24

Jun / 2016

Biblioteca pública, mientras llega el futuro

Autor:

biblioteca publicaEn este blog sobre bibliotecas no podía faltar una pequeña referencia al libro de Fernando Juárez-Urquijo, editado el año pasado (2015). El autor es el conocido bibliotecario de Muskiz (Bizkaia). Su actitud innovadora a la hora de implementar en la biblioteca programas informáticos y el uso de las redes sociales en las mismas le han convertido en un bibliotecario, cuya opinión se comparta o no es tenida en cuenta.

Su compromiso con la innovación, hace de Fernando Juárez-Urquijo una figura necesaria en el ámbito bibliotecario.

El libro de Fernando Juárez se titula “La biblioteca pública: mientras llega el futuro”, y está dirigido principalmente a nuestro sector. De hecho el libro trata de nuestro sector. El capítulo titulado” Nosotros” recuerda la necesidad apremiante de adaptación de nuestra profesión para poder cubrir las necesidades del nuevo contexto informacional, tecnológico en que vivimos. Nos recomienda olvidar el postureo informacional y hacer autocrítica.

A pesar de las críticas a nuestro inmovilismo, el autor desde luego legitima nuestra profesión, en un momento en el que surgen dudas sobre todo provenientes de otros sectores sobre la necesidad de la misma. El autor nos anima a ver las amenazas tecnológicas como oportunidades, nos anima a no dejar las tecnologías porque no seamos punteros en ellas, dejemos el “ego”y reconozcamos que en algunos ámbitos hay otros que saben más

Este libro no es un tratado de biblioteconomía, no hay pautas concretas, no nos dice qué hacer mientras llega el futuro, aunque el futuro ya está aquí. Es un libro para animar a los bibliotecarios a cambiar.

El autor nos recuerda que “Necesitamos un conjunto de nuevas competencias digitales; ya te imaginas la comunicación digital, el liderazgo distribuido, la gestión de redes y comunidades, las competencias colaborativas y el aprendizaje continuo”. “Los conocimientos tradicionales son necesarios, pero insuficientes y en la cadena de transmisión de experiencias la veteranía ya no es un grado”

Tengo que discrepar en ese último punto, porque para mí la veteranía siempre será un grado. Los nuevos perfiles nos complementarán pero no será suficiente ser tecnólogo. Para mí la veteranía, la experiencia, la humildad son un grado y siempre lo serán. No confundir inmovilismo con veteranía.

El libro nos ayuda a hacer un alto en el camino diario y a preguntarnos si tenemos que seguir haciendo lo que aprendimos en la Universidad o tenemos que dar un vuelco total a esta profesión y al servicio que prestamos.

Libro de fácil lectura, escrito a modo de titulares, diría que casi escribe como habla. Libro necesario que a veces provoca, pero sobre todo y por eso lo recomiendo libro de ánimo y de reconocimiento de la profesión bibliotecaria. Fernado Juárez se reivindica como bibliotecario de pueblo y reivindica el factor humano como fundamental en el éxito de la futura biblioteca

VI Encuentro de bibliotecas y municipio

Radicalmente distintas a las reflexiones de Fernado Juárez fueron las comunicaciones que tuvimos en el VI encuentro de bibliotecas y municipio celebrado en Madrid en noviembre del año pasado. El lema del encuentro Redefiniendo la biblioteca en la ciudad”

Se celebraban los diez años de estos encuentros y se le pidió a Jordi Permanyer que hiciera la introducción. Su intervención titulada Una ciudad, una biblioteca : el modelo de la biblioteca urbana en red, nos viene a decir que aunque en estos diez años en España se han construido muchas bibliotecas en todas las Comunidades Autónomas, sigue siendo necesario reivindicar el trabajo en redes y evitar la confusión entre “red” y “sistema bibliotecario”. Sobre todo se centra en redes urbanas aunque hace un pequeño apunte a las redes territoriales. Afirma” “Se han diseñado e implementado muchos sistemas bibliotecarios pero pocas redes de bibliotecas trabajando entrelazadas, en red

“Los principios básicos para hablar de redes urbanas son “ Planificación y equipamientos” Modelo único y compartido”, Estrategia común, ofertas de servicios. Eficiencia económica. Reconozco que siempre he sentido envidia sana por la planificación de los servicios bibliotecarios en Barcelona.

 Dos buenos libros para aprender más sobre la biblioteca pública