24

Jun / 2016

Biblioteca pública, mientras llega el futuro

Autor:

biblioteca publicaEn este blog sobre bibliotecas no podía faltar una pequeña referencia al libro de Fernando Juárez-Urquijo, editado el año pasado (2015). El autor es el conocido bibliotecario de Muskiz (Bizkaia). Su actitud innovadora a la hora de implementar en la biblioteca programas informáticos y el uso de las redes sociales en las mismas le han convertido en un bibliotecario, cuya opinión se comparta o no es tenida en cuenta.

Su compromiso con la innovación, hace de Fernando Juárez-Urquijo una figura necesaria en el ámbito bibliotecario.

El libro de Fernando Juárez se titula “La biblioteca pública: mientras llega el futuro”, y está dirigido principalmente a nuestro sector. De hecho el libro trata de nuestro sector. El capítulo titulado” Nosotros” recuerda la necesidad apremiante de adaptación de nuestra profesión para poder cubrir las necesidades del nuevo contexto informacional, tecnológico en que vivimos. Nos recomienda olvidar el postureo informacional y hacer autocrítica.

A pesar de las críticas a nuestro inmovilismo, el autor desde luego legitima nuestra profesión, en un momento en el que surgen dudas sobre todo provenientes de otros sectores sobre la necesidad de la misma. El autor nos anima a ver las amenazas tecnológicas como oportunidades, nos anima a no dejar las tecnologías porque no seamos punteros en ellas, dejemos el “ego”y reconozcamos que en algunos ámbitos hay otros que saben más

Este libro no es un tratado de biblioteconomía, no hay pautas concretas, no nos dice qué hacer mientras llega el futuro, aunque el futuro ya está aquí. Es un libro para animar a los bibliotecarios a cambiar.

El autor nos recuerda que “Necesitamos un conjunto de nuevas competencias digitales; ya te imaginas la comunicación digital, el liderazgo distribuido, la gestión de redes y comunidades, las competencias colaborativas y el aprendizaje continuo”. “Los conocimientos tradicionales son necesarios, pero insuficientes y en la cadena de transmisión de experiencias la veteranía ya no es un grado”

Tengo que discrepar en ese último punto, porque para mí la veteranía siempre será un grado. Los nuevos perfiles nos complementarán pero no será suficiente ser tecnólogo. Para mí la veteranía, la experiencia, la humildad son un grado y siempre lo serán. No confundir inmovilismo con veteranía.

El libro nos ayuda a hacer un alto en el camino diario y a preguntarnos si tenemos que seguir haciendo lo que aprendimos en la Universidad o tenemos que dar un vuelco total a esta profesión y al servicio que prestamos.

Libro de fácil lectura, escrito a modo de titulares, diría que casi escribe como habla. Libro necesario que a veces provoca, pero sobre todo y por eso lo recomiendo libro de ánimo y de reconocimiento de la profesión bibliotecaria. Fernado Juárez se reivindica como bibliotecario de pueblo y reivindica el factor humano como fundamental en el éxito de la futura biblioteca

VI Encuentro de bibliotecas y municipio

Radicalmente distintas a las reflexiones de Fernado Juárez fueron las comunicaciones que tuvimos en el VI encuentro de bibliotecas y municipio celebrado en Madrid en noviembre del año pasado. El lema del encuentro Redefiniendo la biblioteca en la ciudad”

Se celebraban los diez años de estos encuentros y se le pidió a Jordi Permanyer que hiciera la introducción. Su intervención titulada Una ciudad, una biblioteca : el modelo de la biblioteca urbana en red, nos viene a decir que aunque en estos diez años en España se han construido muchas bibliotecas en todas las Comunidades Autónomas, sigue siendo necesario reivindicar el trabajo en redes y evitar la confusión entre “red” y “sistema bibliotecario”. Sobre todo se centra en redes urbanas aunque hace un pequeño apunte a las redes territoriales. Afirma” “Se han diseñado e implementado muchos sistemas bibliotecarios pero pocas redes de bibliotecas trabajando entrelazadas, en red

“Los principios básicos para hablar de redes urbanas son “ Planificación y equipamientos” Modelo único y compartido”, Estrategia común, ofertas de servicios. Eficiencia económica. Reconozco que siempre he sentido envidia sana por la planificación de los servicios bibliotecarios en Barcelona.

 Dos buenos libros para aprender más sobre la biblioteca pública

28

Feb / 2014

Censura y bibliotecas¿ Un tema tabú?

Autor:

zentsura eta liburutegiak xx: mendeanDos noticias leídas el año pasado, el 2013 sobre “La censura en las bibliotecas públicas de Pamplona y Barañain,”  y la otra en la biblioteca pública de Guadalajara, me han hecho recordar el excelente libro ” Censura y bibliotecas en el siglo XX” de la autora  Marie Kuhlmann.

El libro se completa con dos estudios, el primero de ellos “La escuela primaria y la censura 1880-1945” escrito por Nelly Kuntzmann y el estudio titulado “Las investigaciones sobre la censura en las bibliotecas de los Estados Unidos de América 1959-1985 de Hélène Bellour.

El libro recuerda que el tema de la censura en las bibliotecas públicas francesas no se había tratado. Escuchar la palabra censura pone nervioso a casi todos, sólo se acepta cuando se habla de regímenes totalitarios, de quema de libros, nazismo, estalinismo, inquisición etc. Esta palabra es tabú.

