30

Sep / 2015

Día de la biblioteca : reivindicando la biblioteca pública

Autor: arantza

Bibliotecas una historia ilustrada

El día de la biblioteca se instauró para reivindicar la labor de las bibliotecas públicas, sus servicios, sus funciones. Tiene como objetivo concienciar a la sociedad de la importancia de la lectura y homenajear la labor de las/los bibliotecarias. Se eligió para ello el 24 de octubre.

La iniciativa surgió en el año 1997 por la Asociación Española de Amigos del libro infantil y juvenil en colaboración con el Ministerio de Educación, Cultura y deporte.

Este año 2015 no voy a hablaros del programa que estamos preparando, quiero hacer un alegato en defensa de las bibliotecas públicas y de la Biblioteca Central de San Sebastián. Me preocupa el olvido en que ha caído por parte de nuestros dirigentes políticos y de los periodistas locales. El olvido en el que está inmersa una de las primeras bibliotecas de Euskadi, que se creó en el año 1874, me entristece. Ni siquiera celebramos los 140 años de su creación, el año pasado.

A la ciudadanía donostiarra le da igual que las bibliotecas dependan del Ayuntamiento o de la Diputación Foral o de las tres instituciones como es el caso de Tabakalera (Ayuntamiento, Diputación Foral y Gobierno vasco. Lo que quieren es buen servicio, fondos bibliográficos novedosos,buenas colecciones de películas y de música, una oferta amplia de periódicos y revistas,  actividades literarias y culturales, buena conexión a Internet, instalaciones acogedoras, mobiliario confortable y limpio y un horario amplio. También quieren un servicio amable y eficiente.

La apertura de la Mediateka de Tabakalera nos obligará a reorganizar los servicios bibliotecarios de la ciudad.

Como directora de la red municipal reivindico que en esa reorganización no nos olvidemos de la Biblioteca Municipal. Reivindico la necesidad de la misma en un único edificio. Desde el año 1999 estamos provisionales y hemos llegado a un punto crítico a nivel de espacio.

Reivindico además las funciones específicas de la biblioteca central urbana dentro de la red municipal .

¿Cuáles son las funciones de la biblioteca central?

La biblioteca central urbana debe ser el núcleo de la lectura pública del territorio, ciudad y el referente del patrimonio documental y bibliográfico municipal.

La biblioteca central es la cabecera de la red local y debe ejercer funciones de liderazgo, coordinación y apoyo respecto al resto de las bibliotecas de la red. Tiene dos niveles de funciones:

Una de servicio público de cara a la ciudadanía

Otra en clave interna de cara al resto de elementos de la red.

Las principales funciones son:

  • Liderar y coordinar los servicios de biblioteca de la red local en clave ciudad
  • Garantizar la oferta de servicios de ciudad
  • Centralizar aquellas labores técnicas y administrativas que permitan la optimización de los recursos y el incremento de la eficiencia de los procesos
  • Gestionar el personal de la red y la movilidad de los recursos humanos cuando las circunstancias lo requieran.
  • Centralizar y coordinar la gestión de los recursos económicos y materiales
  • Reforzar la política de imagen y comunicación de las bibliotecas
  • Coordinar la producción, el mantenimiento y la actualización de los contenidos de la web y de las redes sociales. Será responsable técnica de su edición electrónica.
  • Actuar como nodo de acceso a otras bibliotecas
  • Y también desarrollar las funciones propias de las bibliotecas de proximidad derivadas de la prestación de servicios en su área de influencia más inmediata.

Uno de los estudios más clarificadores sobre las redes urbanas es el dirigido por Esther Omella, Jordi Permanyer, Enric Vilagrosa de la Diputación de Barcelona. Por eso no voy a desarrollar todo el estudio ya que está disponible en la red.

¿Es necesaria de verdad un edifico biblioteca central?¿biblioteca pública?

Hay muchos estudios sobre las visiones estratégicas de las bibliotecas del futuro y ninguno cuestiona el edificio físico.Ya lo dije en algún otro post de este blog, curiosamente es en la era de Internet cuando más bibliotecas se han construido. No hay más que mirar a los países septentrionales, Finlandia, Holanda, Dinamarca. Gran Bretaña con los Idea Store, Francia siguen construyendo grandes bibliotecas.

