X

Bidali zure gomendioak

Parte hartu gure blogean

Malvados, John Connolly

Malvados es una novela independiente de la famosa serie del detective Charlie Bird Parker, aunque acá nos regale con un cameo.
Ello no obsta para que sea un gran texto y mezcle, una vez más y con gran maestría, los dos ingredientes favoritos de Connolly: la intriga paranormal y la violencia más dura y absoluta.
Es en Santuario –como es lógico una inhóspita isla poblada de una fauna muy peculiar (no hay un solo personaje “normal”)- donde tienen lugar dos series de acontecimientos: unos en 1693 y otros en la actualidad, que no son otros que la muerte y la violencia en toda su crudeza  y magnitud.

En todo este baño de sangre destaca Joe Dupree o Joe el Melancólico, el sheriff de Santuario, tipo reservado, tranquilo, hermético, taciturno, con un físico imponente, cuya honradez y bondad están por encima de toda duda, gran conocedor de la isla y de sus habitantes y de todos sus secretos. Él reconoce las señales que avisan de la catástrofe y es el único que podrá hacer frente al Mal -con mayúsculas-  poniendo su vida en juego.
También estará al quite la policía novata, recién llegada, Macy, que luchará con todas sus fuerzas para evitar que la banda de Moloch arrase la isla.

Es el de Santuario un universo muy particular y que da mucho juego a la narración: sólo se puede salir y entrar en ferry, la naturaleza tiene vida propia (es el puntito poltergeist), no dejan de ser isleños con lo que ello conlleva, … y sólo un grupo de iniciados, entre los que se encuentra el propio Dupree,sabe descifrar sus terribles secretos.

Por otro lado Moloch y su banda, exconvictos, sin entrañas, que gozan del mal y del placer que les causa producirlo, recorrerán el largo camino hasta la isla dejando huella de su paso. Moloch busca venganza, busca sangre, busca a Marianne …y no parará hasta encontrarla.

El choque de trenes está servido y sólo nos queda esperar ver como Connolly ata los cabos, moviliza a los personajes y nos vuelve a una vez mas a sorprender…  a no ser que los antiguos habitantes de Santuario vuelvan a reclamar su sitio.. a sangre y fuego.El final, nos guste o no, ya está escrito, sólo queda descubrirlo.

Estambul, Joseph Kanon

Es en blanco y negro y es una de espías… Reza la publicidad que “estamos ante la mejor novela de espionaje de los últimos tiempos”.
Pues bien, Estambul, de Joseph Kanon, tiene ingredientes más que de sobra para ello: años 50, en plena guerra fría, ir y venir de espías, consejeros, comisarios políticos…los grandes hoteles como centros de información y desinformación, ideales para ver y dejarse ver…

En este contexto se desarrolla la acción –trepidante por cierto- de la última novela de Kanon. Si ya por El buen aleman sabíamos de su buen hacer tanto en lo que cuenta como en lo bien que lo cuenta, con Estambul da una nueva y certera lección de savoir faire.
Si bien el escenario no es Berlín sino el Cuerno de Oro, los personajes y las situaciones están tan bien o mejor descritos y dispuestos que en aquélla.

Los avatares del protagonista, León Bauer, en una selva de amenazas, francotiradores, judíos en fuga, malas conciencias…son verdaderamente electrizantes.
El ritmo no decae en ningún momento ni tan siquiera en los “affaires” o en la peculiar relación de León con su esposa.
La trama está marcada por el asesinato de dos americanos y el “cambio de cromos” con criminal de guerra de por medio. La trama está marcada a su vez por los judíos que huyen a Jerusalen a cambio de autenticas fortunas. Y en la trama tampoco falta una hermosa historia de amor, acrecentada por la decencia de nuestro hombre, por su capacidad de entrega y de discernir entre el bien y el mal.
Demasiado “legal” para ser espía, León irá desplegando su capacidad de supervivencia , para finalizar en la opción más ¿lógica?…

La lectura pondrá a prueba la paciencia del lector que página a página se verá envuelto en los encantos de Estambul y de una época que, tan bien retratada en las “pelis” americanas de los 50, no nos es tan extraña.
Es en blanco y negro y es una de espías… de las buenas.