Por eso en el estudio se insiste en el concepto amplio del tema. Las bibliotecas ofrecen los libros y los documentos que no están prohibidos por la ley en vigor.
Pero toda institución cultural sabe que al seleccionar y ofrecer determinados documentos y no otros ya  ejerce una cierta forma de censura, o para ser suaves de “selección”

Además de hablar de la censura ejercida por las autoridades políticas de cualquier signo (derechas, izquierdas, centro,)  entendiendo  como censura la intervención de la autoridad administrativa superior que impide o limita la difusión de determinados documentos, revistas por razones de orden moral, religioso, filosófico político, ideológico o cultural” , Marie Kuhlman trata el tema de los cambios que se producen a lo largo del siglo XX en los criterios de selección de los fondos de las bibliotecas, realizados por las bibliotecarias.

El propio presupuesto bibliotecario hace que no podamos comprar todo lo que se edita, ya tenemos que seleccionar.
El tan manido criterio de calidad es variable. Se tiene en cuenta el género literario, la calidad de las ilustraciones, el valor científico de la obra, el autor, el lector etc.  Uno de los criterios que a mediados y  finales del siglo XX , se empezó a utilizar fue el de la compra de libros que se prestaran mucho.
Las bibliotecas públicas o populares entendieron que frente al libro erudito para poder llegar a un mayor espectro de la población era necesario incorporar bestsellers.

Muchas bibliotecarias sufrieron con la incorporación de este tipo de documentos ya que la función educadora en la elección de “buena literatura” estaba en el ADN de la profesión.

En la actualidad  ¿se ha inclinado demasiado la balanza hacia el bestseller? ¿Se recomiendan los libros clásicos? ¿Se recomiendan los libros que no aparecen en la lista de los más vendidos?¿ejercen una autocensura inconsciente las bibliotecarias?

El criterio de calidad cambia, el lector también y ojo el lector también ejerce su presión. Podemos decir que encontrar el equilibrio en las adquisiciones requiere mucho conocimiento sobre todo en los momentos actuales en los que se utiliza la falta de recursos económicos para comprar o no determinados títulos.
El debate de las adquisiciones sigue abierto y es apasionante.

¿Libros prohibidos?

A lo largo de la historia algunos libros que hoy en día no lee nadie fueron prohibidos. En la literatura francesa tuvieron ese honor “Las amistades peligrosas” de Choderlos de Laclos, “Corydon” de André Gide, en el que el autor intenta demostrar el carácter natural de la homosexualidad y también fueron prohibidos por supuesto los libros de Sade.
En la guerra de Argelia, las bibliotecas administradas por alcaldes de derecha prohibieron los libros favorables a la independencia.
El Index catálogo de los libros que la Santa Sede prohibía y que fue instaurado en el siglo XVI, no se suprimió en Francia hasta el año 1966. En el Index se prohibían obras de Voltaire, Stendhal, Jules Michelet, Balzac, Victor Hugo,  Jean Paul Sartre, entre otros.

En la segunda guerra mundial, la censura alcanzó uno de los grados más altos del siglo XX. Se conocen los libros prohibidos como las Listas Otto, por el nombre del embajador alemán Otto Baetz. En estas listas encontramos a autores como Thomas Mann, Vicki Baum e incluso Stefan Zweig, y por supuestos los autores judíos alemanes, Kafka,  y autores judíos franceses Julien Benda, Malraux, Romain Rolland, Simenon etc y etc.

La lista de libros prohibidos es amplísima. Si tenéis curiosidad, el año pasado se publicó el libro de Werner Fuld “Breve historia de los libros prohibidos”. Lo tenemos en las bibliotecas municipales.

¿Censura en la actualidad?

Como he dicho dos noticias del siglo XXI, me han llevado al siglo XX. Si alguien lee este post puede pensar que el tema de la censura en la actualidad está superado, pero quizás peca de optimismo.
Los códigos deontológicos o éticos de la profesión son exhaustivos y claros recordando a las bibliotecarias que los fondos documentales gestionados por los profesionales deben reflejar la diversidad cultural e ideológica y que hay que integrar en sus colecciones recursos de información adquiridos lícitamente.

Sin embargo los casos denunciados por la biblioteca de Guadalajara y por las de Pamplona y Barañain reflejan que las presiones existen y que además la dependencia de las bibliotecas de los poderes políticos y lo que se denomina la lealtad institucional, son también cuestión de debate.
En Iwetel he leído que algunos se preguntan ¿hasta dónde llega la lealtad institucional y la libertad de conciencia del individuo?

Marie Kuhlmann,  no da por terminada la censura o la autocensura. En la página 242 nos habla del futuro de la misma y dice “La censura es la regla, la libertad la excepción, la censura no es una peripecia , ni  un momento pasado de una civilización”

Es vuestro turno.

 

29

Ene / 2014

Archivos y bibliotecas de Euskadi. ¿Vamos a cooperar?

Autor:

Uniendo fuerzas, archivos y bibliotecasUniendo fuerzas archivos y bibliotecasA pesar del escepticismo que me produce la palabra cooperación, he empezado el año asistiendo a una jornada organizada por  La Asociación de bibliotecarios, archiveros y documentalistas  de Euskadi ALDEE, en Bilbao el día 15 de enero. El título de la jornada “Mejores servicios a los ciudadanos : modelos de cooperación en bibliotecas y archivos”

El objetivo abordar la reflexión sobre el desarrollo de nuevos modelos de trabajo y cooperación económicamente sostenibles y capaces de responder mejor a las necesidades de la ciudadanía y de la sociedad. Objetivo ambicioso teniendo en cuenta que la Ley 11/2007 de bibliotecas de Euskadi, se basa en la cooperación y en la voluntad y creo que podemos afirmar que ese ha sido uno de los motivos por los que la organización bibliotecaria de Euskadi es más bien una desorganización.
La ley establece el principio de colaboración como elemento básico del sistema” y  La ley dice “El sistema bibliotecario de Euskadi se concibe como un conjunto de instituciones capaces de proporcionar servicios bibliotecarios mediante relaciones de cooperación.”

Podemos decir, sin exagerar que la colaboración entre las bibliotecas Forales y las públicas es cuestión de voluntad, la ley no obliga a nada. El resultado es el que es.
La reorganización del sistema bibliotecario está por hacer, ya que si bien la red de lectura pública obliga a las bibliotecas municipales, el resto de bibliotecas sobre todo las forales de cada territorio histórico funcionan por libre. Si esto pasa entre bibliotecas, creer en la cooperación entre los archivos y las bibliotecas es ya cuestión de fe en los milagros

LA JORNADA

A pesar  de mis dudas sobre la cooperación, dudas alimentadas en mis 20 años de ejercicio profesional, tengo que decir que la jornada fue interesante y estaba bien organizada. Felicito a ALDEE ya que creo que organizar una jornada con archiveras y bibliotecarias tiene mérito. ¿La falta de dinero nos hará cooperar?

Se habló de modelos de cooperación entre archivos y bibliotecas, (Canadá, Portugal), de la Biblioteca  de Euskadi, se habló de romper los modelos existentes, de la necesidad de normas, de la necesidad de cambios mentales en bibliotecarios y archiveros, de la necesidad de formación en tecnologías, de valentía profesional.

ALGUNOS TITULARES

Josean Muñoz Viceconsejero de Cultura del Gobierno Vasco nos habló del nuevo archivo Nacional de Euskadi,( en el que nos encontrábamos), archivo ubicado en el centro de Bilbao y con el ánimo de ser un archivo abierto a la ciudadanía. El Archivo no debe ser un espacio sólo para profesionales, sino un lugar para acceder al patrimonio. Patrimonio que sea de interés para todo tipo de públicos.

También habló de la apuesta del Gobierno Vasco por la ley de archivos, la unificación de la red de bibliotecas y del concepto vivo del patrimonio.

Gloria Pérez Salmerón destacó que lo importante de la posible Biblioteca Nacional no es el edificio, sino ver si las funciones y servicios que tiene que ofrecer la Biblioteca de Euskadi se dan en la actualidad y pensar en una estructura organizativa, aunque sea nueva. Revisar las ideas y adecuarlas al nuevo siglo. También destaco de su intervención la necesidad de las normas, de los convenios. Los políticos cambian cada cuatro años y es necesario que los programas, y las normas queden por escrito. Somos administración.

Pedro Penteado nos habló de la experiencia de Portugal en la cooperación entre archivos y bibliotecas. Del miedo de los archiveros a ser absorbidos por los bibliotecarios, de la importancia de elegir bien el modelo, de la necesidad de la planificación y de los recursos económicos. Si no hay modelo ni recursos la cooperación falla. Citó varias veces el modelo canadiense de cooperación archivos y bibliotecas.

Julio Cerdá tuvo una intervención más filosófica, habló de la singularidad, de la necesidad de hacer una oferta diferente, de la necesidad de trasparencia de los archivos y de la funcionalidad de los mismos como garantes de la democracia.

Por último Ciro Llueca. Hizo un repaso  de su actividad profesional.  Profesional multidisciplinar, experiencia en archivos municipales, en bibliotecas públicas, en la Biblioteca de Cataluya, en el proyecto PADICAT, y ahora en la Filmoteca.  Fue más allá ya que propuso hablar de fusión y de modelos híbridos para archivos y bibliotecas.¿Porqué no unir la Biblioteca Nacional y el Archivo Nacional? Habló de la dificultad real de la cooperación por razones personales y de la necesidad de moverse del despacho para conseguir firmas de convenios.

Anabel Barroso, como representante de Aldee, cerró la jornada con las conclusiones y el propósito de seguir trabajando. Como moderador contamos con Eugenio López de Quintana del archivo de Antena 3.

La cooperación es una forma de pensar, de liderar, de trabajar. No somos un país especialmente educado en la cooperación por una sencilla razón es más fácil trabajar en solitario. La cooperación sin convenios escritos no es cooperación.

Para terminar, aunque en la jornada no se habló del modelo finlandés de cooperación entre bibliotecas, archivos y museos, me parece interesante.  FINNA, Biblioteca Nacional de Finlandia, ofrece los tesoros de los archivos, bibliotecas y museos fineses. El proyecto se inició en su fase beta en el año 2012. La  Biblioteca Nacional decidió que la interfaz al público debería basarse en un software OPEN source o de código abierto. Se trata de VUFIND que conocemos  porque es el software que tenemos en el catálogo de nuestra red de bibliotecas municipal.

29

Ago / 2013

¿Cultura libre?

Autor:

Las bibliotecas donostiarras municipales pertenecen a la marca “Donostiakultura”. Esta identificación de bibliotecas y cultura, me ha causado a lo largo de mi trayectoria profesional muchos quebraderos de cabeza. Hubiese preferido que la marca biblioteca fuera independiente de ese concepto tan abstracto y difícil de definir “La cultura”.

¿Qué es cultura? ¿Qué es la gestión cultural” De que hablamos cuando decimos que alguien es culto. Cada persona identifica algo distinto (música, libros, teatro, cine, industria cultural, acción cultural, política cultural, museos, archivos, bibliotecas…) todo mezclado equipamientos, edificios, soportes físicos, creación artística, conceptos.

Si hablamos de los adjetivos o complementos del nombre añadidos a cultura podemos hablar de la cultura analógica, cultura digital, cultura de masas, cultura elitista, cultura del deporte, cultura musical, cultura gastronómica, cultura del esfuerzo, cultura vasca, cultura española etc. Creo que sin exagerar se pueden llenar muchos folios con el término cultura.

Europa nombra a ciudades capitales europeas de la cultura y creamos multitud de eslóganes. Es tan difícil explicar el proyecto de la capitalidad cultural de una ciudad que se crean oficinas, se contrata personal pero el ciudadano no sabe muy bien, si es una   nueva forma de turismo o un invento de los políticos europeos, cuyo fin o utilidad se nos escapa o es meramente económico.

Leonardo Padura en el Babelia del 27 de julio reflexiona sobre los estragos de la piratería en la cultura. Me gusta mucho Padura y leí todo el artículo sobre todo por el tema del copyright. La generación actual cree que no debe cobrarse por el conocimiento, o por el disfrute de la cultura. Al considerar que no es ético hacerlo se convierte en “pirata digital” con derecho para descargar de Internet los libros, discos, películas que hasta hace poco compraba. La  validez del copyright es, finalmente lo que se pone en cuestión en esta nueva sociedad. Se empieza a hablar de la “cultura libre”

Cultura libre

Jaron Rowan escribe sobre el declive de las industrias culturales y la importancia de la cultura libre. Su artículo se encuentra en el libro “Cultura libre digital” que os recomiendo.

El libro establece paralelismos y diferencias entre la cultura libre y el software libre, se habla de la historia de internet, de la utilización de los artistas como excusa para frenar el mundo digital. El modelo económico de la cultura que ha imperado hasta ahora está en crisis.  ¿Es la cultura un derecho? o ¿es un recurso? ¿Es un sector económico viable el cultural o el de las industrias de entretenimiento?.

En los últimos años desde las instituciones públicas se han apoyado proyectos y empresas dedicadas a la cultura, se ha luchado por obtener la capitalidad cultural, se ha reforzado la idea de que cualquier práctica cultural es industria. De hecho Europa sigue en esa línea, de la cultura como recurso, como industria en su programa  “Europa creativa 2014-2020.” Hablamos de industrias culturales generadoras de empleo, un 3,8 de la mano de obra y un 4,5% del PIB europeo.

Frente a esta concepción, el movimiento de la cultura libre nació inspirado por el auge sin precedentes del software libre y en parte como respuesta a la progresiva privatización de la cultura por parte de grandes corporaciones. La presión de éstas dio como resultado la Ley Sinde-Wert en España.

Paralelamente a estas presiones el abaratamiento de las herramientas digitales ha propiciado que la ciudadanía pueda filmar sus películas, grabar discos, editar sus propios libros, creando una cultura del remix cotidiano.

Volviendo al artículo de Leonardo Padura, y si ¿no se protege a los escritores,? a aquellos que quieren vivir, escribiendo sobre el dolor, la belleza o el miedo? Si los escritores no pueden vivir de los derechos devengados de sus obras, ¿quién escribirá? Me refiero crear, no bloguear, ni autoeditarse, ni comunicar.

Acceso, nuevos modelos de negocio en la cultura, valor colectivo.

El debate se debe centrar en el acceso a las obras culturales que existan en repositorios comunes pero que también permitan la transformación de las mismas.
Al hablar de nuevos modelos de cultura, tenemos que definir primero el acervo cultural común y para eso es necesario un dominio público rico y accesible, y ahí deberíamos estar las bibliotecas, como marca que garantiza por una parte el derecho del creador,  es de decir reeducar al pirata y  a la vez frenar el afán de lucro neoliberal ofreciendo al ciudadano acceso a las obras culturales.

El mercado liberal que domina el panorama en estos momentos, no se va a cuestionar que es cultura, o cuál es el papel de la biblioteca en esa transmisión de la cultura. A veces creo que la crisis de los editores la vamos a pagar las bibliotecas públicas vía  plataformas de préstamo de libros electrónicos, pagadas por las instituciones.

Yo no tengo la solución a tantas preguntas ¿cómo satisfacer el derecho del creador, su valor individual frente al valor social de la cultura? ¿Como se mide el valor social de la cultura? ¿Que entendemos por cultura, o que acervo cultural debemos transmitir si también está cuestionado el canon literario?

Sabemos que la industria cultural va a esgrimir datos económicos para la defensa de los modelos de pago, ya sabemos se genera empleo, riqueza etc pero creo que hoy más que nunca es la biblioteca, la que debería de emerger en esa sociedad digital, defendiendo el derecho de acceso y el respeto al creador.

