31

Oct / 2013

¿Salimos bien en las redes sociales?

Autor:

Javier Leiva
Acabamos de celebrar el día de la biblioteca. Este año hemos organizado varias charlas con el lema Las bibliotecas públicas : acceso al patrimonio
El día 22 realizamos una mesa redonda sobre bibliotecas digitales del País Vasco. Ya os hablaré de ella en otro post.
El día 24 hablamos sobre “El mundo de Asun Balzola”. Custodiamos su legado, sus ilustraciones, en la Biblioteca Central Infantil.

La colaboración entre la biblioteca Koldo Mitxelena, Tabakalera y nuestra red municipal para organizar estas jornadas ha sido muy positiva. Hemos iniciado una línea importante de trabajo en común.

Pero yo quiero resaltar brevemente el paso de Javier Leiva por  San Sebastián. Siempre es una suerte oir hablar a Javier en modo presencial, no virtual. Le pedimos que explicara qué es la “Reputación online” o  dicho por él de otro modo ¿salimos bien en las redes sociales?

Tomando como base su libro “Gestión de la reputación online” Javier nos hizo reflexionar sobre algo tan importante como la “fama” o “el qué dirán” de nosotros en Internet y sobre la necesidad de planificar nuestra presencia.

La primera parte de su charla versó sobre la cantidad de datos que hay en Internet sobre cada uno de nosotros. No  somos conscientes de la repercusión que tiene lo que decimos en Internet, de lo que transmite una simple fotografía en la que aparezca nuestra casa, el coche, la ropa que llevamos. Todo son datos que se pueden interpretar. Para prueba uno de los vídeos que nos puso “El mejor adivino de la historia”

Lo que se diga de nosotros puede ser bueno o malo, pero lo importante es tener claro que imagen queremos transmitir, que reputación queremos tener en la red. Si queremos provocar seamos conscientes de ello.

No importa si somos una gran empresa, un directivo, una bibliotecaria. Debemos  desarrollar toda una estrategia, un documento que fije nuestra presencia y finalmente evaluar, medir según los obejtivos que nos hemos marcado.

Nos debe preocupar la reputación online, es la nueva tarjeta de presentación. Si nuestras tarjetas impresas llevaban un diseño específico, muy cuidado, de igual modo nuestra presencia en internet debe estar muy pensada

Javier Leiva nos enseña a planificar esa estrategia. Y a escuchar lo que se dice de nosotros en la red.
A nivel personal,  la reputación online debe preocuparnos mucho en relación con nuestras posibilidades laborables. Me gustaría alertar a tantos jovenes en busca de trabajo . Espero que sean conscientes de que muchas empresas van a a rastrear internet para buscar información sobre ellos. No sólo de lo que ellos digan sino de quienes son nuestros amigos.

Transmitimos por streaming la charla de Javier por el canal de Tabakalera y en breve  la pondremos a disposición de todos.

Es un post escueto pero no podía faltar a mi cita mensual con mi blog. Javier dijo también que es muy importante la constancia a la hora de generar contenidos. Eso intento en este blog “persoprofesional”

30

Sep / 2013

María Moliner bibliotecaria. Mujeres bibliotecarias

Autor:

Dos ideas me rondan la cabeza para este post de septiembre. La primera recordar a mujeres célebres bibliotecarias como María Moliner y la otra el estudio sobre el estatus de la mujer bibliotecaria realizado por Katharine Phenix para la ALA (Asociación de bibliotecarios americanos)

Mujeres célebres bibliotecarias

No es fácil encontrar en las obras de referencia,  mujeres importantes por ser bibliotecarias y en mi blog quiero hacer un hueco a esas profesionales. Siendo una profesión de mujeres, ha sido dominada por los hombres y en los puestos importantes sólo en los últimos años, a partir de 1970 vemos algunas.

Durante la II. República hay un movimiento cultural progresista de muchas bibliotecarias que se ve truncado por la Guerrra civil

Como ejemplo cercano, la biblioteca municipal de San Sebastián, fundada en 1874 y hay que esperar a 1972 para encontrar a la primera directora Eulalia San Agustín Barraca, que era del famoso Cuerpo Facultativo de Archiveros, Bibliotecarios y arqueólogos. Le precedieron siete directores hombres.

Conocemos a María Moliner principalmente por la redacción del “Diccionario de uso del español” pero para el gran público su labor como bibliotecaria es desconocida.  Es verdad que el diccionario es la labor de su vida, ya que durante quince años redactó miles de fichas y fue capaz sin las nuevas tecnologías de escribir ella sola el diccionario que lleva su nombre.

Pero tan relevante o más es su labor como bibliotecaria. María fue artífice importante en la creación de las bibliotecas populares, municipales y rurales  durante la Segunda República.  Participó en el II Congreso Internacional de Bibliotecas y Bibliología en el año 1935 con una ponencia sobre “Bibliotecas rurales y redes de bibliotecas en España“.

En Valencia deseaba establecer una  Escuela de bibliotecarios. Tenía una fe ciega en la eficacia de la creación de bibliotecas rurales para hacer llegar la lectura y la cultura.  En esa época un 40% de la población española era analfabeta. Nos dejó una memoria sobre las Bibliotecas en las Misiones Pedagógicas. Viajó a las aldeas para conocer la realidad.  Alabó y quiso trasladar la experiencia de Cataluña al resto de las regiones.
Incluso en plena Guerra Civil en 1936 la tarea de bibliotecaria continuó con muchas dificultades. Escribió las “Instrucciones para el servicio de pequeñas bibliotecas” plasmando en ese documento toda la experiencia adquirida.

La Guerra civil trunca todo este incipiente desarrollo. Los años de la posquerra son años de silencio, después del trabajo en la Biblioteca de la escuela de Ingenieros de Madrid, María se refugia en la redacción del famoso diccionario.
Los homenajes llegan tarde. La exposición denominada “Biblioteca en guerra” organizada por la Biblioteca Nacional en el año 2005 si ensalza la labor realizada por María Moliner.

Para conocer la faceta bibliotecaria y la vida de María Moliner al detalle que mejor que leer el  libro “Vida y obra  de María Moliner” escrito por Asunción Pilar Rubio López.  El espíritu que mueve su vocación por las bibliotecas nos sirve en la actualidad, no está obsoleto.

Estatus de las mujeres bibliotecarias

La profesión bibliotecaria no tiene un estatus importante, entendiendo estatus como consideración en la sociedad y como profesión bien pagada. Es una profesión de mujeres. Precisamente el que sea una profesión femenina conlleva una menor valoración económica, un menor sueldo si se compara con otras profesiones relacionadas con la cultura, y con el patrimonio por ejemplo los museos.