Silas Corey: la red Aquila, Fabien Nury eta Pierre Alary

Tengo entre manos un cómic del mainstream francés que me ha entretenido bastante, cosa que, en mi caso al menos, no es algo muy frecuente. No soy yo muy dado a la bande dessinée del país galo (me quedé en Astérix y de ahí no he pasado, qué le voy a hacer). Entonces para qué meterme en jaleos, se preguntarán ustedes, si aparentemente no soy el público-target para este tipo de obra. Pues sencillamente porque una tarde tonta la tiene cualquiera. Y también porque el tal Fabien Nury que firma el guión me rondaba la cabeza por algo positivo que había leído vaya usted a saber dónde, vaya usted a saber cuándo. Y además porque ya la primera página me atrapó: plano contrapicado a doble página, soldados franceses saltando por encima de una trinchera y la leyenda “Primavera de 1917”. Ahí me has pillado. Sensible que es uno.

 

A continuación aterrizamos de golpe en pleno París de la Gran Guerra. Y eso mola mucho. Y conforme vamos pasando páginas nos topamos con una historia a base de intrigas, espionaje de altos vuelos y un objeto que puede cambiar el transcurso de la Historia. Todo ello protagonizado por antihéroes, antiheroínas, antivillanos, antibelicistas, antipacifistas… En fin, todo un sarao. ¿Más visto que el tebeo? Tal vez. Pero funciona.

 

El tipo de dibujo que presenta no es algo que de entrada me atraiga demasiado. Cabe destacar que el dibujante Pierre Alary participó en la realización de la película de Disney Tarzán, con lo que supongo os haréis una idea de por dónde van los tiros. Pero, maldita sea, hay que reconocer que este tipo tiene sentido del espectáculo, de la acción y un concepto visual muy cinematográfico, sobre todo a la hora de dotar de dramatismo a las situaciones y a los escenarios (atención a la secuencia en las Galerías Lafayette).

 

Así pues, creo que va siendo hora de que deje Astérix a un lado y empiece a conocer mundo…

 






 

Etiopia, Bernardo Atxaga #liburubatistoriobat

Bernardo Atxaga
Etiopia
Erein, 1978
105 orrialde, 21 cm
ISBN 8475680194

 

Arantxak bota zuen galderari erantzun eta bide batez, #liburubatistoriobat ekimenarekin bat egin nahi nuke honekin.
1985eko urtarrila, gabonak bukatu berriak, etengabe ari zuen elurra eta Euskal Herria erabat kolapsatu zen. Lanetik korrika atera behar izan nuen isolatuta geratu nahi ez banuen eta jende asko oinez itzuli behar izan zuen etxera. Halako egun ahaztezinean, etxeko goxoa eta liburu bat: Etiopia. Orduan ez nekien baina deskubritzen ari nintzen munduaren nire mapan betirako iltzatuta gelditu zen. Gaztaroaren mugarri. Geroago etorriko zen Henry Bengoa Inventarium. KRA. Aurreko igandean Ruper Ordorika Donostian. Denbora-hari bereko beste muturrean. Tartean, Sarrionandia (Narrazioak). POTT.
Egun hartan Europa elurrak blokeatuta zegoen baina niretzat han zeuden zerumuga eta zeruaren urdina. Une batez bederen, mundua perfektua izan zen eta gu zorioneko.

La verdad sobre el caso Harry Quebert, Jöel Dicker

Multipremiado  -Goncourt des Lycéens, Gran Premio de Novela de la Academia Francesa, Lire a la mejor novela francesa- superventas, tan adorado como denostado, el libro de Jöel Dicker no era un libro que me apeteciera leer precisamente.

Sin embargo varios colegas me insistieron porque según ellos enganchaba desde el principio y tenía una gran parte de misterio y otros ingredientes que hacían de sus 660 paginas casi un paseo.

Que sea atractiva y no aburra ya es todo un mérito, y si a ello le añadimos que su autor apenas llega a la treintena… en fin, pues a ello.