Aunque la biblioteca del futuro es quizás una incógnita hay formas de enfrentarse al futuro y hay consenso entre todos los especialistas en los siguientes puntos:

  • En primer lugar la biblioteca tiene que establecer claramente su misión y objetivos, su naturaleza específica y las necesidades de los usuarios. Así que lo primero “Reorganizar y pensar”
  • En segundo lugar analizar las tendencias, tener una visión explícita del mundo
  • Debe realizar un análisis crítico de si tiene puntos fuertes en relación a Google, Netflix , Amazon y otros gigantes digitales que vayan surgiendo
  • Debe cuidar igualmente su presencia física y virtual
  • Debe atender a las personas individuales y a la comunidad
  • Algunas serán bibliotecas de creación que habrán ampliado su función, convirtiéndose en lugares de creación
  • Deberá asegurarse de que todos los bibliotecarios del futuro tengan una buena formación y experiencia en la evaluación y uso de las fuentes de información de Internet
  • Deberá tener colecciones físicas  y e-books.  Nada anuncia la desaparición del libro. Se editan más libros que nunca aunque su vida en las librerías es más efímera.
  • Las necesidades del futuro serán diferentes en las formas pero no en los contenidos, proporcionar información, potenciar al individuo, crear comunidad. La biblioteca se plantea como solución a los puntos débiles de la sociedad de la información. Será la garantía de acceso igualitario a la información
  • Por último el edificio de la biblioteca es el reflejo de la importancia que la sociedad, que una ciudad, da al libro, a la cultura y al saber. La biblioteca no puede ser exclusivamente virtual. Es por esencia una parte del espacio. La biblioteca útil es memoria, es garante de la libertad, es un lugar anclado en el espacio y en el tiempo.

La red donostiarra siempre ha tenido clara la evolución de los servicios y la polivalencia. Hablamos de bibliotecas multiservicios, de espacios sin tabiques. Bibliotecas que tendrán que hacer un gran esfuerzo para estar altamente tecnificadas con personal muy cualificado que nos pueda guiar en el ruido informacional generado muchas veces en la red.

Sin biblioteca Central que haga de cabecera del sistema, no hay red municipal. Hay bibliotecas de proximidad por supuesto pero la política bibliotecaria  tiene que ser de ciudad- Visión de ciudad y visión estratégica.

El día de la biblioteca 2015 que vamos a celebrar con el lema “Bibliotecas haciendo comunidad” Tabakalera Ubik, Koldo Mitxelena y la red municipal sirva como toque de atención o de llamada a los que tienen poder de decidir en esta nueva legislatura la construcción de la Nueva biblioteca y la reorganización de la política bibliotecaria de la ciudad.

Quiero terminar proponiendo la ubicación de la Biblioteca Central en el Banco de España de San Sebastián. No es la primera ciudad que propone un uso cultural para el Banco de España,  hoy vacío.  Qué mejor destino para un banco. Es una propuesta, pero hay otras posibilidades.

Quiero proponer al Gobierno Vasco que lo mismo que tiene ayudas para los fondos bibliográficos, para la implantación de nuevas tecnologías en bibliotecas y para la realización de actividades, recuerde que debería promover ayudas para la construcción de bibliotecas en Euskadi. Los municipios no pueden costear muchas veces los edificios de biblioteca pública. El Ministerio de Cultura de España ha construido innumerables “bibliotecas públicas del estado” y el Gobierno Vasco que tiene la competencia exclusiva en bibliotecas de lectura pública podría hacer lo mismo.

Una buena noticia el próximo sábado 3 de octubre, se inaugura la Biblioteca Carlos Blanco Aguinaga en Irun. Felicidades al equipo bibliotecario de Irun

Bibblioteca Municipal Plaza de la Constitución

Banco de España de San Sebastián

120_2037

120_2036

Sala Del Duque de Mandas

One thought

  1. Estoy completamente de acuerdo con el planteamiento. Es más, me viene a la memoria como no hace mucho tiempo nuestros dirigentes dirimian sobre un posible nombre para la biblioteca de Alderdi Eder y en ningun momento se cuestionaban la precariedad, la falta de espacio, la provisionalidad, el hecho de estar separada de la Biblioteca Infantil (Fermin Calbeton) …y daba un poquito de pena.

    Los usuarios valoran estos servicios, pero tambien agradecerian un edificio unificado, amplio y moderno que enseñar con orgullo… una verdadera Biblioteca Central.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *