17

May / 2017

Bibliotecas del siglo XXI, una selección de obras maestras

Autor:

Library- architecture and designTengo en mis manos un libro sobre las obras maestras de las bibliotecas, del siglo XXI. El título del libro es Library : architecture + design . Masterpieces” que traduzco “Biblioteca : Arquitectura + diseño. Obras maestras”

La selección de las bibliotecas la ha realizado la autora Manuela Roth. El libro está inglés, aún no se ha traducido al castellano, ni al euskera.

La edición es muy cuidada. La editorial es alemana “Braun publishing”. Contiene referencias a nada menos que setenta bibliotecas de todo el mundo. Se trata de una segunda edición del libro, revisada y adaptada. Esta edición es del 2015 y la primera edición es del año 2011.

Sobre la autora Manuela Roth puedo deciros que nació en 1980 y que estudió Diseño de interiores en Alemania y en EEUU. Después de trabajar varios años en este campo, en las ciudades de Stuttgart y Düssedolrf, desde el año 2017 ha trabajado en editoriales. Ha publicado varios libros sobre arquitectura y diseño. Actualmente vive en Berlin y trabaja de periodista como “freelance”.

El libro es magnífico para los amantes de las bibliotecas, para los arquitectos y diseñadores, para los fotógrafos y para el público en general. Teniendo en cuenta que hoy en día se viaja mucho, es interesante saber en qué ciudades podemos encontrarnos con obras maestras de bibliotecas.

Hay otra razón para descubrir este libro, y para recomendarlo en Euskadi. Os preguntaréis ¿Hay alguna biblioteca de Euskadi seleccionada? La respuesta es si. Hay dos. Una, la biblioteca Universitaria “Carlos Santamaría” de San Sebastián en la página 152 y la Biblioteca de la Diputación de Vizcaya, en la página 148. La Biblioteca de Vizcaya se encargó al estudio IMB arquitectos y la biblioteca Carlos Santamaría a JAAM sociedad de arquitectura.

¿Cuáles son las otras sesenta y ocho bibliotecas que merecen el calificativo de obras maestras? ¿Cuáles son los estudios de arquitectura qué las proyectaron? ¿Quíénes han realizado las fotos de cada biblioteca para el libro?

Encontraréis las respuestas detalladas en el libro. Disfrutaréis con las fotos los arquitectos, los bibliotecarios y los usuarios de bibliotecas. No voy a nombrarlas todas, ya que siempre me recuerdan, los que leen mi blog que hago posts demasiado largos.

Para un arquitecto, proyectar y diseñar una biblioteca en la actualidad tiene que ser apasionante. Las bibliotecas son lugares muy frecuentados por todo tipo de público y hoy en día se cuidan todos los detalles de la biblioteca desde el diseño del mobiliario, hasta los materiales que se utilizan, las luces, los espacios para silencio, los espacios de encuentro, la forma de implementar los servicios virtuales. Muchos desafíos.

Para los bibliotecarios, estos libros de arquitectura nos dan ideas que podemos plantear a la hora de hacer pequeñas reformas o planificar la nueva biblioteca.

Soñar con una gran biblioteca pública municipal en mi ciudad, es una de las ilusiones que como directora de bibliotecas no he visto cumplida. Así que disfruto con las visitas a otras biliotecas, visitas presenciales y visitas con la imaginación al consultar buenos libros.

Como ya he dicho, no os voy a nombrar las setenta obras maestras, pero si haceros mi selección. He descartado las bibliotecas universitarias, las bibliotecas Nacionales y las especializadas, las bibliotecas de derecho, el Bibliobus y dos bibliotecas privadas.

He destacado algunas bibliotecas pequeñas, algunas remodelaciones, o anexos a bibliotecas existentes. Siempre me ha parecido muy difícil aunar lo antiguo con lo nuevo, pero el resultado me parece muy interesante. La biblioteca pasado, presente y sobre todo futuro.

Esta es mi selección compuesta por 16 bibliotecas

La selección no va en orden de importancia, sino que sigue el orden de la paginación del libro.