Para afirmar esto me baso en mi experiencia, no avalo con datos estadísticos pero en Estados Unidos, Katharine Phenix  si lo afirmó en 1985 en Seattle dónde presentó su estudio de más de 2.000 referencias bibliográficas de recopilación del trabajo de las mujeres en las bibliotecas. El título “The Status of women Libraries”

Katharine afirma : “En el censo de Estados Unidos en 1980 había 136.000 bibliotecarios y de ellos el 84, 6 % eran mujeres. En la ALA (Asociación de bibliotecarios americanos) hay 40.000 miembros de los cuales el 78, 3% son mujeres. Hoy en día es un profesión de mujeres sin embargo hace 100 años no era así. Las mujeres llegaron a la profesión porque somos baratas y disponibles”

En cuanto al salario dice” En las bibliotecas universitarias las mujeres ganan $14, 850 dólares y los hombres $ 20, 520 dólares. En las bibliotecas públicas las mujeres ganan $14.236 dólares y los hombres $19, 319.  Las diferencias se mantienen en toda clase de bibliotecas.”

Yo no diría que esto ocurre en mi entorno, en la actualidad. Es decir un director de biblioteca hombre o mujer gana igual. Pero si me atrevo a afirmar que la directora de biblioteca por ser bibliotecaria gana menos que un director de museo, o un director de teatro, o un director de un Palacio de Congresos. Siempre comparando dentro del ámbito de la cultura, la profesión bibliotecaria tiene un salario menor. ¿Quién se atreve a afirmar que la razón no es porque es una profesión de mujeres?

Quiero por lo tanto recordar a las mujeres bibliotecarias. Hacerles un hueco. Hoy María Moliner, pero habrá otras. Rendirles un pequeño homenaje.

Nieves González  en youtube siempre pregunta ¿Por qué soy bibliotecaria?

 

29

Ago / 2013

¿Cultura libre?

Autor:

Las bibliotecas donostiarras municipales pertenecen a la marca “Donostiakultura”. Esta identificación de bibliotecas y cultura, me ha causado a lo largo de mi trayectoria profesional muchos quebraderos de cabeza. Hubiese preferido que la marca biblioteca fuera independiente de ese concepto tan abstracto y difícil de definir “La cultura”.

¿Qué es cultura? ¿Qué es la gestión cultural” De que hablamos cuando decimos que alguien es culto. Cada persona identifica algo distinto (música, libros, teatro, cine, industria cultural, acción cultural, política cultural, museos, archivos, bibliotecas…) todo mezclado equipamientos, edificios, soportes físicos, creación artística, conceptos.

Si hablamos de los adjetivos o complementos del nombre añadidos a cultura podemos hablar de la cultura analógica, cultura digital, cultura de masas, cultura elitista, cultura del deporte, cultura musical, cultura gastronómica, cultura del esfuerzo, cultura vasca, cultura española etc. Creo que sin exagerar se pueden llenar muchos folios con el término cultura.

Europa nombra a ciudades capitales europeas de la cultura y creamos multitud de eslóganes. Es tan difícil explicar el proyecto de la capitalidad cultural de una ciudad que se crean oficinas, se contrata personal pero el ciudadano no sabe muy bien, si es una   nueva forma de turismo o un invento de los políticos europeos, cuyo fin o utilidad se nos escapa o es meramente económico.

Leonardo Padura en el Babelia del 27 de julio reflexiona sobre los estragos de la piratería en la cultura. Me gusta mucho Padura y leí todo el artículo sobre todo por el tema del copyright. La generación actual cree que no debe cobrarse por el conocimiento, o por el disfrute de la cultura. Al considerar que no es ético hacerlo se convierte en “pirata digital” con derecho para descargar de Internet los libros, discos, películas que hasta hace poco compraba. La  validez del copyright es, finalmente lo que se pone en cuestión en esta nueva sociedad. Se empieza a hablar de la “cultura libre”

Cultura libre

Jaron Rowan escribe sobre el declive de las industrias culturales y la importancia de la cultura libre. Su artículo se encuentra en el libro “Cultura libre digital” que os recomiendo.

El libro establece paralelismos y diferencias entre la cultura libre y el software libre, se habla de la historia de internet, de la utilización de los artistas como excusa para frenar el mundo digital. El modelo económico de la cultura que ha imperado hasta ahora está en crisis.  ¿Es la cultura un derecho? o ¿es un recurso? ¿Es un sector económico viable el cultural o el de las industrias de entretenimiento?.

En los últimos años desde las instituciones públicas se han apoyado proyectos y empresas dedicadas a la cultura, se ha luchado por obtener la capitalidad cultural, se ha reforzado la idea de que cualquier práctica cultural es industria. De hecho Europa sigue en esa línea, de la cultura como recurso, como industria en su programa  “Europa creativa 2014-2020.” Hablamos de industrias culturales generadoras de empleo, un 3,8 de la mano de obra y un 4,5% del PIB europeo.

Frente a esta concepción, el movimiento de la cultura libre nació inspirado por el auge sin precedentes del software libre y en parte como respuesta a la progresiva privatización de la cultura por parte de grandes corporaciones. La presión de éstas dio como resultado la Ley Sinde-Wert en España.

Paralelamente a estas presiones el abaratamiento de las herramientas digitales ha propiciado que la ciudadanía pueda filmar sus películas, grabar discos, editar sus propios libros, creando una cultura del remix cotidiano.

Volviendo al artículo de Leonardo Padura, y si ¿no se protege a los escritores,? a aquellos que quieren vivir, escribiendo sobre el dolor, la belleza o el miedo? Si los escritores no pueden vivir de los derechos devengados de sus obras, ¿quién escribirá? Me refiero crear, no bloguear, ni autoeditarse, ni comunicar.

Acceso, nuevos modelos de negocio en la cultura, valor colectivo.

El debate se debe centrar en el acceso a las obras culturales que existan en repositorios comunes pero que también permitan la transformación de las mismas.
Al hablar de nuevos modelos de cultura, tenemos que definir primero el acervo cultural común y para eso es necesario un dominio público rico y accesible, y ahí deberíamos estar las bibliotecas, como marca que garantiza por una parte el derecho del creador,  es de decir reeducar al pirata y  a la vez frenar el afán de lucro neoliberal ofreciendo al ciudadano acceso a las obras culturales.

El mercado liberal que domina el panorama en estos momentos, no se va a cuestionar que es cultura, o cuál es el papel de la biblioteca en esa transmisión de la cultura. A veces creo que la crisis de los editores la vamos a pagar las bibliotecas públicas vía  plataformas de préstamo de libros electrónicos, pagadas por las instituciones.

