando el enlace porque quizás alguna bibliotecaria que domine el inglés se anime a viajar y conocer otras realidades. Es siempre enriquecedor.

Durante su estancia ha visitado todas las bibliotecas de la red, ha visitado el Koldo Mitxelena, ha estado con Arantxa Mariskal directora de la mediateka de Tabakalera, ha aprendido nuestra forma de trabajar, y como no, nos ha dado dos charlas de presentación de la biblioteca de Entresse, de la red HELMET y del funcionamiento de los servicios on-line.

En este post sin mirar los apuntes, ni entrar al detalle, quiero daros algunos de los datos que se me quedaron grabados sobre Finlandia, sobre su forma de trabajar. Además he completado la información sobre las bibliotecas públicas finlandesas con un libro que traje de Paris “Les bibliothèques en Europe . Organisation, projets et perspectives”. La editorial es “Cercle de la librarie” Hay un capítulo dedicado a las bibliotecas escandinavas. p. 181-209

Red Helmet y Biblioteca Entresse- agunas pinceladas

La red Helmet que en finlandés significa perla se encuentra en el área metropolitana de Helsinki. La red Helmet en cifras se puede resumir en 900 trabajadores, 17 millones de préstamos anuales, 16,5 millones de visitantes de ellos 8,1 millones son virtuales y tienen 3, 4 millones de documentos. Como cualquiera que tenga conocimiento de las estadísticas bibliotecarias sabe que las cifras hay que relacionarlas con la población deciros que Finlandia tenía en el año 2011,  5,4 millones de habitantes. Hay un hecho que no se puede negar a la vista de esas cifras,

Entresse la biblioteca en la que trabaja ahora Katya, digo ahora porque hay movilidad del personal se encuentra en la ciudad de Espoo. Espoo es una ciudad de 260.000 habitantes ciudad muy extendida, de grandes distancias. Katya dijo que hay mucha diferencia entre Helsinki y Espoo en la forma de trabajar. Espoo es una ciudad dormitorio sin un centro o parte vieja.

La red se compone de 15 bibliotecas, 2 bibliobusues y 4 bici-bibliotecas. Katya es la responsable de las bici-bibliotecas. El servicio depende de la climatología. Es un servicio nuevo que funciona desde el año pasado. Hacen el préstamo con IPADS.

El marketing de servicios es muy importante, de hecho Katya tiene estudios de marketing. La biblioteca va a la playa, al parque, explican siempre los servicios, hacen mucha difusión.

Entresse es una biblioteca ubicada en un centro comercial. Cuenta con 21 trabajadores fijos, se puede comer, y todas las actividades y los cursos de Internet los hace el personal bibliotecario. Todos hacen de todo, aunque hay ciertas especializaciones. Cuentan con personal de prácticas. Llevan uniforme, os cuento ésto porque en Donostiakultura se propuso que el personal bibliotecario llevara algo que les identificara y la resistencia fue tanta que no fue posible que se llevara ni un chaleco identificativo.

Hay dos idiomas oficiales el finlandés o finés y el sueco. Katya es de origen ruso y también lo habla. Un 81% de la población de Espoo visita la biblioteca habitualmente, 92% considera que las bibliotecas están bien organizadas, un 2% lo contrario. Ante estas cifras de uso ¿qué decimos?

Servicio virtuales o servicios on-line- algunas ideas

Le pedimos una segunda charla a Katya para ver como iban desarrollando los servicios on-line. Ella reconoció que no eran su especialidad y me ha enviado los contactos de las personas responsables de los mismos. Cuando vuelva de vacaciones me pondré a ello.

En principio los servicios virtuales son para toda la red HELMET. Puedes consultar en streaming en algunos casos y en otros llevar en préstamo libros, películas, cursos de idiomas, revistas, música.

Trabajan con más de una plataforma, según sean vídeos, música, libros etc. Katya mencionó a Ellislibrary, Overdrive, Press Display, Zinio, Epress, Naxos Music Library… Señaló que hacen muchos cambios en estos servicios virtuales, contratos a distribuidoras, enlaces desde la web con librerías.

Las cifras de uso son importantes. El año pasado 339.000 préstamos en-línea y un 8,1 millón de visitas a la web virtual. La web aglutina todos los servicios y es bastante clara. Insistió en la importancia de la formación de usuarios en el uso de las plataformas y que creía que los usuarios del servicio presencial y los virtuales no eran los mismos.

Financiación y arquitectura

En Finlandia la biblioteca pública está clasificada como servicio municipal de base. La financiación de la biblioteca pública se reparte entre el Estado y el ayuntamiento en una proporción de 40/60 %. En Euskadi las ayudas del Gobierno Vasco, representan el 10% del total del costo del servicio municipal. Si bien es verdad que este porcentaje al asumir el Gobierno Vasco la totalidad del préstamo on-line de libros electrónicos variará.

La arquitectura de las bibliotecas nórdicas y finlandesas llama la atención. Por ser una arquitectura muy moderna y funcional. En Finlandia siempre se menciona como ejemplo a nivel arquitectónico la biblioteca de Tampere, que simboliza un gran pájaro. La biblioteca se llama Metso y fue realizada por el arquitecto Reima Pietila, arquitecto finlandés muy importante. Las bibliotecas en los países nórdicos son realizadas por arquitectos de renombre ya que la biblioteca templo de conocimiento es muy valorada en el ideario común.

La estancia de Kahtya abre la mente, nos hace reconocer lo poco que sabemos de las bibliotecas del resto de Europa, lo poco que sabemos de historia de otros países, yo por lo menos.

Termino este post de pinceladas sobre las bibliotecas de Finlandia, recomendando a Ilka Makinen que tiene bibliografía sobre las bibliotecas finlandesas en el siglo XX.

30

May / 2014

Recordando a Concha Chaos

Autor:

Nuestra compañera bibliotecaria “Concha Chaos” falleció el jueves 8 de mayo y en este blog dedicado a las bibliotecas y a las bibliotecarias quiero recordar muy brevemente, a base de algunas pinceladas su trayectoria profesional

A nivel personal trabajé con ella, aprendí de ella y en los últimos años antes de su jubilación, cuando accedí a la dirección siempre me apoyó.

Muchos donostiarras de mi generación la recuerdan en el tercer piso del edificio de la plaza de la Constitución, dónde se ubicó la biblioteca infantil desde su creación en la década de los 70, hasta su traslado a la sede actual en 1994.

Estos lectores recuerdan como disfrutaban en silencio con los Tintines, los Mortadelos … bajo la atenta mirada de “Conchita”

Se le concedió la medalla al mérito ciudadano en el año 2007. En su discurso de agradecimiento se acordó de todo el equipo de bibliotecarias y por supuesto de Ramón Etxezarreta, que creyó en las bibliotecas públicas donostiarras, las impulsó y las apoyó.

No se puede resumir una vida dedicada a las bibliotecas infantiles en unas cuantas líneas pero podemos preguntarnos ¿porqué le dieron la medalla al mérito a una bibliotecaria?

Y contesto por ser una gran trabajadora, por ser pionera en la creación de bibliotecas infantiles, por crear bebetecas en las secciones infantiles, por crear un centro de documentación del libro infantil y juvenil vasco, por fundar junto con Iñigo Sanz de Ormazábal y Susana Soto la Asociación de bibliotecarios y documentalistas de Gipuzkoa,  por impulsar la creación de bibliotecas escolares de San Sebastián y por ser una especialista de la literatura infantil

En el número 14 de la Revista Behinola nos habla de las bibliotecas infantiles como lugares de libertad e insiste en la especificidad de los bibliotecarios Infantiles “Los bibliotecarios infantiles tienen unas capacidades y conocimientos que otros bibliotecarios no necesariamente tienen que tener”

Al terminar los estudios universitarios acudió a la biblioteca municipal de San Sebastián y se entrevistó con el director, Juan Bautista Olaetxea Labayen, al que le dice que le gustaría trabajar en una biblioteca. Empezó haciendo prácticas, sacó la plaza de bibliotecaria de la sección infantil y así hasta su jubilación.

En la revista “Educación y biblioteca“. n-85 1997 . le hicieron une entrevista en la sección “En primera persona” en la que confiesa que lo que le gustaba era leer, después vino su vocación.Lo que tenía claro era que me gustaban los libros y que quería trabajar en algo relacionado con ellos. Luego vino esa desconocida. De repente un día te dices: ah¡ pero si esto estaba aquí y yo ni me había enterado

 Siempre leía los libros infantiles que recomendaba. Los leía todos.Era una gran especialista en el arte de la ilustración de los libros infantiles, de la literatura infantil española y extranjera, y como no, se preocupó de recoger y conservar el “libro infantil en euskera”

Insisto se le dio la medalla al mérito por ser una gran profesional, y una gran trabajadora. Los que tuvimos la suerte de trabajar con ella, sabemos que las bibliotecas donostiarras de hoy, le debemos muchísimo.

31

Mar / 2014

Bibliotecas amigas

Autor:

En este post me voy a  hacer eco de la importancia de los proyectos pequeños de colaboración entre bibliotecas de distintos países, de los hermanamientos o de las estancias profesionales de bibliotecarios y bibliotecarias de otros países. Ver como trabajan en otras bibliotecas es muy enriquecedor y estas iniciativas pueden abrir líneas de colaboración y programas conjuntos.

Esta reflexión surge al hilo de tres iniciativas todas de este mes de marzo.
La primera,  la visita de las bibliotecarias y bibliotecarios del País Vasco francés, a la biblioteca central infantil.

La segunda  el hermanamiento de dos de las bibliotecas de nuestra red, Intxaurrondo y Ernest Lluch (Amara) con la Biblioteca de Taradell.

Por último la estancia profesional , desde el viernes día 14 de marzo hasta el mes de junio en la biblioteca Central, de Ekateryna Shkyler de la biblioteca de Entresse Library (Espoo city library) de Finlandia. De esta estancia hablaré en otro post.

Visita de las bibliotecarias y bibliotecarios del PaísVasco francés

El día 6 de marzo visitaron la Biblioteca Central Infantil, un grupo de bibliotecarias y bibliotecarios del País Vasco francés.  La visita se concertó con Maia Etchandy,  que es la encargada de la mediación cultural del Instituto Cultural vasco con las asociaciones y las colectividades locales. Nos visitaron entre otros de la Mediateca de Bayonne, de Biarritz, de Saint Jean de Pied de Port, de Uztaritze, de Pau…

Mi compañera Elena Oregi, responsable de la Biblioteca central Infantil, hizo de anfitriona en euskera y en francés. Le ayudamos Maia Etchandy y yo misma

Para muchos de vosotros el Instituto cultural vasco de Ustaritze será un desconocido y no viene mal recordar algunos datos. Este instituto fue creado en el año 1990, gracias al impulso de las asociaciones a favor del euskera y la cultura vasca y a la subvención de diversas instituciones públicas. Participa el Ministerio de Cultura y Comunicación francés, el Consejo regional de Aquitania, el Consejo de los Pirineos Atlánticos, y  la mancomunidad de municipios a favor de la cultura vasca que agrupa a 146 municipios de Iparralde, y el Gobierno Vasco.

En el Pais Vasco francés hay importantes Mediatecas que impulsan la cultura vasca y la colaboración con ellas siempre nos ha interesado. Ya estamos pensando en devolver la visita.

Proyecto de Biblioteca a Biblioteca, de País a País
Eva Leuco Sánchez, responsable de la Biblioteca Antoni Pladevall i Font de Taradell nos propuso este año, 2014 participar en el proyecto de Biblioteca a Biblioteca, de país a país. Esta iniciativa empezó en el año 2011, para conocer mejor la realidad de otro país y al mismo tiempo promover la sección de senderismo y viajes de la biblioteca.

Han dedicado el proyecto a Escocia (Higlands 2011) a la Provenza y a Portugal el año pasado, el 2013. Es un proyecto sencillo. A lo largo de los meses de marzo a octubre las bibliotecas hermanadas dedican alguna de las actividades culturales que habitualmente realizan a la cultura elegida.  Se ajusta a los presupuestos y al tiempo  de la biblioteca. Las bibliotecarias de Amara e Intxaurrondo ya está programando entre sus actividades habituales alguna dedicada a Cataluña.