La verdad sobre el caso Harry Quebert es una buena novela: gran variedad de personajes en un entorno pintoresco y limitado que hacen del dicho “pueblo pequeño, infierno grande” una verdad.

En este lugar, en Aurora, se darán una serie de acontecimientos haciendo del refrán una certeza: la aparición de un cadáver 30 años después, abrirá la caja de los truenos. Cadáver de una quinceañera, gran amor del escritor Harry Quebert que se enfrenta a la vez a los cargos de asesinato y al estigma de haber mantenido relaciones con una menor.

Sin embargo, este es solo el punto de partida de una novela-rio (se va moviendo a través del tiempo), con giros y revueltas constantes que, tan pronto te señalan a un personaje como asesino como que, con claridad meridiana, te presentan tres posibles agresores más.

Una sociedad provinciana y pueblerina, malos tratos, luchas de poder… y la historia de amor de Nola y Harry (¿?).

El hilo conductor –otro escritor, Marcus Goldman, amigo de nuestro protagonista- nos guiará por Aurora en lo que para unos es una mezcla de Twin Peaks y Lolita de Nabokov y, para otros solamente una banal lectura de playa.

Lo dicho, la obra de Dicker ha cosechado todo tipo de críticas, pero a mi modo de ver que una persona tan joven consiga captar nuestra atención y mantenerla  -recordemos la gran extensión de la novela- ya es suficiente para darle crédito.

Además lo que a unos les parecen díalogos burdos, personajes de cartón, o retratos costumbristas vacuos, a otros se les presentan como una hermosa historia de amor, un amor tan fuerte como inocente, y unos personajes que, como mínimo, se hacen querer.

Cada uno de ellos compone su propio universo y es casi tan protagonista como los mismísimos Harry y Nola.

Es pues en esta amalgama de sentimientos, pasiones, culpas, pasados oscuros, arrepentimientos, deseos… con todo un pueblo cuyas historias se interrelacionan, donde Marcus intentará hallar la verdad y procurar la libertad de su gran amigo y mentor Harry.

Al lector le queda la ardua tarea de bucear entre las páginas de la novela e intentar a su vez dar con la verdad o, mejor dicho, las verdades sobre el caso de Aurora. Al final, el asesinato de Nola –de las múltiples Nolas- se revelará como lo menos interesante de la narración en sí.

Ha vuelto, Timur Vermes

Estamos ante un dilema ético ¿podemos reirnos absolutamente de todo?, ¿hay límites a lo que admite la sátira y lo que no? En Alemania llevan preguntándoselo desde la salida al mercado de Ha vuelto de Timur Vermes.
Pero ¿quién o qué ha vuelto? Con una portada superefectista, la respuesta esta servida: Hitler ha vuelto y parece que para quedarse.

Esta novela tiene toques de Wilt de Tom Sharpe e incluso nos recuerda al alienígena Gurb en el cuerpo de Marta Sanchez en Sin noticias de Gurb de Eduardo Mendoza. Porque, no se lo pierdan, Hitler despierta en un descampado en la actualidad vivito y coleando y ligeramente despistado ante lo que le rodea.

Sin embargo esta desorientación será corregida rápidamente por sus inmensas capacidades de adaptación al medio y enseguida intentará ocupar de nuevo su lugar “natural”.

Uno se ríe un rato con las andanzas del personaje que, aunque todo el mundo da por hecho que es un actor en busca de una oportunidad en el mundillo televisivo, no hace más que de sí mismo con toda su apabullante “personalidad”.
En primera persona, el autor nos desgrana “perlas” fantásticas, es como si el dictador en persona nos estuviera haciendo partícipe de sus impresiones .

Si bien el presente le confunde : el “interred”, el móvil, la cantidad de turcos por metro cuadrado, que nadie se salude “a la romana”, que la cancillera sea una matrona entrada en carnes, que Berlín aparezca nuevecito tras tanto bombardeo aliado…..pronto intentará ponerse al día, controlar el sistema e intentar acceder al poder.

¿Podrá conseguirlo? ¿Son tan tontos los alemanes como para dejarse llevar de nuevo por este individuo? ¿Qué peso tienen los medios de comunicación en todo este embrollo?

No pasará a la historia como la gran novela del milenio, pero ya tiene mucho mérito en que nos haga pensar un poco hasta qué punto la sátira lo puede tocar todo o hay temas que, queramoslo o no, son intocables (recordemos el revuelo que se ha montado en e-bay con la subasta de “recuerdos” del holocausto). Uno se pregunta asimismo si tal ejercicio de humor podría hacerse en este país, tan amigo de la chanza, con figuras tan “sensibles” como Franco… u otras más cercanas como Aznar…

 

Xabiertxo, #liburubatistoriobat

Xabiertxo liburuaren azalaIsaac Lopez Mendizabal
Xabiertxo
Tolosa, 2013
144 orrialde, 20 cm

 

Post honetan Liburu Dantza blogak Koldo Mitxelena kulturunea zoriontzen du bere 20. urteurrenean. Liburu Dantzak oso memoria laburra dauka baina liburuzainok oso ondo gogoratzen dugu Koldo Mitxelenaren inauguraziok egin zigun zirrara, bereziki liburutegiko altzariak, liburu berriz betetako apalak, irakurketa aretoak, fondo gordeak, ordenagailuak… Hogei urte ondoren Koldo Mitxelena erreferente nagusi bat da eta ospakizun berezi bat antolatu du. Gure liburu kuttunen argazkiak Instagramen partekatzera gonbidatzen gaituzte #liburubatistoriobat traolarekin .

Nire aukera egiterakoan haurtzaroaz gogoratu naiz, hain zuzen gaurko Koldo Mitxelena eraikinatik oso gertu, Artzai Onaren plazan bertan Karmele Esnalen ikastola zegoen. Nik han ikasi nuen irakurtzen Martin Txilibiturekin, ondoren Xabiertxo izan zen gure ikasketa liburua, oraindik etxean daukat gordeta eta #liburubatistoriobat ekimenerako proposatzea erabaki dut.

Eta zein da zure liburu kuttunena? Zein da zure #liburubatistoriobat?;

Euli-giro, Uxue Alberdi

Euli-giro liburuaren azalaUxue Alberdi
Euli-giro
Susa, 2013
139 orrialde, 22 cm, 17,50 €
ISBN 9788492468478


Uxue Alberdik ipuin liburu berri bat idatzi du, bigarrena. Lehenengoa Aulki bat elurretan izan zen eta 2007an argitaratu zuen. Euli-giro izenburua duen honetan, guztira bederatzi ipuin dira eta Susa argitaletxearen webgunean banaka irakurtzeko aukera ematen zaigu:

Sautrela saioan Hasier Etxeberriak egindako elkarrizketaren bideoan liburuari buruzko argibideak ematen zaizkigu:
http://youtu.be/4Ok1rFb4N-4Gehiago irakurri

Herejes, Leonardo Padura

No descubrimos nada nuevo si decimos que Leonardo Padura es un gran contador de historias tanto en fondo como en forma. Así, el autor cubano nos regala los más fantásticos relatos  -en el caso que nos ocupa nos pasea por La Habana de los 50 hasta nuestros días y por el Amsterdam de los Vermeer, Hals… con un cuadro “maldito” y los avatares de tres generaciones de judíos como ingredientes principales- con una prosa poderosa, ágil y trufada de localismos que la hacen aún más interesante y vital.

Padura es un narrador nato, un todo terreno y encuentra en su personaje Mario Conde, –que no cunda el pánico que no se trata del banquero de la gomina indestructible- un alter ego que le ayuda a pasearse por su ciudad, hablar de lo humano y lo divino, retratar la caída de un sistema lleno de “creyentes”, acercarse a una generación totalmente desencantada (la de los 90 que vió derrumbarse el sueño del socialismo) y, a la par, llegar al fondo de  los más diversos casos, no en vano el señor Conde ha sido policía y ahora es detective a tiempo parcial (el resto del tiempo lo dedica al deporte nacional cubano,  “resolver”).