Yo no tengo la solución a tantas preguntas ¿cómo satisfacer el derecho del creador, su valor individual frente al valor social de la cultura? ¿Como se mide el valor social de la cultura? ¿Que entendemos por cultura, o que acervo cultural debemos transmitir si también está cuestionado el canon literario?

Sabemos que la industria cultural va a esgrimir datos económicos para la defensa de los modelos de pago, ya sabemos se genera empleo, riqueza etc pero creo que hoy más que nunca es la biblioteca, la que debería de emerger en esa sociedad digital, defendiendo el derecho de acceso y el respeto al creador.

Os recomiendo un último libro que acabo de comprar, y que puede ayudaros en este tema tan interesante de la piratería “Un mundo de todos y de nadie” : piratas, riesgos y redes en el nuevo desorden global” de Daniel Innerarity.

30

Jul / 2013

Bibliotecas y ocio

Autor:

Por cuarto año consecutivo, las bibliotecas de San Sebastián, hemos editado sólo de forma digital, una guía de libros para el verano. Son propuestas con el fin de animar a leer en esta época. Una de las razones, por la que no se lee, la principal según la encuesta, “Hábitos de lectura y compra de Libros en España, 2012”  es la falta de tiempo, y precisamente en verano, tenemos más tiempo.

En verano también podemos ir a la biblioteca. Las bibliotecas en general, permanecen abiertas, aunque es verdad que se reducen horarios y que la crisis, amenaza con mayores reducciones. En San Sebastián, el servicio bibliotecario municipal permanece en agosto en cuatro de sus bibliotecas la Biblioteca Central, la del barrio de Aiete, Amara, la de Gros y la del barrio de Alza en el caserío Tomasene. Abrimos la biblioteca de verano en el monte Urgull.

El perfil del usuario cambia un poco, no hay estudiantes, y los usuarios hacen acopio de literatura para el verano. Pero hay tiempo para deambular entre las estanterías. Además de la literatura las guías de viajes son muy demandadas. Para aquellos que a pesar de la crisis van a viajar les aconsejo visitar las bibliotecas, dicen mucho del país. Eso hacemos las bibliotecarias pero a todos os puede sorprender agradablemente la visita de las bibliotecas de otros países.

Este verano me he puesto a reflexionar sobre la función del ocio de la biblioteca. También he pensado en la lentitud como algo positivo. Lentitud que se asocia a la lectura por supuesto, y también a la propia biblioteca, como espacio tranquilo, y como alternativa al ocio de consumo,  siempre y cuando el espacio arquitectónico esté bien dimensionado. No suscribo lo de que una imagen vale más que mil palabras, pero si que las imágenes explican o complementan a la palabra. La imagen del post corresponde a un espectáculo en la Biblioteca de Malmö (Suecia). Un ejemplo de biblioteca para el ocio. .

El ocio

Bertrand Russell dijo: “Ser capaces de llenar el ocio de una manera inteligente es el último producto de la civilización”
.
En el capítulo noveno del libro de Carl Honoré,  titulado “Elogio a la lentitud” el autor analiza varias formas de ocio la jardinería, la lectura, los trabajos manuales, el punto.

Podemos decir sin lugar a duda que la  lectura es una actividad lenta y que no está de moda. La lectura planta cara al culto a la velocidad. Implica tiempo para la reflexión, reducción del ritmo de vida que llevamos. Pero incluso hoy en que las ventas de libros descienden, hay ciudadanos que se acomodan en su asiento, o se tumban en la playa, en el monte con un buen libro.

Carl Honoré nos recuerda el fenómeno de Harry Potter. Muchos se soprendieron por el éxito de esta serie de libros entre la generación de la  Play Station. Por lo tanto la lectura como ocio puede competir con el móvil, o con Twitter, depende del libro y sobre todo de la voluntad de educar ¿qué tipo de educación queremos para nuestros jóvenes? Me refiero a que hay que tomar partido activo por la lectura, por ejemplo “Se apagan todos los dispositivos tecnológicos durante media hora al día”

La lectura en el tiempo libre

Todos los años consulto los hábitos de lectura y compra de libros en España publicado por el gremio de editores.  Los datos son positivos. En general, hay un aumento de lectores respecto al 2011, sobre todo por el aumento de la lectura digital un 58% frente al 52% del año pasado.(lectura digital que incluye la realizada en el ordenador, móvil, agenda electrónica o E-Reader) (Lo que más se lee son las webs, blogs, foros después los periódicos)

Hay un porcentaje de la población que afirma leer sólo en su tiempo libre. Los que más leen en su tiempo libre son los que mayor nivel de estudios tienen. Un 80% de los universitarios frente al 30% de los que tienen estudios primarios.

La tasa de lectura de libros en tiempo libre es mayor a medida que aumenta el tamaño del hábitat. Leen más los ocupados y los estudiantes aunque el porcentaje de jubilados de 65 años que lee ha aumentado.

¿Es la biblioteca una alternativa de ocio en verano? ¿Es lugar de lectura en el tiempo libre?

En el ideario común al pensar en las bibliotecas, éstas se asocian principalmente a  la función de educación y de estudio. Esas funciones están vigentes y son muy importantes, pero ¿qué pasa con la función del ocio de la biblioteca?

La biblioteca no es el lugar preferido para la lectura del tiempo libre. Dónde más se lee es en casa. Ojo el servicio de préstamos si es el más utilizado, pero los usuarios no contemplan el espacio biblioteca como lugar de ocio.  Para mí por estas razones:

Horarios.
Los horarios de las bibliotecas en verano si de verdad quisiéramos que fueran una alternativa para el tiempo libre deberían de aumentar. La apertura los domingos de la Mediateca de la Alhóndiga de Bilbao y de otras de España, demuestran que a mayor horario mayor afluencia.

Desarrollo de las colecciones

A la biblioteca se va a buscar contenidos, se va a buscar documentos, música, DVDS, cine,  libros de todo tipo, revistas y periódicos. Si queremos que los usuarios vengan en verano debemos cuidar la oferta de colecciones para el tiempo libre. Los últimos bestsellers, las últimas obras de colección local, obras que complementen nuestras aficiones, una hemeroteca bien surtida de títulos actuales, juegos para las play …etc

Las bibliotecas en España han comprado menos documentos en el año 2012 que nunca y a pesar de todo hemos aumentado en visitantes.  Soy muy crítica con todos aquellos que minimizan lo que supone la reducción de los presupuestos de adquisiciones. No me vale que la red de lectura pública de Euskadi me venda el préstamo interbibliotecario como la solución a la reducción presupuestaria. Se mueven los libros, está muy bien pero si voy a una biblioteca y no tengo lo que me ofrecen hasta dentro de tres días, me lo pienso.

En el desarrollo de unas colecciones actualizadas no podemos olvidar estas tres temáticas el cine, la música, las colecciones electrónicas y juegos.  No seremos verdaderamente alternativa para un ocio completo si no ofrecemos con calidad y oferta suficiente todo tipo de contenidos.

Carné único

Los sistemas de carné unico que vinculan los servicios de biblioteca al uso de cines, festivales, restaurantes y librerías son un ejemplo de la inclusión de la biblioteca dentro de los espacios tradicionales del ocio.

Nuevas tecnologías

La biblioteca como centro de acceso a Internet nos da la oportunidad de convertirnos en proveedores de información para la formación pero también para el ocio. El uso de Internet sujeto a normas demasiado restrictivas no nos favorece. Los usuarios pueden chatear, leer el correo, escuchar música, ver películas. Si queremos ser un lugar no sólo de estudio, debemos analizar con los centros informáticos municipales la convivencia entre la función de la formación y el ocio digital. Muchas de las limitaciones de uso de nuestros servicios de Internet se derivan del poco personal, la falta de financiación en nuevas tecnologías y por supuesto porqué no reconocerlo por la falta de formación del propio personal bibliotecario.

Las empresas tecnológicas no nos ven como un espacio en el que se dieran a conocer las nuevas tecnologías. El Gobierno Vasco debe seguir apostando por el espacio biblioteca como escaparate de nuevas tecnologías  a través de los centros Kz u otros programas que vayan surgiendo. En agosto cada vez más usuarios permanecen en sus ciudades.

Actividades

En nuestra red de bibliotecas de San Sebastián en verano dejamos de programar las actividades habituales de todo el año porque las fiestas y los grandes festivales toman el relevo. Nuestra ciudad, es una ciudad turística que acoge el festival de Jazz en julio, en agosto la Quincena musical, el teatro de verano, el festival de cine Internacional en septiembre. Además se celebran dos ferias de libro una en la primera quincena de julio y otra en septiembre  la del libro de ocasión. Abrimos una biblioteca de verano en el marco incomparable del Monte Urgull, sin olvidar el museo de San Telmo, Museo Naval, etc.

Una práctica habitual en las bibliotecas nórdicas es programar dentro de su espacio algunas actividades incluso aunque  sean ruidosas.

Podemos ser por lo tanto lugar de ocio además de lugar de estudio, de formación,  de patrimonio. En cierto modo lo somos  pero tenemos que mejorar y mucho nuestros espacios. La arquitectura de la biblioteca, el mobiliario y la señalética serán claves en las futuras bibliotecas. Nos gusta leer en un salón, en casa, nos gusta la comodidad y el diseño. Llevémoslo a la biblioteca. “El lugar biblioteca” ubicado al lado del museo o en un gran centro cultural o de deportes deberá ofrecer actividades culturales, ofrecer contenidos actualizados, ser escaparate de nuevas tecnologías.

Aprovechad el verano para ir sin prisa,  para leer ya que la lectura siempre deja poso y si os animáis para hacer fotos de las bibliotecas que visitéis.

28

Jun / 2013

La biblioteca ideal

Autor:

Ahora que todas las bibliotecarias estamos pensando en la biblioteca del futuro, en las plataformas de préstamo de libro electrónico, en la planificación de espacios dónde las estanterías no sean lo fundamental, dónde las bibliotecarias nos convertimos en mediadoras de la información, me parece oportuno recordar lo que a Alberto Manguel le parece que debería ser la “Biblioteca ideal”

Alberto Manguel pasó por San Sebastián, sin pena ni gloria. Pudimos contar con su presencia gracias a la escritoria Luisa Etxenike, pero los “medios de comunicación” apenas se hicieron eco de la noticia. La charla estaba centrada en otro libro del escritor “La Biblioteca de noche”. Esto ocurrió el 23 de octubre del 2008. Manguel disertó sobre la lectura, las bibliotecas, las lecturas, los libros.

El 13 de junio del 2013 el Premio de Poesía Antonio Carvajal también ha pasado desapercibido en mi ciudad para los periodistas. En ambos casos el departamento de comunicación de Donostia Kultura hizo bien su cometido, luego lo preocupante es ¿Qué tipo de cultura interesa a los medios? Menos mal que Antonio Carvajal dejó claro que él no busca la fama prefiere el reconocimiento de los expertos.

¿Existe la biblioteca ideal?

La biblioteca ideal que nos describe Alberto Manguel en el libro titulado el “Sueño del Rey Rojo” es en muchos aspectos la mía. Aunque no esté de acuerdo al 100% con la biblioteca ideal de Manguel, voy a trasladar al blog,  el capítulo titulado “Apuntes hacia una definición de la biblioteca ideal ” y  traducirlo al euskera. Dentro de la simplicidad de estos aforismos poéticos, Manguel nos adentra en el mundo de las bibliotecas y  sobre todo transmite que le gustan las bibliotecas y que es un especialista de la historia de  la lectura.

Mi biblioteca ideal, es una utopía: ver la Biblioteca municipal de San Sebastián en un nuevo y único edificio.

“Apuntes hacia una definición de la biblioteca ideal “

1) La Biblioteca ideal está hecha para un lector en particular. Todo lector debe sentir que él o ella es el elegido.

2) Sobre la puerta de la Biblioteca ideal está escrita una variación del lema de Rabelais. “Lys ce que voudra” (en el texto impreso en mayúsculas) “lee lo que quieras”

3) La biblioteca ideal es tanto virtual como material. Permite toda tecnología, todo recipiente, toda manifestación de texto.

4) La biblioteca ideal es de fácil acceso. Ni escaleras altas, ni explanadas resbaladizas, ni una confusa multiplicidad de puertas, ni guardias intimidantes deben interponerse entre el lector y los libros.

5) La Biblioteca ideal tiene asientos cómodos pero firmes con descansabrazos y respaldos curvos, como los de la lamentable Salle Labrouste de la Bibliothèque Nationale de France.

6) En 1250, Richard de Fournival comparó la biblioteca ideal a un” hortus conclusus”, un jardín cerrado.

7) La biblioteca ideal tiene cálidas paredes de ladrillo o madera, y también frescas ventanas de vidrio que dan a vistas apacibles. La biblioteca nunca es un hortus completamente conclusus.

8)La biblioteca ideal contiene sobre todo, pero no únicamente, libros. También colecciona mapas, cuadros, objetos, música, voces, películas y fotografías. La biblioteca ideal es un lugar de lectura en el sentido más amplio del término.

9) La biblioteca ideal le permite a cada lector tener acceso a los estantes. Al lector se le debe de dar la libertad de los encuentros fortuitos.

10) Ningún estante en la biblioteca ideal está más alto o más bajo que el alcance del brazo del lector. La biblioteca ideal no requiere de acrobacias.

11) En la biblioteca ideal nunca hace demasiado frío ni demasiado calor.

12) La biblioteca ideal organiza sin etiquetar.

13) Ninguna sección de la biblioteca ideal es definitiva

14) El mapa de la biblioteca ideal es su catálogo

15) La biblioteca ideal tiene acceso fácil y abundante comida, bebida y fotocopiadoras.

16) La biblioteca ideal es tanto aislada como frecuentada, íntima y abierta a las relaciones sociales, pensada para la reflexión y para el diálogo, parsimoniosa y generosa, erudita y preguntona, llena de la desesperación de muchos y de la esperanza de los que aún no se ha leído

17) La biblioteca ideal encierra la promesa de todo libro posible.

18) Cada libro en la biblioteca ideal hace eco en otro.

19) La biblioteca ideal es una antología eterna que siempre se renueva.

20) La biblioteca ideal nunca cierra.

21) En la biblioteca ideal se puede garabatear en los libros

22) La biblioteca ideal es a la vez popular y secreta. Alberga todos los clásicos conocidos y todos los clásicos que sólo conocen unos cuantos lectores. 

23) En la biblioteca ideal, la tarea del lector es subvertir el orden establecido.

24) La cantidad de libros en la biblioteca ideal varía. Se dice que la biblioteca de Alejandría albergaba setecientos mil rollos; las estanterías de Jorge Luis Borges contenían apenas quinientos volúmenes; el campo de concentración de Birkenau tenía una biblioteca clandestina de ocho libros invaluables que cada noche había que ocultar en un lugar distinto.

25) Aún cuando está hecha de paredes y estantes y libros, la biblioteca ideal está en la mente. La biblioteca ideal es la biblioteca recordada.

26) La biblioteca ideal sugiere un texto continuo sin un principio discernible ni un final en el futuro predecible.

27) En la biblioteca ideal no hay libros prohibidos ni recomendados.

28) La biblioteca ideal le es familiar tanto a San Jerónimo como a Noam Chomsky.

29) En la biblioteca ideal ningún lector siente jamás que no es bienvenido

30) Cada página de la biblioteca ideal es la primera. Ninguna es la última.

31) Como las cajas en el cerebro de Paul Valéry, la biblioteca ideal tiene secciones llamadas: Para estudiar en mejor ocasión. Para nunca pensar en ello. Inútil adentrarse más. Contenido sin examinar. Asuntos sin sentido. Tesoro confirmado que sólo puede examinarse en una segunda vida. Urgente. Peligroso. Delicado. Imposible. Abandonado. Reservado. !qué otros se encarguen! Mi punto fuerte. Difícil etc.

32) La biblioteca ideal desbarata la maldición de Babel

33) La biblioteca ideal simboliza todo lo que una sociedad representa. Una sociedad depende de sus bibliotecas para saber quién es, porque las bibliotecas son la memoria de la sociedad.

34) La biblioteca ideal puede crecer infinitamente sin exigir más espacio físico y puede ofrecer el conocimiento de todo sin exigir más tiempo físico. Como una hermosa imposibilidad, la biblioteca ideal existe fuera del tiempo y fuera del espacio.

35) Los antiguos osarios tenían una inscripción ” Como te ves, yo me vi; como me ves te verás”. Se puede decir más o menos lo mismo de los libros de la biblioteca ideal y de sus lectores.

36) La biblioteca ideal no es un osario.

37) Algunas de las bibliotecas más antiguas estaban a cargo de sacerdotes egipcios, quienes proporcionaban a las almas difuntas libros para guiarlos por el reino de los muertos. La biblioteca ideal mantiene esta función de guiar almas.

38) La biblioteca ideal renueva y a la vez preserva su colección. La biblioteca ideal es fluida.

39) Hay ciertos libros que son, en sí mismos una biblioteca ideal. Moby Dick de Melville, la Divina Comedia de Dante, las Mémoires d´outretombe” de Chateaubriand.

40) En la biblioteca ideal no hace falta ninguna brújula. Su apariencia física es también su estructura intelectual

41) El arquitecto de la biblioteca ideal es, antes y más que nada, un lector ideal.

42) La tarea imposible de todo tirano es destruir la biblioteca ideal.

43) La tarea imposible de todo lector es reconstruir la biblioteca ideal.

44) La biblioteca ideal (como todas las bibliotecas) guarda por lo menos una línea que fue escrita exclusivamente para ti.

En estos momentos en que los futurólogos, nos bombardean con preguntas del estilo de ¿Por qué tener bibliotecas llenas de libros? o ¿por qué desperdiciar espacios valiosos para almacenar masas infinitas de texto impreso? Viene bien leer a los amantes de la lectura y de las bibliotecas como Alberto Manguel.
Ojalá que cada lector encuentre su biblioteca ideal.

29

May / 2013

Los ocho pecados capitales del correo electrónico

Autor:

Mientras leía el libro “El club de lectura del final de la vida” de Will Schalbe, ví en la solapa que Schalbe era coautor junto con David Shipley de otro libro, a mi entender esencial en la era digital titulado Enviar : manual de estilo del correo electrónico”

Cómo el título indica el libro pretende corregir los numerosos fallos que cometemos al utilizar el correo electrónico, y nos da  consejos para mejorar la redacción de los mensajes advirtiendo de que no todo vale.

Nos disecciona el mensaje electrónico, como debe ser el estilo, los seis tipos básicos de mensaje, la diferencia entre el correo profesional y el emocional y por último un consejo que en realidad sirve para todos los campos de nuestra vida !Hay que pensar antes de enviar!

Ya se que muchas personas no vemos más que ventajas en el correo electrónico, pero yo voy a insistir en los errores que cometemos y en resaltar que la gran facilidad de enviar correos electrónicos nos hace olvidar que se trata de comunicación escrita, que utilizamos el correo tanto a nivel profesional como personal, que los mensajes de correo se escriben rápido, demasiado rápido.  Según los autores Shipley y Shwalbe la velocidad del correo electrónico no solo hace más fácil que perdamos los nervios, sino que el correo electrónico tiene la tendencia a sacar lo peor de nosotros.  Para entender esta afirmación comparan la comunicación cara  a cara en la que la parte emocional de nuestro cerebro monitoriza constantemente las reacciones de nuestro interlocutor con el correo electrónico que no constituye un canal de devolución de esas reacciones a tiempo real, no podemos adaptarnos a las reacciones de los receptores del correo, y si lo hacemos es tarde, ya hemos dado a enviar.

El correo electrónico nos hace escribir mucho más de lo que lo hacíamos y además de la abrumadora cantidad de correos que recibimos, la mayoría  son de poca calidad. El que domina la escritura no domina la tecnología y a la inversa.

¿Cuáles son los ocho pecados capitales?

1. “El correo electrónico tremendamente impreciso” (acuérdate de hacer eso que hablamos)

2. El correo electrónico ofensivo

3. El correo electrónico que te lleva a la cárcel

4. El correo electrónico cobarde

5. El correo electrónico que nunca desaparece (Re:Re:Re:Re) Este modelo en Donostia Kultura es el rey.

6. El correo electrónico sarcástico

7. El correo electrónico demasiado informal

8. El correo electrónico que puede resultar inapropiado.

Algunos de esos modelos de correos no se dan en mi empresa, pero si deberíamos leer el libro para aclarar muchas convenciones del mundo digital que se desconocen.

Algunas convenciones del mundo digital

Todo el mundo debería saber que si se utilizan las “Mayúsculas” se está gritando. Que según como se utilicen los términos “por favor” o “gracias” en vez de ser corteses, podemos resultar apremiantes y estar transmitiendo órdenes de forma velada. Los signos de exclamación pueden infundir calor humano y a diferencia de la comunicación en papel podemos utlizar varios¡¡¡¡Gracias!!!! Pero no lo uses para transmitir emociones negativas.

Deberíamos utilizar con menos inconsciencia elementos básicos de nuestro correo, me refiero a Para, Cc y la famosa Cco o copia de carbón oculta que puede resultar muy  tramposa.
Cc quiero que sepas algo y quiero que los demás sepan que quiero que lo sepas
Ccco quiero que sepas algo y no quiero que los demás sepan que quiero que lo sepas
Reeenvío quiero que sepas algo y puede que quiera añadir algo al mensaje original

Por último recordar que el correo es una herramienta fiable. Decir que un correo nunca llegó puede convertirse en una mentira, fácil de descubrir. Hay veces que el silencio es la respuesta adecuada a determinados mensajes, aunque en estos casos lo cortés es añadir “No reply” o “No requiere respuesta“. Aquellas personas que no contestan nunca a los mensajes, tampoco tienen buenos resultados. Lo cortés sería si vamos a tardar en responder avisar de la recepción del correo y de la causa de nuestra tardanza. También existe el silencio provisional ante un correo hiriente, y se está reflexionando antes de emitir la respuesta.

El correo electrónico es el anciano de los nuevos medios. Ha visto nacer a las redes sociales. Como se ha generalizado nos hemos olvidado de que la redacción y envío del mismo requiere atención para lograr la máxima eficacia. Todos los elementos tienen su importancia. Las prisas o el envío desde un móvil no deben ser excusa para descuidar la ortografía, el estilo la gramática. Sobre todo en el caso del correo profesional. Identifícate, saluda al comienzo,  firma al final.

Cada vez más será necesario tener presente en la escritura en Internet, las guías o manuales de estilo de cada medio. Somos muchos los que estamos preocupados por la dimensión global y pública de lo que escribimos en Internet.  Los nativos analógicos éramos expertos en escribir en papel será necesario reciclarse.

Como siempre me gusta recomendar algún libro del tema y en este caso es “Escribir en internet : guía para los nuevos medios y las redes sociales”. Está en las bibliotecas donostiarras.

El IVAP lleva años trabajando los manuales de estilo de comunicación en euskera. El último título, escrito en el 2013 se titula “La comunicación electrónicia: recomendaciones del IVAP para escribir páginas web”

El correo electrónico está presenta en dos novelas recientes de éxito, del autor Glattauer Contra el viento del Norte y su continuación Cada siete olas. Las dos novelas están traducidas también el euskera por Irati Elorrieta .

30

Abr / 2013

Día Internacional del libro. ¿Hay futuro para las librerías?

Autor:

Liburuaren Nazioarteko eguna. Liburutegi zerbitzuaren karpa

Acabamos de celebrar el Día Internacional del libro, 23 de abril. Las bibliotecas municipales de Donostia llevamos muchos años, diez por lo menos, instalando una carpa central en la Plaza de Gipuzkoa. Los libreros se colocan en los laterales. En la carpa se realizan actividades con los colegios, se reparten los premios a los mejores lectores, premios por la compra de libros, se hace lectura pública. Nuestro objetivo apoyar a los libreros.

Este año quiero felicitar en especial a los concejales y al alcalde por haberse tomado la molestia de acercarse a la carpa y leer un trozo, elegido por ellos, ya fuera un texto relacionado con 1813 (estamos celebrando el Bicentenario de la quema de San Sebastián) o la novela que estuvieran leyendo. Todos los años invitamos, personalmente a escritores, editores, ciudadanos anónimos, nunca consigo que tenga colas de gente para leer pero no cejo en el intento. Es un reto ya personal…

¿Qué pasa con las librerías?

En el día del libro el protagonista es el librero y la venta de libros. La pregunta clave de los medios en la rueda de prensa fue la crisis en las librerías. El presidente del Gremio de libreros  Andoni Arantzegi me dijo que la venta había sido mejor que el año anterior 2012, pero que no se gana como para que todas las librerías de San Sebastián pongan un puesto en la plaza. Ese día hay un descuento del 10% en el precio de cada libro y el descuento se hace también en las librerías.

Es un día en el que se apuesta por la visibilidad. Por el acercamiento del libro y desgraciadamente año tras año al haber pocos libreros, la imagen que trasladamos es triste.

Impacto de lo digital en las librerías

Los expertos en el libro, en sus predicciones sobre el futuro de las librerías  pintan un panorama bastante negro, aunque con pequeñas luces..

He consultado la obra ” El paradigma digital y sostenible del libro” de los autores Manuel Gil y Joaquín Rodríguez. Es un libro muy serio que ya alerta en la introducción de que en el mundo del libro tenemos más preguntas que repuestas. He entresacado  las siguientes afirmaciones relacionadas con las librerías:

De los grandes mercados de masas, las librerías serán barridas en un plazo de tiempo más breve del que pensamos“. La solución “La especialización en mercados de nicho de alta segmentación y por la asociación con la edición independiente

” Los grandes libreros digitales, lo hacen mejor que muchos libreros tradicionales por mucho que esta afirmación pueda resultar chocante o fastidiosa.” Los autores  resaltan que las librerías virtuales, ofrecen un catálogo mayor que el de la librería tradicional, proporcionan métodos de búsqueda más exactos, permiten intercambiar opiniones entre los lectores, el precio del libro no es intocable, puedes seleccionar el modo de envío, pedir papel de regalo… “es decir la librería virtual acabará siendo imbatible.”
“Los libreros deben agruparse en grandes plataformas” de promoción facilitando servicios post venta y generando experiencias gratificantes en torno a la venta.

“Los libreros deberán de dejar de ser meramente libreros” y deberán desarrollar su propio Book + Business plan.

“Aunque los libreros han reducido su poder de prescripción en la red, sustituidos por redes sociales y blogueros “Necesitamos buenos libreros” Comentan los autores que Amazon se dio cuenta de la importancia de agregar a los sitios web la sugerencia personal, lectores de nombre y apellido. Los libros recomendados por amigos, el boca a boca funciona.

“La Red ayuda a vender más libros en papel” Muchos creemos en la convivencia enriquecedora de los libros electrónicos y de papel. Los buenos lectores seguimos comprando libros en papel, aunque no tengamos sitio en casa, compramos también libros electrónicos para nuestro E-reader. Repito compramos no pirateamos. No entiendo la piratería de libros, ni  en las personas lectoras, y menos aún en aquellas que no leían. Cuántos conocidos a los que han regalado un e-reader, nada más tener el aparato se convierten en piratas ávidos de libros que no eligen. ¿De verdad que lo hacen porque es injusto el precio de mercado y porque quieren que los editores recapaciten? ¿ Será cierto que llevamos el gen de la piratería en el ADN vasco, y o español?

Uno de mis conocidos  me asegura que soy de las poca personas que compra libros electrónicos. En Amazon, se compra rápido, de forma muy fácil, y más barato que el libro en papel. ¿Para qué voy a perder el tiempo pirateando?.

El Apocalipsis de las librerías no lo traerá la edición digital”, sino su obstinación por vender libros de alta rotación, que se desplazan a las grandes cadenas. Competir en ese terreno es absurdo.

“Sobre el precio de los libros hay discusiones”. Algunos destacan que el margen del 30% es insuficiente para mantener la vida de la librería en la que los gastos de mantenimiento suben.  ¿Debería fijar el librero el precio? ¿Bajando el precio se solucionará? El mercado sigue estancado, no hay nuevos compradores y con la crisis se compra menos. ¿Para cuando un debate serio entre los editores, libreros? ¿es acertado que todo el mundo opinemos sin conocer en profundidad el negocio?

En San Sebastián acaban de cerrar una librería especializada en cine “Metrópolis”. Si me remonto a mi juventud puedo decir que he visto morir varias “La librería Baroja en la Parte Vieja , la Internacional en la calle Churruca, la librería Ramos rebautizada como Elkar … He visto nacer la gran cadena FNAC en el antiguo mercado de San Martín.

El sector del libro  tiene que reflexionar para ver como va a sobrevivir en la era digital. Ya nada va a ser como era. La librería lo tiene muy complicado, pero puede encontrar espacios de supervivencia, siempre que haga una reflexión acelerada sobre su papel y su rol.

Yo no pretendo dar lecciones de supervivencia a los libreros, bastante tenemos las bibliotecas con nuestro propio futuro. Me gustan muchísimo las librerías, disfruto en las ciudades como Paris, el barrio latino, llenas de librerías. En Nueva York disfruté  en Barnes&Noble, puedes tomar café, comprar libros, papelería, el espacio era agradable, te descargan los libros electrónicos en tu aparato, en vez de hacerlo en casa…Lo mismo en Londres en la librería Foyles

Barcelona propuso, no se si sigue adelante la iniciativa, poner librerías en las bibliotecas, igual que hay una cafetería, para apoyar al sector. No tengo “la solución” pero si creo que así como hemos trabajado conjuntamente hasta ahora con el gremio de libreros, deberíamos de hacerlo en un futuro también. Libreros y bibliotecarios recomendamos libros, creo que lo hemos hecho bien hasta ahora y espero que lo sigamos haciendo. No me gustaría vivir en una ciudad sin librerías.

27

Mar / 2013

A vueltas con la Wikipedia

Autor:

El día 25 de enero tuvimos la suerte de tener en San Sebastián a Carme Fenoll, directora del servicio de bibliotecas de la Generalitat de Catalunya y a Alex Hinojo embajador, impulsor del proyecto “Glamwiki” catalán.

La primera sesión la hicimos en  la Sala Duque de Mandas, de la Biblioteca Municipal.  El donostiarra, Fermín Lasala Collado,  Duque de Mandas legó a la Biblioteca municipal de San Sebastián su biblioteca personal que contenía  una de las ediciones completas de la Enciclopedia de Diderot y D´Alembert y curiosamente, en el libro, la Wikipedia de la A a la W , su autor Tomas Saorín establece una similitud entre los dos proyectos, el de Jimmy Wales hoy en día en el siglo XXI y el de Diderot en el siglo XVIII. Los dos proyectos reciben muchas críticas desde el sistema establecido. Las dos enciclopedias luchan por los recursos económicos, acallan las críticas y  terminan imponiéndose.
Tomás Saorin también cita el estupendo ensayo de Philipp Blom “l´Encyclopédie” . En el siglo XVIII, los enciclopedistas se jugaban mucho, la libertad.

Taller formativo
De esta sesión surgió la necesidad de hacer un taller formativo. Taller que hemos realizado el 1 de marzo, en la biblioteca Central Infantil. La colaboración en la  wikipedia tal y como ha explicado Alex Hinojo no consiste sólo en la redacción de artículos, la modificación de los mismos, la inclusión de las referencias.
Las instituciones culturales y educativas pueden cumplir mejor su función social dedicando una parte de sus recursos a la construcción de Wikipedia.
Bibliotecarios, archiveros conservadores de museos, profesores de bachillerato.. tenemos una posibilidad de cambiar el modelo de difusión del conocimiento como agentes que transmitimos educación y cultura.

Una de las áreas de colaboración es la conocida como GLAM. Siglas provenientes de Galleries, Libraries, Archives and Museums.

¿Qué podemos hacer como bibliotecas?

Wikimaratones.  Una wikimaratón, es una actividad donde un grupo de wikipedistas están físicamente en un lugar-a menudo una biblioteca- para ampliar lo máximo posible un artículo y o temática determinada de la enciclopedia. Se han hecho wikimaratones en Cataluña para ampliar el artículo de Xabier Miserachs, Joan Miró, Angeles Santos Torroella… Los bibliotecarios proporcionan bibliografía de calidad y los wikipedistas solo necesitan conexión a Internet, una mesa y una silla.

Liberación de imágenes.
Wikipedia es un lugar con mucha visibilidad y cada vez más instituciones culturales quieren que sus colecciones sean lo más accesibles para todos. El repositorio de imágenes de la Wikipedia se llama Wikimedia Commons. Todo el contenido que figura en este portal,  está con licencia Creative Commons o de dominio público. Un ejemplo la Biblioteca Museo Víctor Balaguer colgó su pinacoteca en el 2011 en Wikipedia.