Biblioteca pública Grosuplje, Eslovenia. Arquitectos Matej Blenku, Milo Floriancic. Diseño de interior Nena Gabrovec y otros. Fotografías Miran Kambic y Radovlica. Se trata de una ampliación al edificio antiguo del siglo XIX. p. 18

Biblioteca Central de Helsinki. Finlandia. ALA arquitectos. Imágenes del estudio de los arquitectos. Esta biblioteca se proyectó en el 100 aniversario de la independencia de Finlandia. Me gustaría visitarla. Superficie total construida16.000 metros cuadrados. p. 30

Biblioteca de la ciudad de Ilhavo. Portugal. Arquitectos Arx Portugal. Fotografías de Fernando Guerra. Biblioteca que conserva del edificio de los siglos XVII y XVIII la fachada y la capilla. Superficie total construida 3.200 metros cuadrados. p. 42

Biblioteca de la ciudad de Nuremberg, Alemania. Estudio de arquitectos Baum-Kappler. Fotos de Werner Hutmacher. Superficie 8.446 m2. p. 54

Biblioteca de la ciudad de Dendermonde, Bélgica. Estudio de arquitectos BOB361. Superficie 6.300 metros cuadrados. Fotografías de André Nullers. p. 58

Biblioteca de Ballyroan en Dublin, Irlanda. Estudio de arquitectos Box. Fotografías Paul Tierney. Superficie 1450 metros cuadrados. El edificio que existía se demolió y fue reconstruido, pero aumentando la superficie. p. 62

Biblioteca Kópenick, Berlín, Alemania. Estudio de arquitectos Bruno Fioretti Marquez Superficie 2.362 metros cuadrados Fotografías Alessandro Chemollo. No es especialmente atractiva en el diseño interior pero destaca por el tejado. Interesante para arquitectos.p. 66

Biblioteca- Mediateca de Anzin, Francia.Estudio de arquitectos Dominique Coulon y asociados. Fotografías Eugeni Pons. El edificio tiene una geometría muy sofisticada. Me gusta muchísimo la sensación de tranquilidad que trasmite. Es una biblioteca pequeña de 1750 metros cuadrados. p. 70

Biblioteca Romain Rolland, Romainville, Francia. Estudio Philippe Gazeau. Fotografías de Philippe Ruault. La biblioteca se ha construido  en el corazón del barrio dormitorio de la ciudad que va a ser totalmente renovado. Se pretende convertir este lugar en un icono ya que el barrio no es nada atractivo. Superficie 2.085 metros cuadrados. p. 116

Biblioteca y centro cultural de Vennesla, Noruega. Estudio arquitectónico Helen&Hard. Fotografías Emile Ashley. Superficie 1938 metros cuadrados. La nueva biblioteca es un centro cultural, punto de encuentro, con salas para reuniones, cafetería. Todo el público se concentra en una única sala muy amplia. Es un edificio muy moderno. p. 140

Biblioteca de la ciudad de Seinajoki, Finlandia. Una de mis preferidas. Arquitectos JKMM. Superficie 4.430 metros cuadrados. Fotografías Mika Huisman. Está ubicada en el centro cultural y administrativo y diseñada por el célebre Alvar Aalto, figura del diseño nórdico. Fue todo un reto integrar el nuevo edificio a la ya existente estructura . La biblioteca es un espacio abierto con mobiliario fácilmente reajustable. Cuenta con una serie de ventanales que enmarcan el magnífico paisaje finés. El diseño presta especial atención a la cambiante profesión bibliotecaria. p. 160

 

Biblioteca Central de la ciudad de Lohja, Finlandia. Los arquitectos Lahdelma & Mahlamaki. Superficie construida 3.513 metros cuadrados. Fotografías de Jussi Tiainen. La biblioteca se integra perfectamente en el entorno, cercano a la iglesia Saint Laurentius. Los espacios para el público están en el primer piso, las paredes son de ladrillo rojo. Para mi gusto demasiado sobria. p. 174

 

Biblioteca España en Medellín Colombia. Estudio de arquitectos Mazzanti. Superficie construida 3.727 metros cuadrados. La biblioteca es el símbolo de la ciudad de Medellín. Está situada en una roca, formando parte de la topografía. El arquitecto descontextualizó el edificio para que las personas se olvidaran de la pobreza que hay en el entorno. p. 194.