Os recomiendo un último libro que acabo de comprar, y que puede ayudaros en este tema tan interesante de la piratería “Un mundo de todos y de nadie” : piratas, riesgos y redes en el nuevo desorden global” de Daniel Innerarity.

28

Jun / 2013

La biblioteca ideal

Autor:

Ahora que todas las bibliotecarias estamos pensando en la biblioteca del futuro, en las plataformas de préstamo de libro electrónico, en la planificación de espacios dónde las estanterías no sean lo fundamental, dónde las bibliotecarias nos convertimos en mediadoras de la información, me parece oportuno recordar lo que a Alberto Manguel le parece que debería ser la “Biblioteca ideal”

Alberto Manguel pasó por San Sebastián, sin pena ni gloria. Pudimos contar con su presencia gracias a la escritoria Luisa Etxenike, pero los “medios de comunicación” apenas se hicieron eco de la noticia. La charla estaba centrada en otro libro del escritor “La Biblioteca de noche”. Esto ocurrió el 23 de octubre del 2008. Manguel disertó sobre la lectura, las bibliotecas, las lecturas, los libros.

El 13 de junio del 2013 el Premio de Poesía Antonio Carvajal también ha pasado desapercibido en mi ciudad para los periodistas. En ambos casos el departamento de comunicación de Donostia Kultura hizo bien su cometido, luego lo preocupante es ¿Qué tipo de cultura interesa a los medios? Menos mal que Antonio Carvajal dejó claro que él no busca la fama prefiere el reconocimiento de los expertos.

¿Existe la biblioteca ideal?

La biblioteca ideal que nos describe Alberto Manguel en el libro titulado el “Sueño del Rey Rojo” es en muchos aspectos la mía. Aunque no esté de acuerdo al 100% con la biblioteca ideal de Manguel, voy a trasladar al blog,  el capítulo titulado “Apuntes hacia una definición de la biblioteca ideal ” y  traducirlo al euskera. Dentro de la simplicidad de estos aforismos poéticos, Manguel nos adentra en el mundo de las bibliotecas y  sobre todo transmite que le gustan las bibliotecas y que es un especialista de la historia de  la lectura.

Mi biblioteca ideal, es una utopía: ver la Biblioteca municipal de San Sebastián en un nuevo y único edificio.

“Apuntes hacia una definición de la biblioteca ideal “

1) La Biblioteca ideal está hecha para un lector en particular. Todo lector debe sentir que él o ella es el elegido.

2) Sobre la puerta de la Biblioteca ideal está escrita una variación del lema de Rabelais. “Lys ce que voudra” (en el texto impreso en mayúsculas) “lee lo que quieras”

3) La biblioteca ideal es tanto virtual como material. Permite toda tecnología, todo recipiente, toda manifestación de texto.

4) La biblioteca ideal es de fácil acceso. Ni escaleras altas, ni explanadas resbaladizas, ni una confusa multiplicidad de puertas, ni guardias intimidantes deben interponerse entre el lector y los libros.

5) La Biblioteca ideal tiene asientos cómodos pero firmes con descansabrazos y respaldos curvos, como los de la lamentable Salle Labrouste de la Bibliothèque Nationale de France.

6) En 1250, Richard de Fournival comparó la biblioteca ideal a un” hortus conclusus”, un jardín cerrado.

7) La biblioteca ideal tiene cálidas paredes de ladrillo o madera, y también frescas ventanas de vidrio que dan a vistas apacibles. La biblioteca nunca es un hortus completamente conclusus.

8)La biblioteca ideal contiene sobre todo, pero no únicamente, libros. También colecciona mapas, cuadros, objetos, música, voces, películas y fotografías. La biblioteca ideal es un lugar de lectura en el sentido más amplio del término.

9) La biblioteca ideal le permite a cada lector tener acceso a los estantes. Al lector se le debe de dar la libertad de los encuentros fortuitos.

10) Ningún estante en la biblioteca ideal está más alto o más bajo que el alcance del brazo del lector. La biblioteca ideal no requiere de acrobacias.

11) En la biblioteca ideal nunca hace demasiado frío ni demasiado calor.

12) La biblioteca ideal organiza sin etiquetar.

13) Ninguna sección de la biblioteca ideal es definitiva

14) El mapa de la biblioteca ideal es su catálogo

15) La biblioteca ideal tiene acceso fácil y abundante comida, bebida y fotocopiadoras.

16) La biblioteca ideal es tanto aislada como frecuentada, íntima y abierta a las relaciones sociales, pensada para la reflexión y para el diálogo, parsimoniosa y generosa, erudita y preguntona, llena de la desesperación de muchos y de la esperanza de los que aún no se ha leído

17) La biblioteca ideal encierra la promesa de todo libro posible.

18) Cada libro en la biblioteca ideal hace eco en otro.

19) La biblioteca ideal es una antología eterna que siempre se renueva.

20) La biblioteca ideal nunca cierra.

21) En la biblioteca ideal se puede garabatear en los libros

22) La biblioteca ideal es a la vez popular y secreta. Alberga todos los clásicos conocidos y todos los clásicos que sólo conocen unos cuantos lectores. 

23) En la biblioteca ideal, la tarea del lector es subvertir el orden establecido.

24) La cantidad de libros en la biblioteca ideal varía. Se dice que la biblioteca de Alejandría albergaba setecientos mil rollos; las estanterías de Jorge Luis Borges contenían apenas quinientos volúmenes; el campo de concentración de Birkenau tenía una biblioteca clandestina de ocho libros invaluables que cada noche había que ocultar en un lugar distinto.

25) Aún cuando está hecha de paredes y estantes y libros, la biblioteca ideal está en la mente. La biblioteca ideal es la biblioteca recordada.

26) La biblioteca ideal sugiere un texto continuo sin un principio discernible ni un final en el futuro predecible.

27) En la biblioteca ideal no hay libros prohibidos ni recomendados.

28) La biblioteca ideal le es familiar tanto a San Jerónimo como a Noam Chomsky.

29) En la biblioteca ideal ningún lector siente jamás que no es bienvenido

30) Cada página de la biblioteca ideal es la primera. Ninguna es la última.

31) Como las cajas en el cerebro de Paul Valéry, la biblioteca ideal tiene secciones llamadas: Para estudiar en mejor ocasión. Para nunca pensar en ello. Inútil adentrarse más. Contenido sin examinar. Asuntos sin sentido. Tesoro confirmado que sólo puede examinarse en una segunda vida. Urgente. Peligroso. Delicado. Imposible. Abandonado. Reservado. !qué otros se encarguen! Mi punto fuerte. Difícil etc.

32) La biblioteca ideal desbarata la maldición de Babel

33) La biblioteca ideal simboliza todo lo que una sociedad representa. Una sociedad depende de sus bibliotecas para saber quién es, porque las bibliotecas son la memoria de la sociedad.

34) La biblioteca ideal puede crecer infinitamente sin exigir más espacio físico y puede ofrecer el conocimiento de todo sin exigir más tiempo físico. Como una hermosa imposibilidad, la biblioteca ideal existe fuera del tiempo y fuera del espacio.

35) Los antiguos osarios tenían una inscripción ” Como te ves, yo me vi; como me ves te verás”. Se puede decir más o menos lo mismo de los libros de la biblioteca ideal y de sus lectores.

36) La biblioteca ideal no es un osario.

37) Algunas de las bibliotecas más antiguas estaban a cargo de sacerdotes egipcios, quienes proporcionaban a las almas difuntas libros para guiarlos por el reino de los muertos. La biblioteca ideal mantiene esta función de guiar almas.

38) La biblioteca ideal renueva y a la vez preserva su colección. La biblioteca ideal es fluida.

39) Hay ciertos libros que son, en sí mismos una biblioteca ideal. Moby Dick de Melville, la Divina Comedia de Dante, las Mémoires d´outretombe” de Chateaubriand.

40) En la biblioteca ideal no hace falta ninguna brújula. Su apariencia física es también su estructura intelectual

41) El arquitecto de la biblioteca ideal es, antes y más que nada, un lector ideal.

42) La tarea imposible de todo tirano es destruir la biblioteca ideal.

43) La tarea imposible de todo lector es reconstruir la biblioteca ideal.

44) La biblioteca ideal (como todas las bibliotecas) guarda por lo menos una línea que fue escrita exclusivamente para ti.

En estos momentos en que los futurólogos, nos bombardean con preguntas del estilo de ¿Por qué tener bibliotecas llenas de libros? o ¿por qué desperdiciar espacios valiosos para almacenar masas infinitas de texto impreso? Viene bien leer a los amantes de la lectura y de las bibliotecas como Alberto Manguel.
Ojalá que cada lector encuentre su biblioteca ideal.

27

Mar / 2013

A vueltas con la Wikipedia

Autor:

El día 25 de enero tuvimos la suerte de tener en San Sebastián a Carme Fenoll, directora del servicio de bibliotecas de la Generalitat de Catalunya y a Alex Hinojo embajador, impulsor del proyecto “Glamwiki” catalán.

La primera sesión la hicimos en  la Sala Duque de Mandas, de la Biblioteca Municipal.  El donostiarra, Fermín Lasala Collado,  Duque de Mandas legó a la Biblioteca municipal de San Sebastián su biblioteca personal que contenía  una de las ediciones completas de la Enciclopedia de Diderot y D´Alembert y curiosamente, en el libro, la Wikipedia de la A a la W , su autor Tomas Saorín establece una similitud entre los dos proyectos, el de Jimmy Wales hoy en día en el siglo XXI y el de Diderot en el siglo XVIII. Los dos proyectos reciben muchas críticas desde el sistema establecido. Las dos enciclopedias luchan por los recursos económicos, acallan las críticas y  terminan imponiéndose.
Tomás Saorin también cita el estupendo ensayo de Philipp Blom “l´Encyclopédie” . En el siglo XVIII, los enciclopedistas se jugaban mucho, la libertad.

Taller formativo
De esta sesión surgió la necesidad de hacer un taller formativo. Taller que hemos realizado el 1 de marzo, en la biblioteca Central Infantil. La colaboración en la  wikipedia tal y como ha explicado Alex Hinojo no consiste sólo en la redacción de artículos, la modificación de los mismos, la inclusión de las referencias.
Las instituciones culturales y educativas pueden cumplir mejor su función social dedicando una parte de sus recursos a la construcción de Wikipedia.
Bibliotecarios, archiveros conservadores de museos, profesores de bachillerato.. tenemos una posibilidad de cambiar el modelo de difusión del conocimiento como agentes que transmitimos educación y cultura.

Una de las áreas de colaboración es la conocida como GLAM. Siglas provenientes de Galleries, Libraries, Archives and Museums.

¿Qué podemos hacer como bibliotecas?

Wikimaratones.  Una wikimaratón, es una actividad donde un grupo de wikipedistas están físicamente en un lugar-a menudo una biblioteca- para ampliar lo máximo posible un artículo y o temática determinada de la enciclopedia. Se han hecho wikimaratones en Cataluña para ampliar el artículo de Xabier Miserachs, Joan Miró, Angeles Santos Torroella… Los bibliotecarios proporcionan bibliografía de calidad y los wikipedistas solo necesitan conexión a Internet, una mesa y una silla.

Liberación de imágenes.
Wikipedia es un lugar con mucha visibilidad y cada vez más instituciones culturales quieren que sus colecciones sean lo más accesibles para todos. El repositorio de imágenes de la Wikipedia se llama Wikimedia Commons. Todo el contenido que figura en este portal,  está con licencia Creative Commons o de dominio público. Un ejemplo la Biblioteca Museo Víctor Balaguer colgó su pinacoteca en el 2011 en Wikipedia.

Liberación de textos.

Algunos museos, la biblioteca de Palafrugell han modificado el aviso legal de su web para hacerla compatible con Wikipedia. De este modo al cambiar los derechos de reproducción se pueden crear decenas de artículos reaprovechando textos ya generados por un museo, archivo o biblioteca. La visibilidad de los mismos en la wikipedia es mucho mayor que en las webs institucionales.

El wikipedista residente.

Es un editor de Wikipedia que trabaja conjuntamente con la institución y pone el conocimiento de la misma en los artículos de wikipedia. Esta persona favorece que se creen puentes entra la comunidad de editores y los profesionales de las instituciones culturales. Podemos citar el ejemplo de la Bristish Museum dónde trabajó un wikipedista residente. Alex Hinojo fue wikipedista residente del Museo Picasso. La biblioteca de Palafrugell tuvo wikipedista residente.

Los concursos

Es una buena manera de dinamizar comunidades. Alex Hinojo nos puso el ejemplo del British Museum que organizó un concurso dónde pedía a la comunidad mundial que hicieran artículos sobre sus colecciones. Se premiaban los cinco mejores artículos de calidad con un lote de regalos. Fue un exíto.

Programas educativos.

Se puede colaborar con los centros educativos de varios niveles. Cataluña lo está haciendo con los colegios, pero también se puede hacer con las Universidades. Se trata de que los alumnos en vez de hacer los trabajos en papel o en un power point mejoren los artículos de la Wikipedia. La labor de la biblioteca es formativa y proveedora de fuentes de referencia. El profesor corrige directamente en la wikipedia.

Hay más ejemplos de colaboración pero los arriba citados ya muestran que hay un campo de trabajo interesante.

En la reunión mensual, la del mes de marzo,  mi equipo de bibliotecarias me ha transmitido la necesidad de más formación. Por lo tanto hemos abierto un camino pero iremos poco a poco. Los contactos con Euskal wikipedia que ha hecho Mediateka Tabakalera han dado su fruto. En la reunión del 1 de marzo contamos con el wikipedista Jose Mari Sarasola.

Mediateka Tabakalera u otra institución cultural de Euskadi seguro que cogerá el testigo y eso ya es positivo.

Termino recomendando el libro de Tomás Saorín, muy completo y con ideas para el futuro.

06

Jun / 2012

Aniversario de la Biblioteca de Muskiz

Autor:

Post redactado por la bibliotecaria Ana Ruiz de la Biblioteca Central Infantil

El pasado día 23 de mayo pudimos disfrutar de una Jornada muy interesante con motivo de la celebración del 25 aniversario de la Biblioteca de Muskiz.  Fernando Juárez, bibliotecario de Muzkiz desde hace 23 años, organizó una Jornada distendida y agradable en la que tuvimos oportunidad de escucharle a él  y a  personas tan renombradas en el ámbito bibliotecario como son Jordi Serrano, bibliotecario de la Universitat Politécnica de Cataluña, y Jose Antonio Merlo Vega, director de la red de bibliotecas Universitarias de Salamanca.
Aunque la invitación venía acompañada de un programa, la Jornada se convirtió en una reunión de amigos y colegas los cuales, en torno a unas tazas de café con pastas, reflexionamos sobre la situación de las bibliotecas, la necesidad de crear contenidos, la importancia de compartir información, la necesidad de ser cada vez más visibles, la importancia de difundir las actividades.
En definitiva, aunque en algunos momentos afloró el pesimismo recordando la situación económica que estamos viviendo, finalmente todos llegamos a la conclusión  de que, a pesar de todo, el papel de las bibliotecas sigue siendo fundamental en la sociedad actual.

A pesar de la crisis y  la falta de recursos las bibliotecas tienen que desempeñar un papel mediador y tienen que acercarse al usuario utilizando cada vez más los recursos digitales tan presentes en nuestra sociedad.
Todos tenemos muy claro hacia donde tenemos que ir, a ver si somos capaces de transmitir ese entusiasmo a la  sociedad. Felicidades Muskiz!

Invité a la bibliotecaria Ana Ruiz, a que escribiera este post. Quería hacerme eco de esa jornada en mi blog. Para terminar una recomendación el informe de situación de  Fernando Juárez “Evolución de la web social en 2010 ” en el Anuario ThinkEPI 2011, v5. pp 146-154 

09

Feb / 2012

La Mediateca de Alfortville , lugar de encuentro para el barrio

Autor:

Alfortville mediateca biblioteca alrededores de ParisDurante mi estancia en Paris, he visto muchas bibliotecas y la de Alfortville me gustó mucho.  Alfortville tiene para una población de 44.000 habitantes 94.880 libros, 27370 audiovisuales y 150 suscripciones.
Alfortville, mediateca abierta

 

La “Mediateca de Alfortville” está en Val de Marne, alrededores de Paris. La voluntad delos alcaldes de esta zona,  es la de crear una red de mediatecas. Ya están construyendo la de Créteil, y también  van a construir la de Limeil-Brevannes con el objeto de transformar estos barrios y ofrecer lugares de encuentro en estas zonas desfavorecidas.
La mediateca de Alfortville se abrió el año 2007 en marzo, y el arquitecto que concibió el proyecto fue Olivier Souquet.

Planta baja
Fachada norte. Se encuentra la zona de acogida, las inscripciones, autopréstamo y devolución de documentos. La sección de prensa, diarios, y la colección local.  Además se encuentra el sector arte, música y cine. En  todas las materias todos los formatos están juntos cds, DVDS, partituras, documentos impresos y revistas.  El espacio auditorio se llama Eclipse y hay una programación fija hecha por las bibliotecarias.
.
En la fachada sur está la zona infantil con un espacio propio para la hora del cuento que ellos llaman “Le Chaudron”  .

Primer piso

Se encuentran el resto de las materias en todos los soportes. El concepto de fuera tabiques se aplica no solo a las colecciones también a los espacios multimedia que no están cerrados. Los ordenadores se ofrecen directamente no hay una zona de ordenadores y otra de libros.

En esta planta están las zonas de trabajo interno, separadas solo con tabiques que permiten la visibilidad.
En el segundo piso los almacenes, la sala de reunión y una sala para comer.

Destaca en la mediateca los pilares blancos o fagots (traducción literal haz de leña, gavilla ) Es la marca del arquitecto. La mediateca se pensó como un gran almacén cultural, como un lugar abierto dónde los publicos se mezclan, los soportes también y para ellos éste es el gran logro del proyecto.

El arquitecto ha cuidado todos los detalles con la complicidad de las bibliotecarias. Los mostradores de la zona de acogida son muy estilizados y originales. Sofás de color naranja, blanco para las mesas y las sillas, negro para las estanterías metálicas. En la planta baja madera parquet y en el primer piso moqueta de color rojo. El conjunto es elegante y muy apreciado por el usuario que se ha sentido a gusto desde el principio. En 2008 los nuevos socios han aumentado en un 74% y los préstamos en un 118%.

Para terminar esta mediateca es un ejemplo de cómo una biblioteca puede convertirse en el tercer lugar de una ciudad. Los ciudadanos están orgullosos de su mediateca, se la enseñan a sus amigos de fuera, como si se tratara de un monumento

Seguir leyendo

27

Ene / 2012

Hemos abierto la nueva Biblioteca en Intxaurrondo Berri

Autor:

Isabel Vesga responsable de la Biblioteca de Intxaurrondo Berri de San sebastiánEste primer post del año 2012,  es sobre la nueva biblioteca de la red, que hemos abierto en el Barrio de Intxaurrondo, el pasado mes de diciembre. Se trata de un traslado. Decimos adiós a la biblioteca ubicada en el paseo de Gaztela 2 y desde el 17 de diciembre préstamos servicio en la nueva ubicación, Paseo de Otxoki 218.
El nuevo centro cultural consta de dos plantas y comparte edificio con el polideportivo municipal. La nueva biblioteca  se encuentra en la planta baja. La anterior tenía 280 metros cuadrados y la actual 1.010 metros cuadrados.  La superficie se distribuye en una única planta con un patio central decorado con material reciclado por tres jóvenes artistas urbanos.
Patio central de la Biblioteca de Intxaurrondo berriEl patio central tiene  183 metros cuadrados y los lectores que buscan tranquilidad podrán salir a leer.
Han sido cuatro años de trabajo, cambios en el proyecto pero podemos decir que es una de las mejoras bibliotecas  de nuestra red. Los arquitectos encargados de la obra han sido Patxi Gastaminza y  José Javier Uranga del estudio Urgari. Han sido muy receptivos a nuestras propuestas.

Seguir leyendo

26

Dic / 2011

La Mediateca Marguerite Duras de Paris

Autor:

Biblioteca Marguerite Duras sección música ParisEntre las visitas a bibliotecas que he hecho dentro del programa “Séjour Culture Bibliothèque” o Estancia Cultura Biblioteca” organizado por la Casa de las Culturas del Mundo, está la de la Mediateca Marguerite Duras, ubicada en el distrito número 20 de Paris

El término Mediateca es francés y hace referencia a la existencia de todos los soportes en las bibliotecas. Muchas veces se utiliza para destacar la modernidad en contraposición al término tradicional de biblioteca.
La Mediateca se encuentra en un barrio en plena transformación y comparte el edificio con 200 apartamentos que tienen una entrada separada. Los arquitectos que concibieron el conjunto fueron  Roland Castro y Sophie Denisoff.
El barrio tiene una población aproximada de 182.962 habitantes y la mediateca se abrió el 12 de junio del 2010.

Los materiales que se han empleado en la construcción son el vidrio, el hormigón y la madera. La superficie total  de la mediateca es de 4.200m2

Seguir leyendo