Liberación de textos.

Algunos museos, la biblioteca de Palafrugell han modificado el aviso legal de su web para hacerla compatible con Wikipedia. De este modo al cambiar los derechos de reproducción se pueden crear decenas de artículos reaprovechando textos ya generados por un museo, archivo o biblioteca. La visibilidad de los mismos en la wikipedia es mucho mayor que en las webs institucionales.

El wikipedista residente.

Es un editor de Wikipedia que trabaja conjuntamente con la institución y pone el conocimiento de la misma en los artículos de wikipedia. Esta persona favorece que se creen puentes entra la comunidad de editores y los profesionales de las instituciones culturales. Podemos citar el ejemplo de la Bristish Museum dónde trabajó un wikipedista residente. Alex Hinojo fue wikipedista residente del Museo Picasso. La biblioteca de Palafrugell tuvo wikipedista residente.

Los concursos

Es una buena manera de dinamizar comunidades. Alex Hinojo nos puso el ejemplo del British Museum que organizó un concurso dónde pedía a la comunidad mundial que hicieran artículos sobre sus colecciones. Se premiaban los cinco mejores artículos de calidad con un lote de regalos. Fue un exíto.

Programas educativos.

Se puede colaborar con los centros educativos de varios niveles. Cataluña lo está haciendo con los colegios, pero también se puede hacer con las Universidades. Se trata de que los alumnos en vez de hacer los trabajos en papel o en un power point mejoren los artículos de la Wikipedia. La labor de la biblioteca es formativa y proveedora de fuentes de referencia. El profesor corrige directamente en la wikipedia.

Hay más ejemplos de colaboración pero los arriba citados ya muestran que hay un campo de trabajo interesante.

En la reunión mensual, la del mes de marzo,  mi equipo de bibliotecarias me ha transmitido la necesidad de más formación. Por lo tanto hemos abierto un camino pero iremos poco a poco. Los contactos con Euskal wikipedia que ha hecho Mediateka Tabakalera han dado su fruto. En la reunión del 1 de marzo contamos con el wikipedista Jose Mari Sarasola.

Mediateka Tabakalera u otra institución cultural de Euskadi seguro que cogerá el testigo y eso ya es positivo.

Termino recomendando el libro de Tomás Saorín, muy completo y con ideas para el futuro.

28

Feb / 2013

Protege tu privacidad

Autor:

En estos momentos hay una corriente de pensadores, escritores, periodistas, ejecutivos, algunas bibliotecarias que no son contrarias a las nuevas tecnologías pero que advierten sobre el mal uso que se puede hacer de ellas.  Mejor dicho nos advierten de una excesiva dependencia de la pantalla. Nos avisan de la necesidad de guardar la privacidad, objeto de deseo de los gurús de las redes sociales.

Estas alertas no vienen de personas que están en contra de la tecnología o de las redes sociales, no hay que ser simplistas. Son personas que reflexionan sobre el gran cambio de la sociedad digital en cuanto a la forma de comunicación , en cuanto a la forma de relacionarse e incluso en cuánto a la forma de vivir. Por eso creo que hay que leerles.

Los gurús de Internet actuales tienen nombre y apellido: Mark Zuckbergerg,(Facebook), Sean Parker (Napster), Andrew Mason (Groupon), Dick Costolo (Feeburner), Reid Hoffman (Linkedin), Ben Silbermann (Pinterest), Sergey Brin (Google) o Larry Page (Google y por supuesto el fallecido Steve Jobs (Apple). Es curioso pero casi todos ellos defienden bastante su privacidad. Un ejemplo:  Zuckbergerg que tiene 14.000.000 de amigos no anticipó su boda, ni la difundió y en cambio es célebre su frase: “La privacidad es una cosa obsoleta”

DIETA DIGITAL

Ya escribí un post sobre el rebaño digital de Lanier  y ahora os recomiendo este pequeño ensayo titulado “Dieta digital” del licenciado en ciencias de la información Jordi Romañach.

El autor deja clara la necesidad de preservar la privacidad, de tener en cuenta que los gurús no son lo que parecen, y  que la vida virtual no debe suplir a la vida real. El libro es sólo un grito de alerta, párate y piensa para qué usas las pantallas, para qué usan los niños las redes sociales. ¿Eres de los que apagas el móvil en las reuniones o te has convertido en un maleducado que incluso tomando el café en compañía lees los mensajes?

ALGUNAS CITAS

Umberto Eco dijo  “La fe ciega en Internet engendra monstruos” p. 29

La información personal es la gran materia prima del siglo XXI y el objeto de deseo de los propietarios de las redes sociales” p. 36.  Los adolescentes no se lo creen

En el futuro la privacidad será el auténtico lujo p. 99

¿No será que cuanto más compartimos más solos estamos? O dicho de otro modo ¿a mayor conexión, menor felicidad?p. 121)

No se trata de negar que las redes sociales están aquí y ya no se van a ir, pero una cierta dieta, una distancia respecto al poder de la pantalla no nos va a hacer mal.

Como bibliotecarias podemos hacer mucho ayudando a padres y a niños en el uso y conocimiento de las redes sociales. Cuando pusimos los servicios de Internet en la zona de los niños, era en 1999, aún no había redes sociales, les dimos a los padres un impreso en el que había unos consejos:  navegar en Internet con los niños, no dar nunca los datos personales … Hoy en día, es más que nunca necesario que en nuestras bibliotecas se insista en esas pequeñas recomendaciones para un buen uso de las redes sociales por los niños. También es nuestro trabajo organizar la formación dirigida a los padres. Es necesario tener  conocimiento  para poder estar alerta y aconsejar a los jóvenes.

Estas  recomendaciones son básicas y me imagino que para algunos obvias pero recordarlas no viene mal. La presión del resto de los amigos de la clase es muy grande para los padres que quieren educar de otro modo.

Recomendaciones, para adultos (con niñas y niños)

Ayuda y orienta a tus hijos en la red, es un magnífico espacio para transmitir valores.

No autorices a que accedan a Facebook antes de los trece años.  No se es más moderno ni más enrollado por permitirlo.

No cuelgues fotos ni comentes nada de tus hijos en tus cuentas personales. Puede que algún día te arrepientas.

No olvides que no es necesario regalarles a tus hijos tabletas antes de los cinco años, móviles antes de los doce o consolas y videojuegos apenas han iniciado los primeros pasos.

No es a mí a quién autores como Jordi Romanach tiene que convencer. Son precisamente los nativos digitales los que deberán decidir si efectivamente “La privacidad es una cosa obsoleta”