Biblioteca book mountain de la ciudad de Spijkenisse, Paíse Bajos. Estudio de arquitectos MVRDV. Superficie 9.300 metros cuadrados. Como su nombre indica el arquitecto ha querido que el edificio nos recuerde a una gran montaña de libros. Es fantástica  la biblioteca. Otra de mis preferidas ¿quién no es feliz rodeado de montañas de libros? p. 202. Fotografías Jeroen Musch,

Biblioteca Pública Villanueva Casanare, Colombia. Arquitectos Carlos Meza, Alejandro Piñol, Germán Ramírez, Miguel Torres. Superficie 2.500 metros cuadrados. Espectacular la fachada de piedra. p. 271. Fue declarada una de las diez mejores bibliotecas del mundo.

Para terminar mi preferida, la Biblioteca que aparece en la cubierta de este libro y en otro que acabo de comprar y que se titula “A design manual Libraries” de Nolan Lushington, Wolfgang Rudorf, Liliane Wong.”. Se trata de la :

Biblioteca de la ciudad de Stuttgart, Alemania. Arquitectos Eun Young Yi. Superficie 20.225 metros cuadrados. Fotografías de Stefan Muller. El aspecto exterior de ladrillos de vidrio con la forma geométrica de un cuadrado y el interior con las escaleras, y el mobiliario en blanco le dan una grandiosidad al espacio, al corazón de la biblioteca. p. 295.

Quién iba a decir que en la sociedad digital se iban a construir tantas bibliotecas. Está claro que en todo el mundo se considera que la biblioteca es el centro del conocimiento y de la información y que la marca biblioteca, está muy viva.

El libro está disponible en la biblioteca Central de adultos situada en el parque de Alderdi Eder.

Acompaño al post algunas fotos del centro Carlos Santamaría de San Sebastián,

Carlos Santamaría 1

Carlos santamaría 3

Carlos santamaría 5Carlos Santamaría 6

Biblioteca universitaria del campus de Donostia.

28

Feb / 2014

Censura y bibliotecas¿ Un tema tabú?

Autor:

zentsura eta liburutegiak xx: mendeanDos noticias leídas el año pasado, el 2013 sobre “La censura en las bibliotecas públicas de Pamplona y Barañain,”  y la otra en la biblioteca pública de Guadalajara, me han hecho recordar el excelente libro ” Censura y bibliotecas en el siglo XX” de la autora  Marie Kuhlmann.

El libro se completa con dos estudios, el primero de ellos “La escuela primaria y la censura 1880-1945” escrito por Nelly Kuntzmann y el estudio titulado “Las investigaciones sobre la censura en las bibliotecas de los Estados Unidos de América 1959-1985 de Hélène Bellour.

El libro recuerda que el tema de la censura en las bibliotecas públicas francesas no se había tratado. Escuchar la palabra censura pone nervioso a casi todos, sólo se acepta cuando se habla de regímenes totalitarios, de quema de libros, nazismo, estalinismo, inquisición etc. Esta palabra es tabú.

Por eso en el estudio se insiste en el concepto amplio del tema. Las bibliotecas ofrecen los libros y los documentos que no están prohibidos por la ley en vigor.
Pero toda institución cultural sabe que al seleccionar y ofrecer determinados documentos y no otros ya  ejerce una cierta forma de censura, o para ser suaves de “selección”

Además de hablar de la censura ejercida por las autoridades políticas de cualquier signo (derechas, izquierdas, centro,)  entendiendo  como censura la intervención de la autoridad administrativa superior que impide o limita la difusión de determinados documentos, revistas por razones de orden moral, religioso, filosófico político, ideológico o cultural” , Marie Kuhlman trata el tema de los cambios que se producen a lo largo del siglo XX en los criterios de selección de los fondos de las bibliotecas, realizados por las bibliotecarias.

