05

Aza / 2018

Helsinki Mansplaining Massacre gana el Méliès de Plata al Mejor Cortometraje Fantástico Europeo

Autorea: jmiguel

Por Jone Martinez

Helsinki Mansplaining Massacre (2018)

La 29ª Semana de Cine Fantástico y Terror, no es una semana únicamente centrada en largometrajes, también abarca una amplia saga de cortometrajes. Helsinki Mansplaining Massacre es uno de ellos y fue proyectado el miércoles 31 de octubre – la noche más larga de la semana – en el Teatro Principal. Este corto es una sátira del terrorífico “mansplaining” que sufrimos las mujeres continuamente. Una realidad aterradora. Y además, este corto ha recibido el Premio Méliès de Plata al Mejor Cortometraje Fantástico Europeo.

La historia comienza en el coche de una joven pareja que vuelve de cenar con los suegros de él. La mujer le da una noticia – terrorífica para ella- : tiene un retraso con el periodo. Él no parece tomárselo mal, lo que aterroriza más a la protagonista y acaban teniendo un accidente contra un árbol. La protagonista se despierta en una casa junto a su pareja, que le dice que han sido “salvados” por tres hombres. Aquí empieza, el horror: no tardará en darse cuenta de que está rodeada por una horda de misóginos de egos frágiles. Y comenzará la eterna lucha a la que nos hemos acostumbrado, desafortunadamente, las mujeres: la lucha contra los cánones establecidos de la mano del “mansplaining”.

Hay dos momentos cruciales en el corto: primero, cuando con todo naturalidad dice que ella era la que conducía, los anfitriones se vuelven locos. Uno de ellos, con tremenda voz de sufrimiento dice que el coche es un dispositivo técnico, y continúa: ¡Los hombres usan los coches! La protagonista no puede creerse lo que está escuchando. Sin embargo, ahí no acaba la desidia: a la protagonista le viene la regla, lo que supone un alivio para ella. Los hombres vuelven a entrar en enajenación: ¿Por qué no quiere ser madre? ¡Tiene 35 años, la edad límite para ser madre! Uno de los hombres, con voz de experto le dice que no debe tener miedo al parto, que el dolor es algo natural. Nuestra protagonista explota, harta de que le digan qué es lo que tiene que hacer y qué es lo que tiene que sentir. Manda callar a todos. Su pareja no puede creer que haya sido tan “maleducada” con los anfitriones y le pregunta sorprendido a ver qué le ocurre. Los hombres de la casa la intentan tranquilizar. Según ellos, solo intentan ayudarla, no hace falta que se ponga como una histérica. ¿Cómo sobrevivir al “mansplaining”? La protagonista acaba con larga saga de reprimendas de la manera más gore posible.

Este cortometraje que hila el horror con el humor es una fantástica crítica al sistema patriarcal que tan interiorizado tenemos. Por un lado, critica el canon arraigado en nuestra sociedad patriarcal de que el fin de la vida productiva de una mujer es ser madre. Una vez habiendo parido, ya ha completado el objetivo por el que está en el mundo. Por otro lado, también critica la educación: en una escena, el niño de la casa la ataca porque lleva una camiseta azul, y el azul es para los chicos. Solo hay una manera de cambiar las concepciones machistas, reseteando y volviendo a empezar. Y, más o menos, eso es lo que hace la protagonista con el niño, resetearlo. Y finalmente, en la última escena veremos, claramente una crítica al movimiento “not all men”. Que al fin y al cabo, es un movimiento para no responsabilizarse y no tomar partido en los actos sexistas, cuando todos, como sociedad, somos responsables. En definitiva, este cortometraje trata el horror que es para una mujer estar continuamente luchando contra los estereotipos establecidos y estar continuamente justificarse por lo que quiere hacer o ser.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude