29

Aza / 2018

Literaturak ez du etenik

Autorea:

Literaktumek, jaialdi bezala, jauzia eman zuen iazko edizioan: maiatzetik azarora aldatu ziren datak, kolaborazio sarea handitu zen eta sail berriak txertatu ziren programazioan. Jauzi hori sendotu egin du Literaktum 18-ak. 3.000 lagunetik gora hurbildu dira antolatutako 30 jardueretara, eta 50 gonbidatu baino gehiagok parte hartu dute hiri osoan barrena hamaika egunetan zehar egindako jardueretan.

Literaturak Donostiako hitzordua finkatua du Literaktumen, ezbairik gabe. Edizioz edizio hazten ari den jaialdia da. Eta hazi egiten da, egon badagoelako idazleen ahotik beren liburuez zein gure garaiko gai esanguratsuez entzuteko irrika duen publiko zabal bat. Eraldaketa garaia bizi dugu, gizarte eta pertsona gisa; erronken garaian bizi gara, eta sorkuntzaren lengoaiak eta diskurtso kritikoak bidean lagun gaitzake mundua hobeto ulertzea ahalbidetuko digun mapa bat osatzerakoan.

Horren adierazgarri dira zenbait solasaldik eragin zuten jakin-mina: Nacho Carretero eta David Truebaren artekoa, Slavenka Drakulić eta Luisa Etxenikerena, Manuel Vilas eta Juan José Millásena, Danele Sarriugarte eta Fernando Broncanorena edo Iban Zaldua eta Ramon Saizarbitoriaren artekoa. Garai honetako eztabaida ezinbestekoek literatura izan dute abiapuntu gonbidatu horiek, EHUko Filosofia Fakultatearekin elkarlanean antolatutako Pentsatu! jardunaldietako mikro-eztabaidetako gonbidatuek bezalaxe.

Baina literaturaren bideak anitzak dira. Batzuek eztabaidara eta hausnarketara bideratzen gaituzte; beste batzuek, aldiz, obra edo egile bat deskubritu edo gehiago ezagutzeko gonbitea luzatzen digute. Laura Restrepok literatura gizakiaren fede-ekintza gisa aldarrikatu zuen; Katixa Agirrek Amek ez dute lana aurkeztu zigun, amatasunaren ertzei heltzen dien istorioa; eta Harkaitz Canok sorkuntzaren mekanismoen eta literaturak historiaz edo lekukotasunez elikatzeko dituen aukerez egin zuen hausnarketa, Fakirraren ahotsa liburuaren harira.

Hitz anplifikatuak, eszenifikatuak protagonismo handia du Literaktumen. Horrela, literatura bestelako lengoaiekin uztartzen duten formatuekiko apustua agerian utzi zuten kalitate handiko hiru jarduerek. Xabier Erkiziak eta Arantxa Iturbek Afoniak lana sortu zuten, Donostia Kulturako Liburutegi Zerbitzuko Idazlezainak egitasmoaren soinu-artxiboa oinarri hartuta. Ahotsaren, egiletzaren edo komunikazio literarioaren kontzeptuetan murgiltzen da irratiaren eta soinu-artearen arteko lan bikain hau.

Viridiana antzerki konpainiaren Amor oscuro (Sonetos) lanak lengoaia eszenikoa, aktorearen biluztasuna eta hitza jarri zituen oholtza gainean, XX. mendeko maitasunezko poesiaren gailurretako bat taularatuz: Federico Garcia Lorcaren Sonetos del amor oscuro. Ikus-entzuleek, aktorearen oholtza berean bermatuta (Javier García Ortega kamaleonikoarekin), ez dituzte erraz ahantziko une horiek, zalantzarik gabe.

Euskal literatura klasikoan barrena ibilbide jostari eta umoretsua ekarri zigun Bernardo Atxagak Martuteneko kartzelan emanaldiarekin. Joxe Kruz Gurrutxaga aktoreak lagunduta, orain urte batzuk Martuteneko kartzelan emandako hitzaldi bat irakurketa dramatizatu zoragarri bilakatu zuen Atxagak. Irribarreak eta testu klasikoak uztartuta, literatura, beste edozeren gainetik, agian jolasa ere badela gogora ekarri zigun, baina gainerakoekin eta munduarekin konektatzen gaituen jolasa; biltzeko eta elkar topatzeko dugun askatasun gunea.

Eta izan da bestelakorik ere: datorkigun literaturaz mintzatu ziren idazle gazteak, erakusketak, afari literarioak, ibilaldiak, haurrentzako jarduerak… Pentsatu nahi dugu, egun batzuetan zehar amaierarik ez duen zerbaiti heldu diogula: literaturari, hain zuzen. Datorren urtera arte.

25

Aza / 2018

La libertad sin hojas de instrucciones

Autorea:

Llegamos a la recta final de Literaktum de la mano de la mejor compañía: Slavenka Drakulić y Luisa Etxenike. La primera es periodista, ensayista y novelista y se hizo famosa por sus testimonios de las Guerras Yugoslavas. Es autora de libros como: No matarían ni a una mosca (2003), Frida ́s Bed (2007) o Como si yo no estuviera (1999). Precisamente, esta última novela se acaba de traducir a euskera, Han ez banengo bezala, y fue presentada dentro de la programación de Literaktum por la autora. Luisa Etxenike es escritora y ha publicado obras como El ángulo ciego (Premio Euskadi 2009), la obra teatral La herencia (Premio Buero Vallejo 2016) o el poemario El arte de la pesca (2015). La conversación estuvo guiada por Berta Ares y aunó todo lo que se ha venido diciendo durante estas dos semanas de festival, desde una perspectiva más amplia, más europea.

Europa. Este es un término abarca todo tipo de connotaciones. Para lo que algunos es la salvación, para otros es la carga o sinónimo de atraso. Las ponentes, ambas europeas, ven la idea del conjunto europeo desde dos perspectivas distantes: Drakulić es croata, por lo que su idea se enfoca desde la Europa del este, mientras Etxenike es una autora local, nacida en San Sebastián, y su perspectiva está marcada por la Europa más occidental. Esta no tiene una idea marcadamente territorial, sino que prefiere entender Europa como un mestizaje de elementos históricos y culturales. Sin embargo, a Drakulić le cuesta mantenerse positiva ante la construcción Europea: tras las guerras que vivieron en su país de origen, querían pertenecer a un conjunto europeo del este. Tenían una imagen de un conjunto glamuroso donde podían reunirse todo tipo de culturas. No obstante, el proyecto está gravemente amenazado por el nacionalismo y la derecha.

En este contexto europeo, es evidente, que la sociedad no está tomando un papel activo, sino que se está dejando dirigir. Entonces, ¿cuál sería el problema, la manipulación o la indiferencia? Ambas dos. Los populismos que están arrasando a nivel, manipulan apelando a la emotividad. A esto le tenemos que añadir, que las personas tenemos la tendencia de vivir sin alteraciones, por lo que, preferimos ser indiferentes -relataba Drakulić-. Etxenike, por otro lado, piensa que ambas son caras de la misma moneda: manipulación e indiferencia, son prácticamente lo mismo, pero necesitan de la pasividad del otro lado. Esta pasividad se ha construido gracias a dos patrones muy integrados en la sociedad contemporánea: por un lado, el pensamiento de fatalidad, es decir, la gente se ha creído que las cosas son así y que son inevitables, aunque estén mal. Así, no se molestan en cambiarlas. Y por otro lado, nos hemos acostumbrado a identificar la cultura con el entretenimiento, cuando en realidad, mientras el entretenimiento solo entretiene y desvía la atención, la cultura nutre el pensamiento crítico.

El panorama es desolador: nos hemos convertido en ciudadanos alienados sin
interrogantes. No nos han enseñado a pensar. Todo lo contrario, nos ofrecen todo tipo de entretenimientos sin contenido para que no lo hagamos. Etxenike, se muestra más positiva, y cree que a través de una buena educación se podrían enseñar mecanismos para desarrollar un pensamiento crítico. Drakulić no parece estar tan convencida de que el cambio pueda darse. El problema está en que nos han ofrecido cierta libertad – no vivimos bajo totalitarismos- pero no sabemos usarla. Y lo que debería de ser las hojas de instrucciones, la educación, está lejos de enseñarnos a pensar.

Jone Martínez Berzal.

Berta Ares, Slavenka Drakulić & Luisa Etxenike / Koldo Mitxelena Kulturunea – Azaroak 23 de Noviembre

23

Aza / 2018

Badaezpada

Autorea:

Ahots anitzez osatu da aurtengo jaialdia. Idazleen solas, ikus-entzuleen galdera, emanaldietako soinu. Harkaitz Canok ere bere ahotsa eskaini zigun atzo Lugaritz kultur etxean, baina baita Imanol Larzabalena ere. Imanol Lurgainena. Fakirrarena. Ahots lakar eta sakona.

Imanol Larzabal -eleberrian Imanol Lurgain- kantari donostiar ezagunaren istorio pertsonala oinarri hartuta, fikziozko eleberria osatu du Canok. Mundua iraultzen saiatu zen belaunaldiaren erretratua egiten du nobela honek, 60ko hamarkadatik hasi eta berrogei urtez luzatzen dena. “Txanpona airean zegoen garaitik abiatzen da, eta gaur egun sarritan garaiari buruz gutxiespenez hitz egiten bada ere, garaiko kemena, indarra eta bizi-zaletasuna azpimarratu nahi izan ditut”, azaldu zuen idazleak.