La trama: Elías Kaminsky requiere los servicios del detective Conde a fin de averiguar el paradero de un cuadro de Rembrandt perteneciente a su familia desde tiempo inmemorial. Sin embargo Elías persigue algo más: descubrir la verdadera historia de su familia y, en concreto, la de su padre Daniel.
La familia quedó disgregada cuando el buque St.Louis, tripulado por judíos huyendo de los nazis, tuvo que volverse por donde había venido –poco antes de la caída de Fulgencio Batista- y son esos “agujeros” temporales los que Elías quiere investigar junto con Conde.

Como veís, se trata de un argumento de dimensiones colosales, pero que en la pluma de Padura pasa a ser todo un ejercicio de dominio del idioma y de los tiempos.
Mención especial su manera de tocar la fibra como en el caso de la historia de la negra Caridad Sotolongo o la aventura del pelotero de los Tigres de Marianao, Orestes “Minnie” Miñoso, cuya foto presidía la mesilla de noche de Daniel.
También es una larga lista de pérdidas: la familiar (pierden a sus padres y a su hermana en el Holocausto), la del valioso cuadro…. y sobre todo es la historia de la lucha por las creencias, la fe en uno mismo y el desarraigo de ser de varios sitios y no ser de ninguno, de ser judío y no querer serlo, de no ser judío y entender al fin que sin raíces un hombre no es un hombre, de creer o no en una revolución que agoniza….

Personajes de una pieza, tanto los principales (el propio Conde, Pepe Cartera, Daniel Kaminsky..) como los no menos importantes (El flaco y su panda –amigos de la infancia de nuestro Conde, amigos de los de verdad-, el jonronero Miñones, Tamara la mujer que siempre está con él y para él…)

Pues sí señor, que las andanzas de Conde y su fiel Basura II mantienen al lector con la atención al máximo… sobretodo si oimos campanas, campanas ¿de boda?… que este no es mi Mario que me lo han “cambiao”.

Cuestión de fe, Donna Leon

Hay novelas de suspense que relajan y detectives que confortan. Eso pasa con las novelas de Donna Leon y su comisario Brunetti: a pesar de los muertos, las corruptelas, los engaños y el “acqua alta”, nos llevan tranquilamente por una Venecia muy viva acercándonos a sus entresijos (la galopante corrupción, los problemas que causan los turistas, las edificaciones sin permiso…) de una manera casi casual, sutil y envolvente.

Para quien no conozca a Brunetti, señalar que nuestro amigo es un sabueso que nunca se despeina. Además de no portar armas, se caracteriza por realizar unos estupendos interrogatorios a base de escuchar y empatizar con el contrario. Así, nada de amenazas ni palabras malsonantes…
Brunetti es ante todo un caballero cuya vida pivota entre el trabajo  -siempre con su jefe Patta como cruz, y sus ayudantes Vianello –policía de raza- y la signorina Elettra –la reina de la informática- como fieles aliados – , y su hogar, cuyos integrantes dan su juego: la aristocrática y cultísima Paola y los hijos adolescentes de la pareja, Raffi y Chiara.

En esta entrega de la serie, Brunetti debe olvidarse de sus vacaciones en la montaña para enfrentarse a un nuevo caso: el asesinato de un miembro del Tribunal de Justicia del que todo el mundo señala que era un hombre bueno, alejado de la corrupción e hijo solícito.
Además, deberá ayudar a Vianello a desenmascarar a un supuesto adivino, que le está creando problemas familiares.

Vamos, que tenemos un Barcenas en los Tribunales, un ciudadano honorable con doble vida, un adivino sin escrúpulos que deja a su paso un rastro de dolor y muerte….suficientes ingredientes para componer una novela inteligente, con personajes alejados de los estereotipos, y que nos muestra una realidad de decadencia, falta de honestidad y credibilidad por parte de politicos y funcionarios.
Una realidad que, por cierto, no nos es tan lejana.

Apuntar que  para “vagos” y “multimedias” hay una serie de la televisión alemana basada en la serie  Brunetti disponible en DVD en la red de bibliotecas, que no está nada, pero que nada mal.
Sólo por ponerle rostro a los personajes que creamos en nuestra mente merece la pena echarle un vistazo…
Nada, !!!que nos vemos en Venecia ¡¡¡