Como ejemplo de actividad en Intxaurrondo en el mes de abril se celebra  “La semana del caminante” y se hará una guía de lectura  de libros de senderismo en Cataluña.  La tertulia literaria del mes de octubre se dedicará al escritor catalán Enrique Vila Matas.

En la biblioteca de Amara en el “Rincón de narrador” se celebrarára sesión especial de cuenta cuentos de Cataluña. En la tertulia literaria se ha elegido al escritor catalán Juan Marsé y su obra Caligrafía de los sueños. Se recordará también al poeta catalán Salvador Espriu

Las bibliotecas siempre nos hemos ayudado, las cercanas y las lejanas, y hemos tenido muy claro que se aprende mucho de los viajes bibliotecarios y de la relación entre los profesionales. Ya lo dije en algún otro post, lo virtual pone en valor lo presencial. No es comparable la relación personal física con la virtualidad, por lo menos para las personas de mi generación. Nuestras colegas catalanas nos visitarán en septiembre.

 

28

Feb / 2014

Censura y bibliotecas¿ Un tema tabú?

Autor:

zentsura eta liburutegiak xx: mendeanDos noticias leídas el año pasado, el 2013 sobre “La censura en las bibliotecas públicas de Pamplona y Barañain,”  y la otra en la biblioteca pública de Guadalajara, me han hecho recordar el excelente libro ” Censura y bibliotecas en el siglo XX” de la autora  Marie Kuhlmann.

El libro se completa con dos estudios, el primero de ellos “La escuela primaria y la censura 1880-1945” escrito por Nelly Kuntzmann y el estudio titulado “Las investigaciones sobre la censura en las bibliotecas de los Estados Unidos de América 1959-1985 de Hélène Bellour.

El libro recuerda que el tema de la censura en las bibliotecas públicas francesas no se había tratado. Escuchar la palabra censura pone nervioso a casi todos, sólo se acepta cuando se habla de regímenes totalitarios, de quema de libros, nazismo, estalinismo, inquisición etc. Esta palabra es tabú.

Por eso en el estudio se insiste en el concepto amplio del tema. Las bibliotecas ofrecen los libros y los documentos que no están prohibidos por la ley en vigor.
Pero toda institución cultural sabe que al seleccionar y ofrecer determinados documentos y no otros ya  ejerce una cierta forma de censura, o para ser suaves de “selección”

Además de hablar de la censura ejercida por las autoridades políticas de cualquier signo (derechas, izquierdas, centro,)  entendiendo  como censura la intervención de la autoridad administrativa superior que impide o limita la difusión de determinados documentos, revistas por razones de orden moral, religioso, filosófico político, ideológico o cultural” , Marie Kuhlman trata el tema de los cambios que se producen a lo largo del siglo XX en los criterios de selección de los fondos de las bibliotecas, realizados por las bibliotecarias.

El propio presupuesto bibliotecario hace que no podamos comprar todo lo que se edita, ya tenemos que seleccionar.
El tan manido criterio de calidad es variable. Se tiene en cuenta el género literario, la calidad de las ilustraciones, el valor científico de la obra, el autor, el lector etc.  Uno de los criterios que a mediados y  finales del siglo XX , se empezó a utilizar fue el de la compra de libros que se prestaran mucho.
Las bibliotecas públicas o populares entendieron que frente al libro erudito para poder llegar a un mayor espectro de la población era necesario incorporar bestsellers.

Muchas bibliotecarias sufrieron con la incorporación de este tipo de documentos ya que la función educadora en la elección de “buena literatura” estaba en el ADN de la profesión.

En la actualidad  ¿se ha inclinado demasiado la balanza hacia el bestseller? ¿Se recomiendan los libros clásicos? ¿Se recomiendan los libros que no aparecen en la lista de los más vendidos?¿ejercen una autocensura inconsciente las bibliotecarias?

El criterio de calidad cambia, el lector también y ojo el lector también ejerce su presión. Podemos decir que encontrar el equilibrio en las adquisiciones requiere mucho conocimiento sobre todo en los momentos actuales en los que se utiliza la falta de recursos económicos para comprar o no determinados títulos.
El debate de las adquisiciones sigue abierto y es apasionante.

¿Libros prohibidos?

A lo largo de la historia algunos libros que hoy en día no lee nadie fueron prohibidos. En la literatura francesa tuvieron ese honor “Las amistades peligrosas” de Choderlos de Laclos, “Corydon” de André Gide, en el que el autor intenta demostrar el carácter natural de la homosexualidad y también fueron prohibidos por supuesto los libros de Sade.
En la guerra de Argelia, las bibliotecas administradas por alcaldes de derecha prohibieron los libros favorables a la independencia.
El Index catálogo de los libros que la Santa Sede prohibía y que fue instaurado en el siglo XVI, no se suprimió en Francia hasta el año 1966. En el Index se prohibían obras de Voltaire, Stendhal, Jules Michelet, Balzac, Victor Hugo,  Jean Paul Sartre, entre otros.

En la segunda guerra mundial, la censura alcanzó uno de los grados más altos del siglo XX. Se conocen los libros prohibidos como las Listas Otto, por el nombre del embajador alemán Otto Baetz. En estas listas encontramos a autores como Thomas Mann, Vicki Baum e incluso Stefan Zweig, y por supuestos los autores judíos alemanes, Kafka,  y autores judíos franceses Julien Benda, Malraux, Romain Rolland, Simenon etc y etc.

La lista de libros prohibidos es amplísima. Si tenéis curiosidad, el año pasado se publicó el libro de Werner Fuld “Breve historia de los libros prohibidos”. Lo tenemos en las bibliotecas municipales.

¿Censura en la actualidad?

Como he dicho dos noticias del siglo XXI, me han llevado al siglo XX. Si alguien lee este post puede pensar que el tema de la censura en la actualidad está superado, pero quizás peca de optimismo.
Los códigos deontológicos o éticos de la profesión son exhaustivos y claros recordando a las bibliotecarias que los fondos documentales gestionados por los profesionales deben reflejar la diversidad cultural e ideológica y que hay que integrar en sus colecciones recursos de información adquiridos lícitamente.