El propio presupuesto bibliotecario hace que no podamos comprar todo lo que se edita, ya tenemos que seleccionar.
El tan manido criterio de calidad es variable. Se tiene en cuenta el género literario, la calidad de las ilustraciones, el valor científico de la obra, el autor, el lector etc.  Uno de los criterios que a mediados y  finales del siglo XX , se empezó a utilizar fue el de la compra de libros que se prestaran mucho.
Las bibliotecas públicas o populares entendieron que frente al libro erudito para poder llegar a un mayor espectro de la población era necesario incorporar bestsellers.

Muchas bibliotecarias sufrieron con la incorporación de este tipo de documentos ya que la función educadora en la elección de “buena literatura” estaba en el ADN de la profesión.

En la actualidad  ¿se ha inclinado demasiado la balanza hacia el bestseller? ¿Se recomiendan los libros clásicos? ¿Se recomiendan los libros que no aparecen en la lista de los más vendidos?¿ejercen una autocensura inconsciente las bibliotecarias?

El criterio de calidad cambia, el lector también y ojo el lector también ejerce su presión. Podemos decir que encontrar el equilibrio en las adquisiciones requiere mucho conocimiento sobre todo en los momentos actuales en los que se utiliza la falta de recursos económicos para comprar o no determinados títulos.
El debate de las adquisiciones sigue abierto y es apasionante.

¿Libros prohibidos?

A lo largo de la historia algunos libros que hoy en día no lee nadie fueron prohibidos. En la literatura francesa tuvieron ese honor “Las amistades peligrosas” de Choderlos de Laclos, “Corydon” de André Gide, en el que el autor intenta demostrar el carácter natural de la homosexualidad y también fueron prohibidos por supuesto los libros de Sade.
En la guerra de Argelia, las bibliotecas administradas por alcaldes de derecha prohibieron los libros favorables a la independencia.
El Index catálogo de los libros que la Santa Sede prohibía y que fue instaurado en el siglo XVI, no se suprimió en Francia hasta el año 1966. En el Index se prohibían obras de Voltaire, Stendhal, Jules Michelet, Balzac, Victor Hugo,  Jean Paul Sartre, entre otros.

En la segunda guerra mundial, la censura alcanzó uno de los grados más altos del siglo XX. Se conocen los libros prohibidos como las Listas Otto, por el nombre del embajador alemán Otto Baetz. En estas listas encontramos a autores como Thomas Mann, Vicki Baum e incluso Stefan Zweig, y por supuestos los autores judíos alemanes, Kafka,  y autores judíos franceses Julien Benda, Malraux, Romain Rolland, Simenon etc y etc.

La lista de libros prohibidos es amplísima. Si tenéis curiosidad, el año pasado se publicó el libro de Werner Fuld “Breve historia de los libros prohibidos”. Lo tenemos en las bibliotecas municipales.

¿Censura en la actualidad?

Como he dicho dos noticias del siglo XXI, me han llevado al siglo XX. Si alguien lee este post puede pensar que el tema de la censura en la actualidad está superado, pero quizás peca de optimismo.
Los códigos deontológicos o éticos de la profesión son exhaustivos y claros recordando a las bibliotecarias que los fondos documentales gestionados por los profesionales deben reflejar la diversidad cultural e ideológica y que hay que integrar en sus colecciones recursos de información adquiridos lícitamente.

Sin embargo los casos denunciados por la biblioteca de Guadalajara y por las de Pamplona y Barañain reflejan que las presiones existen y que además la dependencia de las bibliotecas de los poderes políticos y lo que se denomina la lealtad institucional, son también cuestión de debate.
En Iwetel he leído que algunos se preguntan ¿hasta dónde llega la lealtad institucional y la libertad de conciencia del individuo?

Marie Kuhlmann,  no da por terminada la censura o la autocensura. En la página 242 nos habla del futuro de la misma y dice “La censura es la regla, la libertad la excepción, la censura no es una peripecia , ni  un momento pasado de una civilización”

Es vuestro turno.