Imanol ezagutu ez zuenak ere, garai baten erradiografia antzemango du, beraz. Kantaria eta bere ibilbidea. Garaia ezagutu zutenek, aldiz, kronika eta gertakizunak zehatz-mehatz kontatzea gustuko dutenek, baliteke sufritzea irakurri orduko. Hori ez zen horrela gertatu, beste horretan hau falta da… pentsa dezakete. Canok, bere aldetik, konplexurik gabe onartu zuen ez dela ez kronikalaria, ez kazetaria, fikziogilea baizik. Liburuaren abiapuntua Imanol ezagutu zutenen elkarrizketak dira, nolabaiteko kazetaritza, baina fikziozko lana da. Ez du bide horretatik berriz jotzeko asmorik, halere, sufritu egin duela aitortu baitzuen. “Kontatu dizkidatenekin zordun geratu naiz; nolabaiteko talka izan dut. Zaila egin zait ni naizen fikziogilea sortu zaizkidan zor horiekin ezkontzea. Azkenean, fikzioaren makuluak salbatu nau eta manipulazio propioa egin dut”. Mingarria izan da, ordea.

Ahotsa da eleberriaren protagonista nagusia. “Dena zeharkatzen du; transbertsala da”, eta haren bidez aletu du idazleak Imanolen ibilbidea. Borroka armatua, klandestinitatea, erbeste paristarra… presente daude, kontzertu klandestinoak han-hemenka ematen zituen garaitik hasi eta Torreviejan hil zen garaira arte, tartean ETA erakundean egon zen garaia barne hartuta. Pasarte horiek Isidoro Fernández aktorearen ahotik entzuteko aukera izan genuen. Lehen kontzertuetan nola jendeak galdetzen zuen “nor da tximaluze hori?, John Lennonen antza du”, edo erakunde armatuaren barruan zegoenean fakirra ezizena jarri ziotenean, besteak beste.

Fakirra ez da, ordea, eleberrian ageri den ezizen bakarra. Ezizenez beteta dagoela adierazi zuen Canok, izendegiarekin mapa bat osatzeraino. “Ezizenek garrantzi handia dute eleberrian, izen bakoitzak bere istorio propioa baitu”. Irakurleak horietako asko erraz ezagutuko dituela ere erantsi zuen.

Hainbat hausnarketa ere plazaratzen ditu liburuak. Sortzailearen hauskortasuna, musikaren ahalmen katartikoa, denboraren iheskortasuna… Bizitza zirriborrotzat definitu zuen idazleak, diskoak edo liburuak diren bezalaxe, bukatu gabe dagoen zerbaiten iradokizuna. Hain zuzen, bizitza seguru baten bila, segurtasunaren atzetik, bizitzan dena bikoizteko joera dugula azpimarratu zuen, badaezpadakoak eraikitzekoa. Anekdota batekin lotu zuen hausnarketa. Antza, Imanol atxilotu eta espetxean egun batzuk egin ondoren aske utzi zutenean, aitak gitarra bat oparitu zion. Lehendik ere bazuela ihardetsi zion kantariak, eta aitak, bere aldetik, “badaezpada”…

Hausnarketak, une gogorrak, sufrimenduak… izan dira eleberriaren prozesu luze honetan, baina ahotsaren eta musikaren pasarteekin biziki gozatu duela ere aitortu zuen. “Adiskidetasunari lotutako pasarteak idazten gozatu dut gehien; agerian geratu da zein hauskorrak garen artistak”.

Izenburuarekin aurkako iritziak jaso ditu, eta liburuaren azalak ere eman dio buruhausterik. Gorri koloreko orbana, lorea, odola iradoki dezakeen irudi bat atzealde hori distiratsuari gainjarrita. Iradokitzailea, zalantzarik gabe, liburua irakurtzeari ekitera bultzatzeraino. Imanol Lurgainen ibilbideari jarraitzeko gogoa pizten du, edo Imanol Larzabalen arrastoa topatzekoa, edo garai batekin identifikatzekoa, edo sufritzekoa… Hainbat buru, hainbat aburu. Irakurri egin beharko dugu… badaezpada.

Harkaitz Cano & Leire Palacios / Azaroak 23 de Noviembre – Lugaritz KE

22

Aza / 2018

Cosas de familia

Autorea:

Los escritores Juan José Millás y Manuel Vilas compartieron ayer en Kutxa Kultur plaza uno de los momentos más distendidos y divertidos de los que hemos disfrutado en este festival Literaktum 2018. Con la complicidad del público, el también escritor Jesús Ruíz Mantilla, fue guiando el coloquio hacia los aspectos familiares que más han marcado la trayectoria literaria de estos dos autores.

Sentimientos y palabras se engarzan en el universo de las familias, generando un lenguaje único, bien por lo que se dice, por cómo se dice, o bien por lo que se oculta y resuena en el imaginario infantil, escenas que van marcando la vida y delineando nuestra personalidad y lo que seremos en nuestra vida adulta.

Millás, a quien de pequeño llamaban “lengua de trapo”, relató cómo la literatura se  convirtió en su vía de escape por sus dificultades con el lenguaje. Lector incansable de prospectos médicos junto a su madre, recuerda aún que en su infancia sentía al lenguaje como una exploración y excusa dentro del seno familiar.

Esa curiosidad por el uso del lenguaje le llevó a escribir. O quizás no fuera así. Según nos  contó ayer, lo que le motivó a escribir fue el rencor, el deseo de venganza, la extrañeza frente a un mundo que no ha entendido. Y así, ahora que se va haciendo mayor, dice: “finjo que entiendo, porque yo a la vida no le he cogido el punto”.

Vilas, por su parte, confesó la necesidad de escribir Ordesa, su última novela, tras la muerte de su madre, en un intento primitivo y no reconocido socialmente de hablar con ella, de que permaneciera con él, y así poder sobrellevar el dolor por su pérdida que se unía a la pérdida de su padre años atrás. Porque para Vilas, con la muerte de su madre se diluyó parte del lenguaje familiar que había sostenido a la misma familia, con sus códigos (a veces sin palabras, con silbidos como los que utilizaban sus padres para comunicarse) y sus formas de manifestar amor, ese sentimiento incómodo que no se expresaba con palabras cuando él era niño.

Sin embargo, ambos autores afirmaron que el amor incondicional de los padres hacia los hijos es algo que no resulta tan extraño de expresar y de sentir, siempre teniendo en cuenta que esa expresión puede ser de lo más variopinta y personal. La charla dio un giro inesperado cuando el discurso se centró en este amor incondicional: un amor que sólo puede entenderse cuando se es padre o madre, que es un mandato biológico y no una construcción cultural, y que, según Vilas, debería ser un derecho para todos los seres humanos el poder sentirlo.

Centrada ya la conferencia en este tema, la experiencia personal de estos dos autores se onvirtió en relato con recuerdos y vivencias de ese amor incondicional de padres a hijos e, incluso, de abuelos a nietos. Y más de una persona del público se sintió identificada con anécdotas que, de una u otra manera, nos hacen viajar a nuestra infancia y a lo que somos ahora. Porque tal y como decía Millás, lo que hacían nuestros padres lo hacemos ahora nosotros y a medida que vamos haciéndonos mayores, la imagen que vemos reflejada en el espejo se parece más a ellos.

Juan José Millás, Manuel Vilas & Jesús Ruíz Mantilla / Azaroak 21 de Noviembre – Kutxa Kultur Plaza (Tabakalera)

21

Aza / 2018

Gazteak eta literatura: katea ez da eten

Autorea:

Literaktum jaialdiaren bigarren asteari hasiera emateko Literaturaren bide berriak atalari atea zabaldu diogu eta gazteek literaturarekin duten harremana aztertu nahi izan dugu. Saioak bi izan dira, Liburutegi Nagusiko San Jeronimo aretoan. Astelehenean, hilak 19, Zergatik idazleak? mahai-inguruan Esti Martínez Diaz de Cerio eta Peru Iparragirre idazleak izan genituen elkarrizketan Samara Velte moderatzailearekin batera.

Esti Martinez Diaz de Ceriok (27 urte) Magisteritza ikasi zuen eta gaur egun Haur Hezkuntzako irakaslea da Iruñean. Oso gaztetan hasi zen idazten, gehienbat narratiba eta hainbat sari irabazi ditu, horien artean Donostia Kultura I. Poesia saria, Azalberritze bat (2017) poemarekin, Balea Zuria argitaletxeak kaleratu zuena.

Peru Iparragirre (22 urte), goitizenez Martin Bidaur, Filosofiako ikasketak egiten ari da eta Donostian bizi da gaur egun. Itu Banda literatur taldearen eta Lekore aldizkariaren sortzaileetako bat izan zen. 2017an Itzulera poema liburua argitaratu zuen Susa argitaletxearen eskutik.

Samara Velteren galderek bi idazleen arteko elkarrizketa bizia sortu zuten. Entzuleak, berriz, ez ziren hain gazteak, idazle, kazetari, kultur eragile eta, oro har, irakurle talde anitza bildu zen belaunaldi berriaren kezkak eta sorkuntza ereduak ezagutzera.

Bigarren saioan, asteartea, hilak 20, Gazteak eta irakurketa gaia aztertu zen. Mahaian hiru solaskide izan genituen, hirurak gazteen irakurketa munduan murgilduta bizi direnak: Maialen Berasategi, kazetaria eta itzultzailea, besteak beste, haur eta gazteen liburuak itzuli ditu; Imanol Epelde, irakaslea eta blogaria, eta Elena Oregi, Haur Liburutegiko arduraduna. Moderatzaile lanetan berriz, Uxue Alberdi, idazlea. Hiru solaskideak erabat ados azaldu ziren eta ukatu egin zituzten gaur egun gazteen irakurzaletasunari buruz aipatzen diren hainbat adierazpen. Gizartean bizi dugun irakurketaren testuingurua ez da oso aldekoa, baina irakurzaletasunaren inguruko aldaketak eta literatura sortzeko modu berriak adierazgarriak direla azpimarratu zuten. Saioak luze iraun zuen eta laburpen gisa bi gako nabarmendu ziren: alde batetik, denbora. Haur eta gazteei irakurketarako denbora eskaini behar zaie, bai etxean, eskolan eta liburutegian. Bestetik, irakurmena lantzea guztiz beharrezkoa da eta hezkuntzan garrantzia izan behar du.

Saioa amaitzeko hizlari bakoitzak gazteentzako bost liburu gomendio egin zituen.

Maialen Berasategi
1. Harry Potter, J. K. Rowling
2. Otto Pette, Anjel Lertxundi
3. Jenisjoplin, Uxue Alberdi
4. Iñigo Astizen poesia liburuak, edozein
5. Gela bat norberarena, Virginia Woolf

Elena Oregi
1. Krokodiloa ohe azpian, Mariasun Landa
2. Kensukeren mundua, Michael Murpo
3. Zer da ba maitasuna?, Miren Agur Meabe
4. Ana Franken egunkaria
5. Gose jokoak, Suzanne Collins

Imanol Epelde
1. Gizon izandako mutila, Patxi Zubizarreta
2. Martin Etxeberriaren poema liburu bat, edozein
3. Kristalezko begi bat, Miren Agur Meabe
4. Dumitru, Koldo Izagirre
5. Bihotz handiegia, Eider Rodriguez

Esti Martínez Diaz de Cerio, Peru Iparragirre & Samara Velte – Liburutegi Nagusia / Azaroak 19 Noviembre

Maialen Berasategi, Imanol Epelde & Elena Oregi – Liburutegi Nagusia / Azaroak 20 Noviembre

20

Aza / 2018

El pensamiento crítico

Autorea:

Con motivo del Día Internacional de la Filosofía, que se celebra el tercer jueves del mes de noviembre de cada año, Literaktum junto al Departamento de Cultura de Euskal Herriko Unibertsitatea, organizaron el pasado sábado las jornadas Pentsatu!. Este festival tuvo dos partes: por la mañana, nos reunimos en la librería Kaxilda para escuchar a Danele Sarriugarte y a Fernando Broncano debatir sobre quién hace las creaciones culturales. Por la tarde, en cambio, la cita fue en Tabakalera en un formato de micro-
debates, donde por parejas (Barbara Jiménez & Iñigo Galtzakorta, Ainhoa Urien & Beñat Sarasola, Maddi Nazabal & Agustín Arrieta) se debatió sobre distintos temas actuales. Esta celebración se podría calificar como un acierto, puesto que ambas convocatorias tuvieron una gran respuesta por parte de un público muy diverso. Y, ¿cuál es el por qué de tal éxito? ¿Por qué son necesarios espacios públicos en los que se fomente el espíritu crítico?

Nuestro mundo cambia muy rápido, y lo mismo ocurre con la cultura que consumimos. Esta cultura hegemónica, como bien nos explicó Fernando Broncano, está diseñada por los que articulan nuestro mundo de una manera muy determinada: la cultura de masas no conoce la diversidad porque está hecha a imagen y semejanza de los valores mercantiles que se quieren propagar. Así, se crean puntos ciegos, para no mostrar otros tipos de cultura que pueden dañar los grandes intereses. La filosofía y el pensamiento crítico juegan en esta partida un papel vital: sólo podemos combatir la cultura hegemónica valiéndonos del espíritu crítico y creando nuestras propias formas de cultura responsable y sostenible.

Nuestro mundo cambia muy rápido por medio de las redes sociales. Estas son un arma de doble filo: por un lado, nos dan acceso a nuevas formas de conocimiento, a nuevas voces. Sin embargo, también son la mayor plataforma de la posverdad: en la red no importa el contenido, sino las emociones que genera. El atender a la veracidad de una información ha quedado en segundo plano y contribuimos así a nuestra propia ignorancia, a una ignorancia consentida. Y la única arma que tenemos para luchar contra dicha ignorancia consentida, en efecto, es el pensamiento crítico y autónomo.

El éxito del evento del sábado reside en que, lejos de esas restricciones, el público pudo interactuar de una manera abierta y libre. Dejando –al menos por un momento– las cadenas de la cultura hegemónica y el “todo vale” de la red, los ponentes junto al público debatieron sobre temas como la libertad de expresión y los delitos de odio, el dolor, la creación artística, y positivismo y pesimismo tecnológico. Estos temas fueron de gran interés para los allí presentes, ya que son problemáticas que afectan a nuestra cotidianidad. Al no haber una reflexión en las altas esferas, al menos, en un ambiente más familiar hubo la posibilidad de exponerlos y debatir sobre ellos.

En definitiva, fue un éxito porque el pensamiento crítico nos hace más libres –al menos en cuanto a las ideas se refiere–. El profesor Broncano también nos advertía esa misma mañana de la importancia de resistir en espacios donde se ejerza la autonomía de pensamiento, en lugar del dirigismo al que estamos habituados. Y las jornadas de Pentsatu! lograron plasmar muy bien una necesidad social que tenemos: que la filosofía esté en las calles y al alcance de todos y todas.

Jone Martínez Berzal

Pentsatu! & Literaktum @ Kutxa Kultur [Tabakalera]

19

Aza / 2018

Nork eta nola egiten du kultura?

Autorea:

Literaktum literaturi eskainitako ospakizuna da. Argi dago, literatura kultura jakin bateko isla dela, baina, zerk edo nork erabakitzen du kultura? Galdera honi erantzuna ematen aritu ziren larunbat goizean Danele Sarriugarte idazleak eta Fernando Broncano filosofoak.

Sarriugartek atzera jo zuen eta Virginia Woolfen hausnarketa gerturatu zigun: zer behar du emakume bat sorkuntza artistikoan barrena ibiltzeko? Hezkuntza, dirua eta Gela bat norberarena. Gaur egun, faktore hauei, berri batzuk gehitu zaizkie. Alde batetik, eduki berriez gozatzeko, modu eta medio berriak garatu dira. Gehienetan, sorkuntzak kontsumitzen ditugunean ez dugu ordaintzen, baina aldiz, jabegoa duten enpresak diruz gainezka daude. Beraz, nola lortzen dute dirua?, galdetu zuen Sarriugartek. Bestetik, sorkuntza ezagutarazteko, kasu askotan, artista, lehenik ospetsu bilakatu behar da, bere lanean sartzen ez diren jarduerak egiten. Gainera, Virginia Woolfen gela lasaitasunarena eta zarata ezarena metafora bat zen, baina, gaurkoan, ordea, zarata gure gelan dago, gugandik 20 zentimetrotara: gure aparatu teknologikoetan, Sarriugartek azpimarratu zuenez. Sare sozialak eta prentsa birtuala, sorkuntza artistikoan baino, artista edo bere inguruan dagoen eztabaidan galtzen dira.

Horrela, liburua, idazle baten kasuan, hainbesteko garrantzirik ez duen plano batean kokatzen da. Zarata horretan kulturaren balioa galdu daitekeela dirudi, baina ez da horrela, Broncanorentzat: kulturak axola du, eta hori ongi dakite gure mundua antolatzen ari direnek. Hori bai, ez edozein kultura, haiei ardura zaiena kultura hegemonikoa da. Kultura da gizarte bat eraldatu dezakeena, beraz, haien onurara egin ahal izateko, komeni ez zaizkien kulturak estali egiten dituzte. Honek gure jakintasunarekin jolasean ibiltzea dakar, eta haien onura edo besteen kaltera, kultura hutsuneak eratzea, gure jakintasuna manufakturatuz, Broncanok azpimarratu zuenez. Gizartearen ezjakintasun estrategikoa eratu da: batzuen interesen aurrean komeni ez diren kulturak loratzea eragozten. Injustizia epistemologikoa da horren emaitza. Eta, nola saihestu? Jaurti zuen galdera.

Kultura era arduratsuan eta autonomoan baliatzea; erresistentziazko epistemologian babestea proposatu zuen Broncanok, aipatutako zarataz babesteko, alegia. Kultura hegemonikoaren aurka badaude mugimenduak, feminista eta dekoloniala, esaterako, eta hauek tresnatzat izanda, kultura gida espezifiko horietatik askatu gaitezen noizbait.

Jone Martínez Berzal

Antonio Casado da Rocha, Danele Sarriugarte & Fernando Broncano

16

Aza / 2018

La justicia es para los de ruana

Autorea:

Literaktum acogió ayer a Laura Restrepo en el Museo San Telmo, y hemos de confesar que fue una auténtica sorpresa y un lujo poder charlar y escuchar a esta escritora y periodista colombiana afincada en Barcelona.

Tras la apariencia de mujer sencilla y cercana, que disfrutó de su visita por el museo y de la exposición sobre el León de Arrikrutz (“enorme minino”, dijo Laura), descubrimos a una mujer fuerte, decidida, y con una gran capacidad de inventiva que, tal y como nos contó, le ha llevado siempre a fantasear demasiado en sus trabajos periodísticos: por eso optó por dedicarse a la literatura, porque puede contar mentiras para decir verdades y porque es una manera de evitar lo políticamente correcto a través de las palabras.

Pero Laura se presentó de una manera clara y tajante: “ante todo soy mujer y madre”. Y a continuación nos sumergió de lleno en su última novela “Los divinos” donde narra de un modo duro, atroz, el episodio del secuestro violación, y asesinato de una niña indígena de un barrio pobre de Bogotá por un “niño de mami” de la alta sociedad colombiana. Además, ofrece su punto de vista con toques de humor bogotano, fino y cínico, del grupo social al que pertenece el asesino, grupo que apoya, esconde y da soporte a actitudes machistas y que, en cierta medida, justifica el feminicidio. Quien haya leído la novela, habrá podido sentir ese remolino de emociones, la rabia, la angustia, la frustración y, casi la rendición ante la desnuda violencia.

En su novela hay realidad y ficción, una constante en su obra puesto que pretende ser una novela intimista y no le interesa el seguimiento estricto de los hechos para entender al grupo de jóvenes que, creyéndose por encima del bien y del mal, son cómplices del salvaje relato. La autora habla de la maldad, y pretende entender el por qué del “monstruo que muestra“ a través del asesino, rescatando las diferencias entre el bien y el mal y reflejándolas de una manera novedosa. En algunos momentos, hasta el grupo de amigos puede resultar entrañable, pero son asesinos y cómplices de un silencio que sigue escondiendo a las víctimas y dando cobijo a los culpables.

Y luego está la pequeña, que refleja el amplio grupo de mujeres y de niños y niñas colombianas que día a día desaparecen y mueren en manos de desaprensivos que se sienten los amos del universo frente al pueblo desplazado por la violencia y la pobreza. Diferencia abismal que en la novela se resume diciendo que la niña-niña no era nadie, pero que se contrapone a la identidad de esa población casi invisible que reclama que sus hijos son sagrados. Ahí empezó todo, ahí se evidenció ante el mundo de que esa comunidad existe y se pudo hacer justicia. Una justicia que hasta hace poco sólo era “para los de ruana”… para la población más vulnerable que veía cómo los más afortunados quedaban impunes ante sus crímenes. Esta historia real, al igual que en la novela, acabó con el culpable en la cárcel. Pero lo que destaca Laura en este punto es el papel fundamental de la mujer colombiana, mujer cada día más libre porque sobrevive y derrota toda clase de monstruos; mujer que denunció en la novela al culpable; mujer que es fundamental en la transformación de la sociedad y que ha de ser crítica también consigo misma para evitar ser responsable en parte de esa violencia aceptando determinadas actitudes como las que se ven en la novela. Laura quiso terminar su participación en Literaktum diciéndonos que es un camino que hay que ir haciendo, juntos hombres y mujeres, y aunque se ha avanzado es necesario hacer hincapié en la educación de la sociedad. Es un camino a recorrer, pero no en soledad.

Laura Restrepo – San Telmo Museoa – Azaroak 15 de Noviembre

15

Aza / 2018

Elipsiak gordetzen duena

Autorea:

Amatasuna. Ama izatea. Zerbait naturala da, edozein lurraldetan egunero, minutuero, segunduero gertatzen den zerbait. Hain unibertsala eta ohikoa den amatasunaz, ordea, ez da hitz egiten. Edo, hobe esanda, ez da amatasunari ezarri ohi zaizkion ohiko roletatik harago hitz egiten. Salbuespen kasuetan ez bada behintzat.

Katixa Agirre idazleak azken urteotan barruan izan du amatasunaz hitz egiteko beharra. Eta askatu du behar hori. Ase geratu dela aitortu die Elkar liburu-dendan bildutako ikus-entzuleei. Amek ez dute liburua aurkeztu zuen atzo Eider Rodriguez idazlea elkarrizketatzaile zuela.

Bi emakumezko protagonista dituen istorio bana elkarlotzen ditu Agirrek eleberri honetan. Ume bikiak hiltzen dituen ama gaztea, batetik, eta protagonista narratzailea, ama izan berri den idazlea, bat-batean ama hiltzaile hura aspaldian ezagutu zuela ohartzen dena. Kasu horrek obsesioa eragingo dio eta horri buruz idaztea erabakiko du. Sormena eta amatasuna elkarrekin eraman beharko ditu.

Liburua idaztea pentsatu zuenean, jada ama zen Agirre, eta horren inguruko hausnarketa egiteko gogoa zuen. Idazketa prozesuan zela, etenaldi bat egin behar izan zuen, bigarren aldiz erditu baitzen. “Ama zaren unean, etiketa handia jartzen dizute. Ama zara; badirudi ez zarela beste ezer. Horrek guztia estaltzen du”, adierazi zuen. Bere esperientzia eta hausnarketak abiapuntu izan dira istorioa jorratzeko orduan, amatasunak gauza askoren inguruko ikuspuntuan aldaketak eragin baitzizkion.

Azken batean, amatasunaren diskurtsoaren argi-ilunak agerian uztea izan da Agirreren asmoetako bat. Erditzearen ahalduntzea azpimarratu arren, amatasuna modu desberdinetan bizi izan dute emakumeek historian zehar: izan dira amatasuna patutzat izan duten emakumeak, lan munduan sartzeko oztopo gisa hartu dutenak…

Bazuen, halere, beste erronka bat. “Liburu hau ama izan ez denarentzat ere interesgarria izatea zen nire erronketako bat”. Antza, lortu du nolabait helburu hori, sare sozialen bidez jakinarazi diotenez.

Dokumentazio lan sakona egin duela aitortu zuen idazle gasteiztarrak, eta agerian geratzen da lan hori kapitulu bakoitza zabaltzen duen aipu sorta irakurrita. Euripidesen Medeatik hasi eta Cameron Diaz aktorera arte. Gustuko du aktore estatubatuarrak prentsaren aurrean erantzundakoari, zergatik ez zen ama galdegin zioten batean: “Umeek bizitza aldatzen dizute eta nik nire bizitza maite dut”.

Amek ez dute. Esaldiari zerbait falta zaiola dirudi; elipsia agerikoa da. Hasiera batean Amek ez dute idazten izenburua hautatu arren, azken hitza kentzea erabaki zuen, eta aukera zabalagoa utzi. Norberak pentsa dezala zer ez duten egiten amek. Elipsi horrek gordetzen duena; hori irudikatu beharrekoa.

Katixa Agirre ‘Amek ez dute idazten’ eleberriaren aurkezpenean [Elkar liburudenda – Azaroak 14]

14

Aza / 2018

Lo más peligroso es la autocensura

Autorea:

Literaktum comenzó ayer a la tarde de la mejor manera posible: tres cuartos de hora antes de comenzar el coloquio ya había gente esperando, y veinte minutos antes, la sala estaba llena. No era para menos teniendo en cuenta los dos invitados que tuvimos: por un lado, el escritor, director de cine, guionista y periodista madrileño David Trueba, y por otro lado, Nacho Carretero, periodista y escritor gallego. El tema que se expuso fue la libertad creativa, ya que actualmente se ha visto amenazada en casos como el secuestro de Fariña, la censura en Arco, el juicio a Willy Toledo…

La primera pregunta del moderador, Guillermo Altares, fue directa: “¿Qué pasa en España?” Con condenas como la de Valtonyc, podríamos pensar que se nos están recortando derechos. Sin embargo, los ponentes decidieron darle un giro a la argumentación, y en lugar de centrarse en el papel del Estado ante esta práctica, valoraron el papel del sujeto concreto.

Según Carretero, vivimos en el momento cúlmen de la libertad de expresión – siempre mejorable-. Las redes sociales han ampliado nuestras cosmovisiones. Estas, son una herramienta para dar voz a los que antes no la tenían, por lo que, nos han hecho más rico el debate. Sin embargo, son un arma de doble filo, porque en ellas existe – y es muy real- el peligro de la turba virtual. Cualquiera de nuestras acciones online, puede extenderse y llegar a millones de “ofendidos” que pueden crear toda una campaña de acoso y derribo contra ti y tus allegados. En consecuencia, tenemos miedo y nos autocensuramos.

Trueba, asimismo, cree en otro tipo de autolimitación. Nos autolimitamos, quizás sin saberlo, actuando como consumidores, agrupandonos en “guetos de gustos” y siendo dirigidos hacia una parte específica de la cultura, invisibilizando todo lo demás. Prueba de ello son los algoritmos de internet, que nos ofrecen un determinado tipo de cultura. Y esto es lo realmente peligroso, la censura comercial, dice David Trueba.

Los dos coinciden en que el humor y la creación artística no deberían de tener límites. Una buena ridiculización, hasta de nuestras creencias más sagradas, nos hace más tolerantes, añade Trueba. Por otro lado, Carretero, insta a que defendamos al que nos ofende, ya que esa sería la verdadera práctica de la libertad.

En conclusión, el peor de los peligros es la autocensura, por miedo, y la autolimitación – a veces inconsciente- por dejar que se nos dirijan los gustos. Este miedo e inconsciencia acarrean la apatía social, que desgraciadamente está muy instalada en nuestra sociedad, y sobre todo en los jóvenes. Como dato anecdótico, pero, que refleja a la perfección esta realidad tenemos el mismo coloquio: más de la mitad de los presentes eran de edades avanzadas, y pocos jóvenes se dejaron ver por allí.

Jone Martínez Berzal.

David Trueba / CC Okendo KE / Azaroak 13 de noviembre

Nacho Carretero / CC Okendo KE / Azaroak 13 de noviembre

Page 1 of 512345