Sin embargo los casos denunciados por la biblioteca de Guadalajara y por las de Pamplona y Barañain reflejan que las presiones existen y que además la dependencia de las bibliotecas de los poderes políticos y lo que se denomina la lealtad institucional, son también cuestión de debate.
En Iwetel he leído que algunos se preguntan ¿hasta dónde llega la lealtad institucional y la libertad de conciencia del individuo?

Marie Kuhlmann,  no da por terminada la censura o la autocensura. En la página 242 nos habla del futuro de la misma y dice “La censura es la regla, la libertad la excepción, la censura no es una peripecia , ni  un momento pasado de una civilización”

Es vuestro turno.

 

30

Sep / 2013

María Moliner bibliotecaria. Mujeres bibliotecarias

Autor:

Dos ideas me rondan la cabeza para este post de septiembre. La primera recordar a mujeres célebres bibliotecarias como María Moliner y la otra el estudio sobre el estatus de la mujer bibliotecaria realizado por Katharine Phenix para la ALA (Asociación de bibliotecarios americanos)

Mujeres célebres bibliotecarias

No es fácil encontrar en las obras de referencia,  mujeres importantes por ser bibliotecarias y en mi blog quiero hacer un hueco a esas profesionales. Siendo una profesión de mujeres, ha sido dominada por los hombres y en los puestos importantes sólo en los últimos años, a partir de 1970 vemos algunas.

Durante la II. República hay un movimiento cultural progresista de muchas bibliotecarias que se ve truncado por la Guerrra civil

Como ejemplo cercano, la biblioteca municipal de San Sebastián, fundada en 1874 y hay que esperar a 1972 para encontrar a la primera directora Eulalia San Agustín Barraca, que era del famoso Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y arqueólogos. Le precedieron siete directores hombres.

Conocemos a María Moliner principalmente por la redacción del “Diccionario de uso del español” pero para el gran público su labor como bibliotecaria es desconocida.  Es verdad que el diccionario es la labor de su vida, ya que durante quince años redactó miles de fichas y fue capaz sin las nuevas tecnologías de escribir ella sola el diccionario que lleva su nombre.

Pero tan relevante o más es su labor como bibliotecaria. María fue artífice importante en la creación de las bibliotecas populares, municipales y rurales  durante la Segunda República.  Participó en el II Congreso Internacional de Bibliotecas y Bibliología en el año 1935 con una ponencia sobre “Bibliotecas rurales y redes de bibliotecas en España“.

En Valencia deseaba establecer una  Escuela de bibliotecarios. Tenía una fe ciega en la eficacia de la creación de bibliotecas rurales para hacer llegar la lectura y la cultura.  En esa época un 40% de la población española era analfabeta. Nos dejó una memoria sobre las Bibliotecas en las Misiones Pedagógicas. Viajó a las aldeas para conocer la realidad.  Alabó y quiso trasladar la experiencia de Cataluña al resto de las regiones.
Incluso en plena Guerra Civil en 1936 la tarea de bibliotecaria continuó con muchas dificultades. Escribió las “Instrucciones para el servicio de pequeñas bibliotecas” plasmando en ese documento toda la experiencia adquirida.

La Guerra civil trunca todo este incipiente desarrollo. Los años de la posquerra son años de silencio, después del trabajo en la Biblioteca de la escuela de Ingenieros de Madrid, María se refugia en la redacción del famoso diccionario.
Los homenajes llegan tarde. La exposición denominada “Biblioteca en guerra” organizada por la Biblioteca Nacional en el año 2005 si ensalza la labor realizada por María Moliner.

Para conocer la faceta bibliotecaria y la vida de María Moliner al detalle que mejor que leer el  libro “Vida y obra  de María Moliner” escrito por Asunción Pilar Rubio López.  El espíritu que mueve su vocación por las bibliotecas nos sirve en la actualidad, no está obsoleto.

Estatus de las mujeres bibliotecarias

La profesión bibliotecaria no tiene un estatus importante, entendiendo estatus como consideración en la sociedad y como profesión bien pagada. Es una profesión de mujeres. Precisamente el que sea una profesión femenina conlleva una menor valoración económica, un menor sueldo si se compara con otras profesiones relacionadas con la cultura, y con el patrimonio por ejemplo los museos.

Para afirmar esto me baso en mi experiencia, no avalo con datos estadísticos pero en Estados Unidos, Katharine Phenix  si lo afirmó en 1985 en Seattle dónde presentó su estudio de más de 2.000 referencias bibliográficas de recopilación del trabajo de las mujeres en las bibliotecas. El título “The Status of women Libraries”

Katharine afirma : “En el censo de Estados Unidos en 1980 había 136.000 bibliotecarios y de ellos el 84, 6 % eran mujeres. En la ALA (Asociación de bibliotecarios americanos) hay 40.000 miembros de los cuales el 78, 3% son mujeres. Hoy en día es un profesión de mujeres sin embargo hace 100 años no era así. Las mujeres llegaron a la profesión porque somos baratas y disponibles”

En cuanto al salario dice” En las bibliotecas universitarias las mujeres ganan $14, 850 dólares y los hombres $ 20, 520 dólares. En las bibliotecas públicas las mujeres ganan $14.236 dólares y los hombres $19, 319.  Las diferencias se mantienen en toda clase de bibliotecas.”

Yo no diría que esto ocurre en mi entorno, en la actualidad. Es decir un director de biblioteca hombre o mujer gana igual. Pero si me atrevo a afirmar que la directora de biblioteca por ser bibliotecaria gana menos que un director de museo, o un director de teatro, o un director de un Palacio de Congresos. Siempre comparando dentro del ámbito de la cultura, la profesión bibliotecaria tiene un salario menor. ¿Quién se atreve a afirmar que la razón no es porque es una profesión de mujeres?

Quiero por lo tanto recordar a las mujeres bibliotecarias. Hacerles un hueco. Hoy María Moliner, pero habrá otras. Rendirles un pequeño homenaje.

Nieves González  en youtube siempre pregunta ¿Por qué soy bibliotecaria?

 

30

Jul / 2013

Bibliotecas y ocio

Autor:

Por cuarto año consecutivo, las bibliotecas de San Sebastián, hemos editado sólo de forma digital, una guía de libros para el verano. Son propuestas con el fin de animar a leer en esta época. Una de las razones, por la que no se lee, la principal según la encuesta, “Hábitos de lectura y compra de Libros en España, 2012”  es la falta de tiempo, y precisamente en verano, tenemos más tiempo.

En verano también podemos ir a la biblioteca. Las bibliotecas en general, permanecen abiertas, aunque es verdad que se reducen horarios y que la crisis, amenaza con mayores reducciones. En San Sebastián, el servicio bibliotecario municipal permanece en agosto en cuatro de sus bibliotecas la Biblioteca Central, la del barrio de Aiete, Amara, la de Gros y la del barrio de Alza en el caserío Tomasene. Abrimos la biblioteca de verano en el monte Urgull.

El perfil del usuario cambia un poco, no hay estudiantes, y los usuarios hacen acopio de literatura para el verano. Pero hay tiempo para deambular entre las estanterías. Además de la literatura las guías de viajes son muy demandadas. Para aquellos que a pesar de la crisis van a viajar les aconsejo visitar las bibliotecas, dicen mucho del país. Eso hacemos las bibliotecarias pero a todos os puede sorprender agradablemente la visita de las bibliotecas de otros países.

Este verano me he puesto a reflexionar sobre la función del ocio de la biblioteca. También he pensado en la lentitud como algo positivo. Lentitud que se asocia a la lectura por supuesto, y también a la propia biblioteca, como espacio tranquilo, y como alternativa al ocio de consumo,  siempre y cuando el espacio arquitectónico esté bien dimensionado. No suscribo lo de que una imagen vale más que mil palabras, pero si que las imágenes explican o complementan a la palabra. La imagen del post corresponde a un espectáculo en la Biblioteca de Malmö (Suecia). Un ejemplo de biblioteca para el ocio. .

El ocio

Bertrand Russell dijo: “Ser capaces de llenar el ocio de una manera inteligente es el último producto de la civilización”
.
En el capítulo noveno del libro de Carl Honoré,  titulado “Elogio a la lentitud” el autor analiza varias formas de ocio la jardinería, la lectura, los trabajos manuales, el punto.

Podemos decir sin lugar a duda que la  lectura es una actividad lenta y que no está de moda. La lectura planta cara al culto a la velocidad. Implica tiempo para la reflexión, reducción del ritmo de vida que llevamos. Pero incluso hoy en que las ventas de libros descienden, hay ciudadanos que se acomodan en su asiento, o se tumban en la playa, en el monte con un buen libro.

Carl Honoré nos recuerda el fenómeno de Harry Potter. Muchos se soprendieron por el éxito de esta serie de libros entre la generación de la  Play Station. Por lo tanto la lectura como ocio puede competir con el móvil, o con Twitter, depende del libro y sobre todo de la voluntad de educar ¿qué tipo de educación queremos para nuestros jóvenes? Me refiero a que hay que tomar partido activo por la lectura, por ejemplo “Se apagan todos los dispositivos tecnológicos durante media hora al día”

La lectura en el tiempo libre

Todos los años consulto los hábitos de lectura y compra de libros en España publicado por el gremio de editores.  Los datos son positivos. En general, hay un aumento de lectores respecto al 2011, sobre todo por el aumento de la lectura digital un 58% frente al 52% del año pasado.(lectura digital que incluye la realizada en el ordenador, móvil, agenda electrónica o E-Reader) (Lo que más se lee son las webs, blogs, foros después los periódicos)

Hay un porcentaje de la población que afirma leer sólo en su tiempo libre. Los que más leen en su tiempo libre son los que mayor nivel de estudios tienen. Un 80% de los universitarios frente al 30% de los que tienen estudios primarios.

La tasa de lectura de libros en tiempo libre es mayor a medida que aumenta el tamaño del hábitat. Leen más los ocupados y los estudiantes aunque el porcentaje de jubilados de 65 años que lee ha aumentado.

¿Es la biblioteca una alternativa de ocio en verano? ¿Es lugar de lectura en el tiempo libre?

En el ideario común al pensar en las bibliotecas, éstas se asocian principalmente a  la función de educación y de estudio. Esas funciones están vigentes y son muy importantes, pero ¿qué pasa con la función del ocio de la biblioteca?

La biblioteca no es el lugar preferido para la lectura del tiempo libre. Dónde más se lee es en casa. Ojo el servicio de préstamos si es el más utilizado, pero los usuarios no contemplan el espacio biblioteca como lugar de ocio.  Para mí por estas razones:

Horarios.
Los horarios de las bibliotecas en verano si de verdad quisiéramos que fueran una alternativa para el tiempo libre deberían de aumentar. La apertura los domingos de la Mediateca de la Alhóndiga de Bilbao y de otras de España, demuestran que a mayor horario mayor afluencia.

Desarrollo de las colecciones

A la biblioteca se va a buscar contenidos, se va a buscar documentos, música, DVDS, cine,  libros de todo tipo, revistas y periódicos. Si queremos que los usuarios vengan en verano debemos cuidar la oferta de colecciones para el tiempo libre. Los últimos bestsellers, las últimas obras de colección local, obras que complementen nuestras aficiones, una hemeroteca bien surtida de títulos actuales, juegos para las play …etc

Las bibliotecas en España han comprado menos documentos en el año 2012 que nunca y a pesar de todo hemos aumentado en visitantes.  Soy muy crítica con todos aquellos que minimizan lo que supone la reducción de los presupuestos de adquisiciones. No me vale que la red de lectura pública de Euskadi me venda el préstamo interbibliotecario como la solución a la reducción presupuestaria. Se mueven los libros, está muy bien pero si voy a una biblioteca y no tengo lo que me ofrecen hasta dentro de tres días, me lo pienso.

En el desarrollo de unas colecciones actualizadas no podemos olvidar estas tres temáticas el cine, la música, las colecciones electrónicas y juegos.  No seremos verdaderamente alternativa para un ocio completo si no ofrecemos con calidad y oferta suficiente todo tipo de contenidos.

Carné único

Los sistemas de carné unico que vinculan los servicios de biblioteca al uso de cines, festivales, restaurantes y librerías son un ejemplo de la inclusión de la biblioteca dentro de los espacios tradicionales del ocio.

Nuevas tecnologías

La biblioteca como centro de acceso a Internet nos da la oportunidad de convertirnos en proveedores de información para la formación pero también para el ocio. El uso de Internet sujeto a normas demasiado restrictivas no nos favorece. Los usuarios pueden chatear, leer el correo, escuchar música, ver películas. Si queremos ser un lugar no sólo de estudio, debemos analizar con los centros informáticos municipales la convivencia entre la función de la formación y el ocio digital. Muchas de las limitaciones de uso de nuestros servicios de Internet se derivan del poco personal, la falta de financiación en nuevas tecnologías y por supuesto porqué no reconocerlo por la falta de formación del propio personal bibliotecario.

Las empresas tecnológicas no nos ven como un espacio en el que se dieran a conocer las nuevas tecnologías. El Gobierno Vasco debe seguir apostando por el espacio biblioteca como escaparate de nuevas tecnologías  a través de los centros Kz u otros programas que vayan surgiendo. En agosto cada vez más usuarios permanecen en sus ciudades.

Actividades

En nuestra red de bibliotecas de San Sebastián en verano dejamos de programar las actividades habituales de todo el año porque las fiestas y los grandes festivales toman el relevo. Nuestra ciudad, es una ciudad turística que acoge el festival de Jazz en julio, en agosto la Quincena musical, el teatro de verano, el festival de cine Internacional en septiembre. Además se celebran dos ferias de libro una en la primera quincena de julio y otra en septiembre  la del libro de ocasión. Abrimos una biblioteca de verano en el marco incomparable del Monte Urgull, sin olvidar el museo de San Telmo, Museo Naval, etc.

Una práctica habitual en las bibliotecas nórdicas es programar dentro de su espacio algunas actividades incluso aunque  sean ruidosas.

Podemos ser por lo tanto lugar de ocio además de lugar de estudio, de formación,  de patrimonio. En cierto modo lo somos  pero tenemos que mejorar y mucho nuestros espacios. La arquitectura de la biblioteca, el mobiliario y la señalética serán claves en las futuras bibliotecas. Nos gusta leer en un salón, en casa, nos gusta la comodidad y el diseño. Llevémoslo a la biblioteca. “El lugar biblioteca” ubicado al lado del museo o en un gran centro cultural o de deportes deberá ofrecer actividades culturales, ofrecer contenidos actualizados, ser escaparate de nuevas tecnologías.

Aprovechad el verano para ir sin prisa,  para leer ya que la lectura siempre deja poso y si os animáis para hacer fotos de las bibliotecas que visitéis.

28

Jun / 2013

La biblioteca ideal

Autor:

Ahora que todas las bibliotecarias estamos pensando en la biblioteca del futuro, en las plataformas de préstamo de libro electrónico, en la planificación de espacios dónde las estanterías no sean lo fundamental, dónde las bibliotecarias nos convertimos en mediadoras de la información, me parece oportuno recordar lo que a Alberto Manguel le parece que debería ser la “Biblioteca ideal”

Alberto Manguel pasó por San Sebastián, sin pena ni gloria. Pudimos contar con su presencia gracias a la escritoria Luisa Etxenike, pero los “medios de comunicación” apenas se hicieron eco de la noticia. La charla estaba centrada en otro libro del escritor “La Biblioteca de noche”. Esto ocurrió el 23 de octubre del 2008. Manguel disertó sobre la lectura, las bibliotecas, las lecturas, los libros.

El 13 de junio del 2013 el Premio de Poesía Antonio Carvajal también ha pasado desapercibido en mi ciudad para los periodistas. En ambos casos el departamento de comunicación de Donostia Kultura hizo bien su cometido, luego lo preocupante es ¿Qué tipo de cultura interesa a los medios? Menos mal que Antonio Carvajal dejó claro que él no busca la fama prefiere el reconocimiento de los expertos.

¿Existe la biblioteca ideal?

La biblioteca ideal que nos describe Alberto Manguel en el libro titulado el “Sueño del Rey Rojo” es en muchos aspectos la mía. Aunque no esté de acuerdo al 100% con la biblioteca ideal de Manguel, voy a trasladar al blog,  el capítulo titulado “Apuntes hacia una definición de la biblioteca ideal ” y  traducirlo al euskera. Dentro de la simplicidad de estos aforismos poéticos, Manguel nos adentra en el mundo de las bibliotecas y  sobre todo transmite que le gustan las bibliotecas y que es un especialista de la historia de  la lectura.

Mi biblioteca ideal, es una utopía: ver la Biblioteca municipal de San Sebastián en un nuevo y único edificio.

“Apuntes hacia una definición de la biblioteca ideal “

1) La Biblioteca ideal está hecha para un lector en particular. Todo lector debe sentir que él o ella es el elegido.

2) Sobre la puerta de la Biblioteca ideal está escrita una variación del lema de Rabelais. “Lys ce que voudra” (en el texto impreso en mayúsculas) “lee lo que quieras”

3) La biblioteca ideal es tanto virtual como material. Permite toda tecnología, todo recipiente, toda manifestación de texto.

4) La biblioteca ideal es de fácil acceso. Ni escaleras altas, ni explanadas resbaladizas, ni una confusa multiplicidad de puertas, ni guardias intimidantes deben interponerse entre el lector y los libros.

5) La Biblioteca ideal tiene asientos cómodos pero firmes con descansabrazos y respaldos curvos, como los de la lamentable Salle Labrouste de la Bibliothèque Nationale de France.

6) En 1250, Richard de Fournival comparó la biblioteca ideal a un” hortus conclusus”, un jardín cerrado.

7) La biblioteca ideal tiene cálidas paredes de ladrillo o madera, y también frescas ventanas de vidrio que dan a vistas apacibles. La biblioteca nunca es un hortus completamente conclusus.

8)La biblioteca ideal contiene sobre todo, pero no únicamente, libros. También colecciona mapas, cuadros, objetos, música, voces, películas y fotografías. La biblioteca ideal es un lugar de lectura en el sentido más amplio del término.

9) La biblioteca ideal le permite a cada lector tener acceso a los estantes. Al lector se le debe de dar la libertad de los encuentros fortuitos.

10) Ningún estante en la biblioteca ideal está más alto o más bajo que el alcance del brazo del lector. La biblioteca ideal no requiere de acrobacias.

11) En la biblioteca ideal nunca hace demasiado frío ni demasiado calor.

12) La biblioteca ideal organiza sin etiquetar.

13) Ninguna sección de la biblioteca ideal es definitiva

14) El mapa de la biblioteca ideal es su catálogo

15) La biblioteca ideal tiene acceso fácil y abundante comida, bebida y fotocopiadoras.

16) La biblioteca ideal es tanto aislada como frecuentada, íntima y abierta a las relaciones sociales, pensada para la reflexión y para el diálogo, parsimoniosa y generosa, erudita y preguntona, llena de la desesperación de muchos y de la esperanza de los que aún no se ha leído

17) La biblioteca ideal encierra la promesa de todo libro posible.

18) Cada libro en la biblioteca ideal hace eco en otro.

19) La biblioteca ideal es una antología eterna que siempre se renueva.

20) La biblioteca ideal nunca cierra.

21) En la biblioteca ideal se puede garabatear en los libros

22) La biblioteca ideal es a la vez popular y secreta. Alberga todos los clásicos conocidos y todos los clásicos que sólo conocen unos cuantos lectores. 

23) En la biblioteca ideal, la tarea del lector es subvertir el orden establecido.

24) La cantidad de libros en la biblioteca ideal varía. Se dice que la biblioteca de Alejandría albergaba setecientos mil rollos; las estanterías de Jorge Luis Borges contenían apenas quinientos volúmenes; el campo de concentración de Birkenau tenía una biblioteca clandestina de ocho libros invaluables que cada noche había que ocultar en un lugar distinto.

25) Aún cuando está hecha de paredes y estantes y libros, la biblioteca ideal está en la mente. La biblioteca ideal es la biblioteca recordada.

26) La biblioteca ideal sugiere un texto continuo sin un principio discernible ni un final en el futuro predecible.

27) En la biblioteca ideal no hay libros prohibidos ni recomendados.

28) La biblioteca ideal le es familiar tanto a San Jerónimo como a Noam Chomsky.

29) En la biblioteca ideal ningún lector siente jamás que no es bienvenido

30) Cada página de la biblioteca ideal es la primera. Ninguna es la última.

31) Como las cajas en el cerebro de Paul Valéry, la biblioteca ideal tiene secciones llamadas: Para estudiar en mejor ocasión. Para nunca pensar en ello. Inútil adentrarse más. Contenido sin examinar. Asuntos sin sentido. Tesoro confirmado que sólo puede examinarse en una segunda vida. Urgente. Peligroso. Delicado. Imposible. Abandonado. Reservado. !qué otros se encarguen! Mi punto fuerte. Difícil etc.

32) La biblioteca ideal desbarata la maldición de Babel

33) La biblioteca ideal simboliza todo lo que una sociedad representa. Una sociedad depende de sus bibliotecas para saber quién es, porque las bibliotecas son la memoria de la sociedad.

34) La biblioteca ideal puede crecer infinitamente sin exigir más espacio físico y puede ofrecer el conocimiento de todo sin exigir más tiempo físico. Como una hermosa imposibilidad, la biblioteca ideal existe fuera del tiempo y fuera del espacio.

35) Los antiguos osarios tenían una inscripción ” Como te ves, yo me vi; como me ves te verás”. Se puede decir más o menos lo mismo de los libros de la biblioteca ideal y de sus lectores.

36) La biblioteca ideal no es un osario.

37) Algunas de las bibliotecas más antiguas estaban a cargo de sacerdotes egipcios, quienes proporcionaban a las almas difuntas libros para guiarlos por el reino de los muertos. La biblioteca ideal mantiene esta función de guiar almas.

38) La biblioteca ideal renueva y a la vez preserva su colección. La biblioteca ideal es fluida.

39) Hay ciertos libros que son, en sí mismos una biblioteca ideal. Moby Dick de Melville, la Divina Comedia de Dante, las Mémoires d´outretombe” de Chateaubriand.

40) En la biblioteca ideal no hace falta ninguna brújula. Su apariencia física es también su estructura intelectual

41) El arquitecto de la biblioteca ideal es, antes y más que nada, un lector ideal.

42) La tarea imposible de todo tirano es destruir la biblioteca ideal.

43) La tarea imposible de todo lector es reconstruir la biblioteca ideal.

44) La biblioteca ideal (como todas las bibliotecas) guarda por lo menos una línea que fue escrita exclusivamente para ti.

En estos momentos en que los futurólogos, nos bombardean con preguntas del estilo de ¿Por qué tener bibliotecas llenas de libros? o ¿por qué desperdiciar espacios valiosos para almacenar masas infinitas de texto impreso? Viene bien leer a los amantes de la lectura y de las bibliotecas como Alberto Manguel.
Ojalá que cada lector encuentre su biblioteca ideal.

30

Abr / 2013

Día Internacional del libro. ¿Hay futuro para las librerías?

Autor:

Liburuaren Nazioarteko eguna. Liburutegi zerbitzuaren karpa

Acabamos de celebrar el Día Internacional del libro, 23 de abril. Las bibliotecas municipales de Donostia llevamos muchos años, diez por lo menos, instalando una carpa central en la Plaza de Gipuzkoa. Los libreros se colocan en los laterales. En la carpa se realizan actividades con los colegios, se reparten los premios a los mejores lectores, premios por la compra de libros, se hace lectura pública. Nuestro objetivo apoyar a los libreros.

Este año quiero felicitar en especial a los concejales y al alcalde por haberse tomado la molestia de acercarse a la carpa y leer un trozo, elegido por ellos, ya fuera un texto relacionado con 1813 (estamos celebrando el Bicentenario de la quema de San Sebastián) o la novela que estuvieran leyendo. Todos los años invitamos, personalmente a escritores, editores, ciudadanos anónimos, nunca consigo que tenga colas de gente para leer pero no cejo en el intento. Es un reto ya personal…

¿Qué pasa con las librerías?

En el día del libro el protagonista es el librero y la venta de libros. La pregunta clave de los medios en la rueda de prensa fue la crisis en las librerías. El presidente del Gremio de libreros  Andoni Arantzegi me dijo que la venta había sido mejor que el año anterior 2012, pero que no se gana como para que todas las librerías de San Sebastián pongan un puesto en la plaza. Ese día hay un descuento del 10% en el precio de cada libro y el descuento se hace también en las librerías.

Es un día en el que se apuesta por la visibilidad. Por el acercamiento del libro y desgraciadamente año tras año al haber pocos libreros, la imagen que trasladamos es triste.

Impacto de lo digital en las librerías

Los expertos en el libro, en sus predicciones sobre el futuro de las librerías  pintan un panorama bastante negro, aunque con pequeñas luces..

He consultado la obra ” El paradigma digital y sostenible del libro” de los autores Manuel Gil y Joaquín Rodríguez. Es un libro muy serio que ya alerta en la introducción de que en el mundo del libro tenemos más preguntas que repuestas. He entresacado  las siguientes afirmaciones relacionadas con las librerías:

De los grandes mercados de masas, las librerías serán barridas en un plazo de tiempo más breve del que pensamos“. La solución “La especialización en mercados de nicho de alta segmentación y por la asociación con la edición independiente

” Los grandes libreros digitales, lo hacen mejor que muchos libreros tradicionales por mucho que esta afirmación pueda resultar chocante o fastidiosa.” Los autores  resaltan que las librerías virtuales, ofrecen un catálogo mayor que el de la librería tradicional, proporcionan métodos de búsqueda más exactos, permiten intercambiar opiniones entre los lectores, el precio del libro no es intocable, puedes seleccionar el modo de envío, pedir papel de regalo… “es decir la librería virtual acabará siendo imbatible.”
“Los libreros deben agruparse en grandes plataformas” de promoción facilitando servicios post venta y generando experiencias gratificantes en torno a la venta.

“Los libreros deberán de dejar de ser meramente libreros” y deberán desarrollar su propio Book + Business plan.

“Aunque los libreros han reducido su poder de prescripción en la red, sustituidos por redes sociales y blogueros “Necesitamos buenos libreros” Comentan los autores que Amazon se dio cuenta de la importancia de agregar a los sitios web la sugerencia personal, lectores de nombre y apellido. Los libros recomendados por amigos, el boca a boca funciona.

“La Red ayuda a vender más libros en papel” Muchos creemos en la convivencia enriquecedora de los libros electrónicos y de papel. Los buenos lectores seguimos comprando libros en papel, aunque no tengamos sitio en casa, compramos también libros electrónicos para nuestro E-reader. Repito compramos no pirateamos. No entiendo la piratería de libros, ni  en las personas lectoras, y menos aún en aquellas que no leían. Cuántos conocidos a los que han regalado un e-reader, nada más tener el aparato se convierten en piratas ávidos de libros que no eligen. ¿De verdad que lo hacen porque es injusto el precio de mercado y porque quieren que los editores recapaciten? ¿ Será cierto que llevamos el gen de la piratería en el ADN vasco, y o español?

Uno de mis conocidos  me asegura que soy de las poca personas que compra libros electrónicos. En Amazon, se compra rápido, de forma muy fácil, y más barato que el libro en papel. ¿Para qué voy a perder el tiempo pirateando?.

El Apocalipsis de las librerías no lo traerá la edición digital”, sino su obstinación por vender libros de alta rotación, que se desplazan a las grandes cadenas. Competir en ese terreno es absurdo.

“Sobre el precio de los libros hay discusiones”. Algunos destacan que el margen del 30% es insuficiente para mantener la vida de la librería en la que los gastos de mantenimiento suben.  ¿Debería fijar el librero el precio? ¿Bajando el precio se solucionará? El mercado sigue estancado, no hay nuevos compradores y con la crisis se compra menos. ¿Para cuando un debate serio entre los editores, libreros? ¿es acertado que todo el mundo opinemos sin conocer en profundidad el negocio?

En San Sebastián acaban de cerrar una librería especializada en cine “Metrópolis”. Si me remonto a mi juventud puedo decir que he visto morir varias “La librería Baroja en la Parte Vieja , la Internacional en la calle Churruca, la librería Ramos rebautizada como Elkar … He visto nacer la gran cadena FNAC en el antiguo mercado de San Martín.

El sector del libro  tiene que reflexionar para ver como va a sobrevivir en la era digital. Ya nada va a ser como era. La librería lo tiene muy complicado, pero puede encontrar espacios de supervivencia, siempre que haga una reflexión acelerada sobre su papel y su rol.

Yo no pretendo dar lecciones de supervivencia a los libreros, bastante tenemos las bibliotecas con nuestro propio futuro. Me gustan muchísimo las librerías, disfruto en las ciudades como Paris, el barrio latino, llenas de librerías. En Nueva York disfruté  en Barnes&Noble, puedes tomar café, comprar libros, papelería, el espacio era agradable, te descargan los libros electrónicos en tu aparato, en vez de hacerlo en casa…Lo mismo en Londres en la librería Foyles

Barcelona propuso, no se si sigue adelante la iniciativa, poner librerías en las bibliotecas, igual que hay una cafetería, para apoyar al sector. No tengo “la solución” pero si creo que así como hemos trabajado conjuntamente hasta ahora con el gremio de libreros, deberíamos de hacerlo en un futuro también. Libreros y bibliotecarios recomendamos libros, creo que lo hemos hecho bien hasta ahora y espero que lo sigamos haciendo. No me gustaría vivir en una ciudad sin librerías.